COSTA NOTICIAS

Vuelve “Una Vaca por la Paz”, programa que ha beneficiado a más de 5000 campesinos vulnerables

La creadora de este programa netamente social la Senadora, María Fernanda Cabal, anunció que volverá a hacer realidad el programa Una Vaca por la Paz para los campesinos colombianos.

Fundagán se inspiró en un programa de la Fundación Heifer International, entidad que se convirtió en la más importante en materia de apoyo a las comunidades más vulnerables y ha auxiliado a 9 millones de familias en el mundo.

José Félix Lafaurie Rivera, presidente de Fundagán, afirmó que “Una Vaca por la Paz es el programa social pecuario más ambicioso del país”.

Valledupar, 4 de mayo de 2021.- Pronto volverá Una Vaca por la Paz de Fundagán, anunció la inspiradora y creadora de dicho programa quien fuera presidenta de dicha fundación y actualmente es senadora de la República, María Fernanda Cabal.
“¡Pronto y con la ayuda de muchos colombianos, retomaremos este maravilloso programa!”, resaltó la congresista a través de su cuenta de Twitter a la vez que resaltó las dimensiones económicas y sociales del mismo particularmente en el sector rural con las mujeres cabezas de hogar y sus familias.
A su vez José Félix Lafaurie Rivera, actual presidente de Fundagán, dimensionó en pocas palabras la gestión de la Senadora al afirmar también en su cuenta de Twitter que: “A la fecha Fundagán ha entregado más de 5000 vacas a igual número de familias vulnerables del país. Toda esta obra realizada por María Fernanda Cabal”.
El también presidente de Fedegán agregó que “Una Vaca Por La Paz es el programa social pecuario más ambicioso del país.

Fundación Heifer
La honorable senadora Cabal se refirió a la manera como se inspiró en este proyecto de alcance netamente social y explicó que es un modelo similar al de una fundación extranjera que ha sido de gran éxito y apoyo para las comunidades vulnerables del mundo.
“Hace unos años iba en un avión y al observar una revista de las que proporcionan las aerolíneas para que los viajeros disfruten de su lectura, me encontré con la imagen de una vaca y al leer el texto relataba la historia de un programa de la Fundación Heifer International”, recordó.
Quien creó esta fundación había sido un hombre que fue misionero durante la posguerra en Europa a través del Plan Marshall, mediante el cual contribuyó a alimentar a las personas de los sectores más necesitados de este país.
Dicho misionero entendió que el tema no era solo ofrecerles a las personas la leche como alimento, sino donarles los animales.
Así nació y se consolidó la Fundacion Heifer que es una organización mundial sin fines de lucro que trabaja para erradicar la pobreza y el hambre a través del desarrollo comunitario integral sostenible y basado en valores.
“Hoy en día es muy importante en el mundo. Incluso tiene más de 9 millones de familias vulnerables intervenidas, esto es, que ha apoyado al mismo número de familias”, especificó.
El proceso a seguir fue estudiar el programa y luego aterrizarlo en Colombia creando así, Una Vaca por la Paz.
Logramos unir la voluntad solidaria de los ciudadanos urbanos que siempre han querido darle algo al campo y no saben cómo hacerlo o qué canal utilizar, más la disposición de los ganaderos en ese mismo sentido.

Gran cena
Posteriormente se llevó a cabo una gran cena en el club El Nogal, entidad que donó el espacio junto con chef reconocidos quienes, a su vez, obsequiaron la comida respectiva. Para ese día vendimos las mesas y las boletas.
Intervino Ricardo Barreneche -quien es uno de los martillos más importantes de Colombia- para que se volviera una cena de remate.
“Con ‘Una Vaca por la Paz’, logramos ayudar a más de 5.000 familias campesinas de manera directa y más de 15.000 familias de manera indirecta”, puntualizó Cabal.

Madres cabeza de hogar
El citado programa se ha convertido en un apoyo fundamental para las mujeres cabeza de hogar del sector rural colombiano.
Con la donación de una vaca preñada por parte de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, estas mujeres tienen la oportunidad de vincularse a dicha actividad, desenvolverse en la misma y crecer con ella.
Con la entrega de la vaca comienzan a desarrollar sus actividades productivas y comerciales -con la venta de la leche específicamente- y de manera simultánea avanzan gradualmente en resolver la manutención económica de su familia.
“Recibí la donación de Una vaca por la Paz de Fundagán en momentos en los que vivía una situación muy crítica y esta se convirtió en el proyecto de vida para sacar adelante a mis 7 hijos pequeños”, comentó Flor Inírida Torres, beneficiaria del programa.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore