COSTA NOTICIAS

Tiempos de Crisis, Tiempos de Oportunidades. Por: Miguel Ángel Lacouture

Casi sobre los seis meses de declararse la Pandemia en el mundo por la OMS la cuarentena general paso a ser selectiva, ha dejado atrás una estela de más de  diez años de atraso socioeconómico con retrocesos marcados en todos los campos; el único sector que  ha logro sostenerse en medio de todo este embate es el agropecuario, 6.8% y  -0.7 %, el PIB agropecuario en los dos trimestres; subió 0,1% anual, manteniendo la dinámica que trae de 2019, mostrando un mínima variación anual positiva arrastrado por lo logrado en el primer trimestre de este año, aun con la economía sumida en (15.7) negativo general.

La falta de capacidad en el gasto general de la población llevo a la caída del consumo a causa de la inactividad económica y la toma de previsiones económicas al futuro condujo que la actividad ganadera y cafetera impactara negativamente en (3.3 %) y (3.7%), negativamente,  llevando así a una sustitución de proteína al consumo del huevo por la carne y otras bebidas de menor valor que las hechas con base en el café, la sociedad se acomoda a las nuevas realidades socioeconómicas.

¿Qué hacer entonces desde lo rural para contener la debacle en el porvenir?

La prioridad  desde siempre ha sido y será la Seguridad Alimentaria de la Nación, Producir en cantidades y calidad suficiente, en primer lugar lo básico para garantizar alimentación en cantidades balanceada  a toda la Nación; oferta suficiente de granos y cereales, proteínas, aceites y grasas que satisfaga la demanda de la Nación, si hay excedentes para enfocarlos al mercado externo allí se irían, el caso de la Ganadería de Carne en Canal o en Pie que ha arrojado tan positivos resultados.

El Presupuesto 2021, “Agricultura y Desarrollo Rural”, es de 1,76 billones, cayo con respecto al 2020 en el 7,7%, 148 mil millones menos para el Sector Rural y Agropecuario que tiene en sus hombros la obligación de garantizar la alimentación de toda la población nacional. Hágame el bendito favor, esto  requiere urgentemente revisión, ajustes a nuestra actual situación, las circunstancias cambiaron y de qué manera.

“Rubros de “LA JUSTICIA” (Rama Judicial, Fiscalía y Justicia y Derecho) crecieron y los tres suman 13,07 billones, ¡cinco veces más! que lo destinado al desarrollo rural… Gastos de Funcionamiento, (Del Estado) que crecen un 11%,”, hora del ajustes.

Debe imponerse como política de Estado la creación de sellos de calidad que garantice y resalten atributos de lo que se produce en la ruralidad, sean de origen agrícola o pecuario, eco turísticos o agro turístico, solo a manera de ejemplo, Fedegán como gremio tiene el Silvopastoreo el cual sus ganaderos también individualmente deben darle más impulso. Este gremio ganadero ya tiene su sello de calidad andando, agregaría, que resalte los atributos de la producción Bovina Mayor, nuestras carnes en cortes especiales y de ser posible adaptarles a las unidades productivas (Diferentes a BPG, y BPA), de donde provienen los animales en pie que salen a los mercados externos; así lograríamos quitarnos el San Benito de la falta de sostenibilidad ambiental y la generación de GEI de la ganadería extensiva que tanto y cuánto daño han causado a estas empresas en el mundo y que hoy más que nunca han encontrado un nicho político entre nosotros en la izquierda opositora del gobierno.

Igualmente es necesario que cada uno de los gremios de la producción Agrícola y Agroindustrial, inicien y pongan en marcha la creación de un sello propio común que resalte las calidades y cualidades de lo nuestro, junto a sellos por productos individuales que nos permite garantía de lo nuestro,  marcas de origen entre otros que finalmente apuntan a mejorar y cubrir la exigencias de la demanda en todos los sectores socioeconómicos de consumo.

Urge que toda la institucionalidad, en particular la Agropecuaria, Comercial y Ambiental empiecen y desarrollen campañas masivas de consumo. Marca País, “A lo Tuyo, Tú”, hoy más que nunca cobra vigencia y cada vez mayor relevancia, esta propuesta tiene doble efecto: 1/ Incentiva el consumo de lo producido hasta ahora; 2/ Estimulará necesariamente la producción de bienes de origen rural, generando con ello una mayor demanda y la consecuente mejora necesaria de ingresos en esta población.

Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidades, las oportunidades están ahí.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore