COSTA NOTICIAS

¡Seguridad en deuda!. Por: Rafael Sánchez anillo

img_9575

He insistido sin cansarme desde esta importante columna, que se agudiza cada segundo, hora y día,  la situación de seguridad y tranquilidad ciudadana, en nuestra querida Barranquilla, desde todos los puntos barriales de nuestra ciudad sin distingo de estrato social, restricciones de parrilleros y cuadrantes, entre otros. Y los ciudadanos no encuentran eco en la policía y  la primera autoridad del Distrito, quien en campaña se comprometió a garantizar  la mejor seguridad de nuestro país; sin embargo, a pesar de estar siendo considerado por las  encuestas como el mejor gobernante del país. Lo cierto es, no hay propuesta de solución como mandatario de Barranquilla y su Área  Metropolitana. Lo único que se conoce, a parte de la estrategia del cuadrante, es la prohibición en uno de estratos privilegiados de la ciudad, donde se restringe el parrillero masculino; no obstante, los dueños de restaurante del norte solicitan a las autoridades mayor vigilancia ante la ola de atracos que se presentan presentando dentro de sus negocios. Aunque en los últimos días se ha cambiado la modalidad de atracos y homicidios en este sector privilegiado, pero  ahora desde los vehículos de servicio público, lo cual conduciría a prohibir  el acompañante a los conductores de transporte público, lo cual, es ilógico e inaceptable. rafael-sanchez

Como siempre los he propuesto a las autoridades, que en estos últimos 10 años, no ha existido una política social para acabar con la pobreza, abandono y miseria en nuestra ciudad; por tanto, a los niñ@s no se le está garantizando un futuro digno y promisorio, estos, precisamente los descendiente de estos padres de los barrios marginados. Estos jóvenes  son el caldo de cultivo de los grupos delincuenciales, es decir, mientras no se busquen políticas  para acabar con la pobreza, nuestra ciudad seguirá la delincuencia, la cual no se acabarían con más cámaras, policías, motos y carros para la policía, más cuadrantes o restricciones de parrilleros.

Todos estos antecedentes obedecen a la falta de políticas públicas, tales como: prevención a la delincuencia y droga  a través del deporte, la cultura, educación, formación ciudadana y declaración a la pobreza y mísera, desde la inclusión social y laboral; por otro lado,  se carece de estrategias y políticas contra el crimen organizado y grupos desadaptados de nuestra ciudad, que permita garantizar la seguridad y tranquilidad en nuestra ciudad.

En consecuencia, no hay garantía en las autoridades administrativas – policivas y la crisis ha llegado a unos niveles de inoperancia y escasa reacción inmediata de parte de las autoridades gubernativas y policivas Distritales – Departamentales ; lo cual, ha permitido que los ciudadanos tomen la iniciativa de hacer justicia con su propia cuenta, tal como ha ocurrido en los últimos días, en donde ante la ineficacia de las autoridades, la ciudadanía es quien captura a los delincuentes y la policía los conduce a la URI.

Insisto que los ingrediente para buscar solución a dicha problemática de inseguridad, es revisar,  Índice de Progreso Social 2016,dado a conocer recientemente por “Barranquilla Como Vamos”  en asocio con Entidades Internacionales, las cuales no son muy halagadores para nuestra urbe, por ejemplo: Barranquilla se encuentra clasificada con un Índice de Progreso  Social Medio-Bajo, la tasa de mortalidad infantil es mayor ante la mayoría de las grandes capitales, las madres tienen dos veces más probabilidades de morir que otras de las grandes capitales, los servicios públicos son ineficientes especialmente en energía eléctrica, la tasa de homicidios es la más alta del país y una de la más altas de América latina.

Sin equivocarme, muchos ciudadanos tienen una percepción, la cual es   respetada, que los índices de calidad de vida y progreso de una ciudad, se miden por las contrataciones del Junior, por el Carnaval de barranquilla y por la billonaria contratación en cemento que se haga en nuestra ciudad, en beneficio de quienes nos gobiernan, sin importar los índices de desempleo, homicidios, hambre, miseria y abandono.

Cualquier aporte o crítica, enviar a: rafaelsanchezanillo@hotmail.com

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore