COSTA NOTICIAS

USA advierte que estará a partir de ahora más directamente conectada contra quienes persiguen y atacan el derecho inalienable a practicar una Fe, una religión

mike-pompeo-0Barranquilla, 25 de junio de 2019.- Este viernes el Secretario de Estado de los Estados Unidos presentó el informe anual y la misión en curso que lidera el Departamento de Estado para promover la libertad religiosa a nivel mundial. Misión que recordó no es solo una prioridad de la administración de Trump, sino también muy personal de él. “Durante muchos años, fui maestro de escuela dominical y diácono de la iglesia a la que asistía”, dijo.

Señaló que su actitud personal hacia el tema puede parecer inusual para algunas personas, pero fue claro en afirmar que es uno de los millones de estadounidenses, y miles de millones de personas en todo el mundo, que viven bajo el reconocimiento de un poder superior. Afirmó que ha menudo reflexiona sobre cómo la providencia de Dios lo ha guiado hacía esa oficina para defender la causa de Dios. Piensa además en cómo, cómo estadounidense ha tenido la bendición de disfrutar del ejercicio sin restricciones de la libertad religiosa, y enfatizó que esta es precisamente la primera libertad que se defiende en los Estados Unidos.

No obstante denunció que en gran parte del mundo los gobiernos y los grupos niegan a los individuos el mismo derecho inalienable. La gente es perseguida, esposada, encarcelada, incluso asesinada por su decisión de creer o no creer. Por adorar de acuerdo a su conciencia. Por enseñar a sus hijos acerca de su fe. Por hablar de sus creencias en público. Por reunirse en privado, como muchos lo hacen a estudiar la Biblia, la Torá o el Corán, entre otros.

Afirmó que los estadounidenses creen que este tipo de intolerancia es profundamente errónea, así se escucha entre los feligreses en cualquier mezquita, en cualquier iglesia, en cualquier templo de Estados Unidos, donde la opinión es la misma. Razón por la que la Administración Trump ha promovido la libertad religiosa como nunca antes en la agenda de política exterior del gobierno de los Estados Unidos. “Dadas nuestras grandes libertades, es una responsabilidad claramente estadounidense defender la fe en la plaza pública de cada nación”, especificó.

Anunció Michael Pompeo en esta fecha que se conmemora en el mes de julio “el Departamento de Estado, elevó la Oficina de Libertad Religiosa Internacional, junto con la Oficina del Enviado Especial para Monitorear y Combatir el Anti-Semitismo, dentro de nuestra organización”. Con efecto inmediato, cada una de estas dos oficinas estará reportando directamente al subsecretario de seguridad civil, democracia y derechos humanos, a Sam Brownback, el embajador general de la libertad religiosa, quien seguirá informándole directamente al Secretario de Estado.

Esta reorganización proporcionará a estas oficinas personal y recursos adicionales, y mejorará las asociaciones dentro de la agencia estadounidense,  y fuera de ella. También les capacitará para cumplir mejor sus importantes mandatos.

En Segunda medida afirmó que el lanzamiento del Informe Internacional sobre Libertad Religiosa para 2018, es como una tarjeta de informe que hace un seguimiento de los países para ver qué tan bien han respetado este derecho humano fundamental. En este orden de ideas entregó la buena noticia, de que en Uzbekistán, aún queda mucho trabajo por hacer, pero por primera vez en 13 años, ya no es designado como un país de interés particular. El año pasado, el gobierno aprobó una hoja de ruta de libertad religiosa. Quinientos mil presos religiosos han sido liberados, y 16,000 personas que fueron incluidas en la lista negra por sus afiliaciones religiosas ahora tienen permitido viajar. No obstante el Gobierno de los Estados Unidos espera ver reformas legales en los requisitos de registro, para que más grupos puedan adorar libremente y para que los niños puedan rezar en las mezquitas con sus padres.

En Pakistán, el tribunal supremo absolvió de blasfemia, a Asia Bibi, una católica, quien estaba condenada a pena de muerte y después de que pasó casi una década en prisión. Sin embargo, más de 40 personas continúan encarceladas de por vida, o se enfrentan a la ejecución bajo ese mismo cargo. Sin embargo aseguró que los Estados Unidos continua pidiendo su liberación y alienta al gobierno a que nombre a un enviado para abordar las diversas preocupaciones sobre la libertad religiosa.

Y en Turquía, a instancias del presidente Trump, liberaron al pastor Andrew Brunson, quien había sido encarcelado injustamente por su fe. Sin embargo también se continúa buscando la liberación de personal estadounidense empleado localmente allí. Además continúan en la búsqueda de la reapertura inmediata del Seminario Halki cerca de Estambul.

No obstante los logros anteriores, 2018 desafortunadamente, estuvo lejos de ser perfecto, expresó el Secretario de Estado.

Como en años anteriores, el informe traer de relieve nuevamente una escalofriante serie de abusos cometidos por regímenes opresivos, grupos extremistas violentos y ciudadanos individuales. Estados Unidos advirtió a todos aquellos que se oponen a la libertad religiosa, que los está observando muy atentos, y serán considerados responsable.

En Irán, la represión del régimen contra los bahá’ís, los cristianos y otros sigue sacudiendo la conciencia.

En Rusia, los testigos de Jehová fueron absurdamente calificados como terroristas, ya que las autoridades confiscaron sus propiedades y luego amenazaron a sus familias.

En Birmania, los musulmanes rohingya siguen sufriendo violencia a manos de los militares. Cientos de miles han huido o se han visto obligados a vivir en campos de refugiados superpoblados.

Y en China, la intensa persecución de muchas religiones por parte del gobierno practicantes de Falun Gong, cristianos y budistas tibetanos es la norma. El Partido Comunista Chino ha mostrado extrema hostilidad hacia todas las religiones religiosas desde su fundación. La fiesta exige que solo sea llamado dios él que el mandatario practica.

Añadió respecto de lo anterior que tuvo la oportunidad de reunirse en los Estados Unidos con algunos Uighurs, pero desafortunadamente, la mayoría de los Uighurs chinos no tienen la oportunidad de contar su situación. Es por eso que, en un esfuerzo por documentar el asombroso alcance de los abusos contra la libertad religiosa en Xinjiang, se ha agregado una sección especial al informe de China de este año.

“La historia no guardará silencio sobre estos abusos, sino solo si lo graban voces de libertad como la nuestra”, denunció Pompeo.

Finalmente, mencionó sólo una razón más por la que este informe es tan importante: “inspirará las conversaciones previas a nuestra segunda reunión ministerial anual para promover la libertad religiosa que tendrá lugar en los Estados Unidos a mediados de julio”.

Este año cree que asistirán 1000 personas que renovarán su celo por la misión de la libertad religiosa, entre los que él mismo Pompeo será uno de ellos. Recordó que el año pasado fue la primera vez en la historia que hubo una conferencia a nivel ministerial extranjero sobre la libertad religiosa, donde participaron representantes, activistas y líderes religiosos de prácticamente todos los rincones del mundo. Personas de todas las religiones que defienden los derechos humanos más básicos.

Tanto los Emiratos Árabes Unidos como Taiwán demostraron un liderazgo impresionante al organizar conferencias de seguimiento. Y el Fondo Internacional para la Libertad Religiosa, que fue lanzado para apoyar a las víctimas de la persecución y darles a los grupos las herramientas para responder, ya ha recibido millones de dólares, concluyó.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore