COSTA NOTICIAS

Uno se retira de una lucha, pero jamás se rinde. Por Luis Gabriel Carrillo Navas

“Hay momentos para retirarse, pero eso NO significa una rendición de ideales, convicciones, ni principios” 

La decisión de uno de los comités para la revocatoria de la Alcaldesa Claudia López de retiro de ese mecanismo de participación ciudadana, no la voy a criticar, otra cosa es que no la comparta, la acepto con suma decepción, pues a diferencia de muchos es muy fácil claudicar alegando falta de garantías sin dar completamente la pelea. Ellos tomaron la decisión, pero son una fracción de bogotanos afectados por la pésima gestión de una persona mitómana, arrogante, que maneja todo con improvisación y que ha impuesto la dictadura en la ciudad. Claudia López alias Nayibe Merkel.

Cada quien asume sus responsabilidades en las decisiones que toma, y el tiempo lo dirá, si ese retiro fue justo y correcto, no me compete decirlo no es mi estilo, pero sí tengo que señalar la desilusión, el aburrimiento y hasta el hastío que unos pocos decidan por otros, sea Claudia López como alcaldesa o el comité con su rendición.

Dejado de lado esta situación, es claro que con la excusa de la pandemia del Covid -19 o Coronavirus cualquier cosa es posible, los gobiernos existentes gobiernan a su acomodo, aquí y en todo el globo, la gente se resigna a sobrevivir en su pedazo de vida, y nos estamos acostumbrando a nuestra JAULA, es decir, la pandemia. “Un pajarito que nace libre amará la libertad, si se le enjaula, morirá; en cambio un pajarito que nace en una jaula, pensará que esa jaula es su libertad” Adagio chino.

La falta de garantías que está ocurriendo con nuestros derechos, sea las revocatorias por la mala gestión de alcaldes, o las elecciones que se avecinan para el año 2022, y créanlo pasará y adivinen a quién le descargarán la culpa al “Covid”, implica tácticas y estrategias, medidas y contramedidas, en que sin querer queriendo están haciendo claudicar lo que más amo, la democracia “el poder del pueblo, para el pueblo y del pueblo” – Abraham Lincoln.

No confundan mi decepción con debilidad, ni un aire de resignación con rendición, mucho menos mi ira o molestia está encausada en buscar responsables, ¡así los hubiera!, de nada sirve descargar la culpa en otros; si al final los únicos responsables frente al desmonte de una democracia, es fácil encontrarlos, “El responsable que los políticos corruptos mantengan su poder, lo encuentras fácil, sólo mírate en el espejo, ahí lo hallarás” LGCN

(1) sea porque nos acostumbramos a que otros tomen las decisiones por nosotros; (2) nos sometemos a la banalidad de medios de comunicación y redes sociales, pues es más importante el cuerpo de Aida Victoria Merlano o si se le zafó un botón de la blusa a la presentadora de Noticias Uno Mónica Rodríguez, que los verdaderos problemas del país, incluyendo las reclamaciones de las víctimas ocasionadas por las Farc; (3) o en el peor de los casos porque se nos hace muy difícil pensar por los conflictos caseros, las deudas ante los bancos y hasta conseguir trabajo o hacer empresa; (4) o la dejadez mental.

Nadie dijo que el confinamiento, el aislamiento y la pandemia es fácil, pero nos están quitando parte de nuestra humanidad, no podemos despedir a nuestros muertos, ya no acompañamos a los enfermos y hasta nuestras garantías constitucionales y derechos políticos los cercenan con un plumazo, porque nada conviene por cuenta del bicho o virus, toman decisiones en contra del pueblo, el cual se queda estático porque no puede salir a protestar, ¡aclaro no a vandalizar como lo hace la izquierda!

Esos derechos por los cuales lucharon nuestros patriotas contra los realistas se van difuminando entran en la niebla, pasando a ser sombra y eco, y al final nos vamos acostumbrando a nuestra jaula, por una razón muy sencilla la democracia da opciones, en cambio con la pandemia nos está imponiendo una que me enseñaron en la milicia y los infantes de marina. A.R.C “Aguante, Resista y Calle” y eso no es Justo, una cosa es la tropa su mística y otra muy distinta la gente y sus derechos.

Soy un demócrata consumado, a mucho honor tuve una gran madre y profesora del colegio que me inculcó: (1) no sólo la capacidad de elección, elegir y ser elegido; (2) la búsqueda de decisiones por el consenso; (3) la libre discusión y el respeto a la decisión de mayorías, pero dejando claro mi disenso; (4) el respeto al contrario, escuchar y ser escuchado; (5) que todos tenemos derecho de decir algo; (6) reclamar por nuestros derechos con argumentos; (7) defender la libertad de expresión y de opinión de todos, pues la democracia no será el sistema de gobierno perfecto, pero si nos quedamos quietos, o callados, o si nos sometemos a lo que otros nos digan, ¡nos jodemos!.

Si la suspensión de las revocatorias fue un error, retirarse por parte de uno de los comités de revocatoria fue confirmar ese error, darle la razón a Claudia López, rendirse ante los designios ilegales, injustos y lamentables de la Registraduría, enviar el mensaje equivocado que no éramos fuertes y legalizar su gobierno inepto por cuatro años, quien alardeará que no pudimos, es más, ni el Concejo de Bogotá le hace control, y la veeduría ciudadana será insuficiente para una queja disciplinaria ante el Procurador, que se tomará cuatro años para que le hagan algo a la arrogante alcaldesa; esperemos que el otro comité no se retire.

Por eso siempre habrán excusas para que los mecanismos de participación ciudadana se pierdan, y no precisamente por falta de interés del pueblo, es mera política:  Se perdió el referendo de Uribe cuyos primeros 5 puntos eran necesarios para reducir el Congreso y quitarle su poder absoluto de 2003, se desperdició la revocatoria de Santos de 2017, el Plebiscito que encabezó la senadora Paloma Valencia de 2017, el referendo de 2019 que impulsó Herbin Hoyos.

Cada mecanismo de participación ciudadana lo acaban por tres razones: (i) por inconveniencia política, nada a favor del pueblo; (ii) porque a todos los políticos les da miedo reformarse, y (iii) desidia y divisiones internas, sumándole el saboteo de sectores políticos aleguen ser de izquierda o derecha. Si sube la izquierda ellos capitalizarán los errores, reformarán la constitución, autorizarán la expropiación, se reelegirán y dirán la persecución y la dictadura ya llegó.

Ojalá nuestros errores como ciudadanos no importando la tendencia política que tengas, no se vuelvan el preludio para una frase de mi autoría para el 2022: “Quien no ha vivido la dictadura, reniega de la democracia por considerarla imperfecta” LGCN.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore