COSTA NOTICIAS

Trump empezó a volar las cabezas que no le generan confianza. Sacó al secretario de Defensa, y salió también el Fiscal Jefe de Delitos Electorales

Barranquilla, 10 de noviembre de 2020.- Este lunes el Presidente Donald Trump anunció el despido del secretario de Defensa Mark Esper, el mismo funcionario que durante las violentas protestas de los Antifa y Black Live Matter, el Mandatario estadounidense le ordenó controlar estas acciones con miembros de las Fuerzas Militares y se negó a cumplir la acción, saliendo incluso a dar declaraciones públicas, lo que evidenció que esta persona andaba por su cuenta.

Dijo Trump textualmente  que “Me complace anunciar que Christopher C. Miller, el muy respetado director del Centro Nacional de Contraterrorismo (confirmado por unanimidad por el Senado), será Secretario de Defensa interino, con efecto inmediato”, dijo Trump en una serie de tuits. “¡Chris hará un GRAN trabajo! Mark Esper ha sido despedido. Me gustaría agradecerle por su servicio”. Por lo que es evidente que esta es una respuesta meritoria para quien en conferencia de prensa desde el Pentágono anunció su oposición al despliegue de tropas, solicitado por el Comandante en Jefe de las Fuerzas Militares, todo un desafio que terminó afectando a los ciudadanos a quienes los violentos so pretexto de recismo atacaron, tanto a ellos como sus negocios de forma indiscriminada poniendose ciudades de ruana y atacando también la infraestructura policial.

Mark Esper se volvió una persona incomoda por lo que despedirlo era evidente que sucedería, no obstante hay quienes creen que el Presidente Donald Trump se tardó en sacarlo del Gobierno, sin embargo en estes momentos en que inician las investigaciones por el fraude electoral denunciado por el mandatario empiezan también a volar otras cabezas, como lo es la del Fiscal Jefe de Delitos Electorales Richard Pilgera, quien fue despido luego de que el Fiscal General William Barr ordenara a todos los fiscales del Departamento de Justicia investigar las irregularidades o fraude electoral en las elecciones del martes 3 de noviembre.

Según una fuente sobre asuntos del Gobierno de los Estados Unidos en agosto, Trump manifestó públicamente su disgusto con Esper. Los rumores de que Trump podría despedir a Esper se reanudaron posteriormente a las elecciones presidenciales del martes, mientras Esper había anunciado la semana pasada una en una entrevista con Military Times publicada el lunes después de que fue despedido que él nunca tuvo la intención de renunciar, pero que esperaba que su mandato terminara pronto.

En cuando al Fiscal Jefe de Delitos Electorales Richard Pilgera, dijo el Fiscal General, William Barr que le preocupa que las acciones abiertas tomadas por el Departamento de Justicia en este caso se minimicen en gran medida, ya que la votación ha concluido.

También dijo que ya ha autorizado al Departamento de Justicia para perseguir acusaciones sustanciales de irregularidades en la tabulación de votaciones y votaciones en casos específicos.

“Teniendo esto en cuenta, y dado que la votación en nuestras elecciones actuales ya ha concluido, les autorizo ​​a perseguir acusaciones sustanciales de votaciones y irregularidades en la tabulación de votos antes de la certificación de elecciones en sus jurisdicciones en ciertos casos, como ya lo he hecho en casos específicos. ,” él dijo.

Dijo que se pueden realizar investigaciones y revisiones si hay alegaciones claras y aparentemente creíbles de irregularidades que, de ser ciertas, podrían potencialmente afectar el resultado de una elección federal en un estado individual.

“Si bien los fiscales estadounidenses mantienen su autoridad inherente para realizar averiguaciones e investigaciones según lo consideren apropiado, probablemente será prudente comenzar cualquier asunto relacionado con las elecciones como una investigación preliminar, a fin de evaluar si la evidencia disponible justifica más pasos de investigación”, dijo. .

También instó al Departamento de Justicia a ejercer “gran cuidado y juicio” y no lanzar investigaciones sobre “afirmaciones engañosas, especulativas, fantasiosas o inverosímiles”.

Señaló que su autorización de las investigaciones no debe tomarse como una indicación de que el DOJ ha concluido que las irregularidades en la votación han afectado el resultado de la elección, sino para garantizar la confianza en el proceso de votación.

“Brindo esta autoridad y orientación para enfatizar la necesidad de abordar de manera oportuna y apropiada las acusaciones de irregularidades en la votación para que todo el pueblo estadounidense, independientemente de su partido o candidato preferido, pueda tener plena confianza en los resultados de nuestras elecciones”, dijo. “El pueblo estadounidense y los líderes que eligen libremente no merecen menos”, dijo.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore