COSTA NOTICIAS

Sobre el mico de Cesar Lorduy, en la supuesta ley anticorrupción. Lastimosamente si pulula la injuria y la calumnia

Más de tres días lleva en línea el tema de la aprobación en la Plenaria de la Cámara de Representantes, en mayoría de 73 a 51, del Proyecto de Ley supuestamente Anti-corrupción no obstante el adefesio incluido por el representante barranquillero Cesar Lorduy quien a última hora le colgó un mico con lo que los corruptos se sentirían muy satisfecho, sin embargo una prensa ética no tendría de que preocuparse si sus publicaciones están llenas de rigor, más no de acusaciones infundadas y señalamientos sin pruebas. El periodista es un informador, y en algunas ocasiones un investigador, pero no es un juez.

Muchas condenas a funcionarios han iniciado en la publicación de una investigación de un medio de comunicación, siempre que este tenga la razón con sus indicios y denuncias.

Sin embargo, el mico incluido en el proyecto de ley, trata de un delito que ya está tipificado en el Código Penal Colombiano, pero con el que estaban buscando acobardar a la prensa que con valor denuncia los presuntos delitos cometidos por funcionarios, señalando textualmente el artículo de la siguiente forma: “injuria y calumnia contra funcionario o exfuncionario público. El que mediante injuria o calumnia debidamente comprobada pretenda atacar u obstruir las funciones constitucionales y legales de algún funcionario público denunciando hechos falsos sobre él o sobre su familia, incurrirá en prisión de 60 a 120 meses”, esto sería perfecto siempre y cuando no se iniciara una intimidación y una persecución judicial con la interpretación de justicia injusta que se ha apoderado de esta rama del poder público en Colombia. Y si no fuera una forma de amangualarse con la prensa corrupta y los jueces corruptos. De cualquier forma el articulo se refiere es exclusivamente a quien calumnie o injurie.

El articulito que realmente es un parche en la nalga cuando el dolor es de muela, también provocaría que funcionarios corruptos se sintieran más protegidos. Al igual que tendría otro agravante, cómo que el mismo legislativo quisiera posteriormente perfeccionar la norma donde se correrían aún muchos más riesgos.

No es mentira que hay prensa calumniosa, al igual que redes sociales injuriosas. Y en la mayoría de los casos se cometen los dos delitos. Y hay quienes a diario se preguntan cómo contener tanto abuso, tanto odio, tanta persecución contra personas, sin embargo, se corre el riesgo de lo ya antes dicho.

Cuando se han destilado este tipo de acusaciones calumniosas, no obstante, la posterior retractación, queda la calumnia los artículos de prensa, las noticias publicadas, los medios de comunicación no las retiran de sus portales. La que es tomada posteriormente para fustigar y seguir persiguiendo. Además, que nunca la aclaración, ni la retractación tiene el mismo despliegue de la acusación calumniosa.

También hay que decir que no solo los funcionarios públicos son objeto de calumnias, también las personas civiles, los empresarios y personas comunes y corrientes, por lo que ese articulo estaría también discriminando a la mayoría de los ciudadanos colombianos.

La conciliación del articulado aprobado en Cámara y Senado se tiene proyectado hacerla la próxima semana.

 

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore