COSTA NOTICIAS

Revivir Oxígeno Liberal, Nuevo Liberalismo y Unión Patriótica, es para dividir votos de cara a 2022 ¡No se deje engañar! Por: Carrillo Navas

“La demagogia política, prefiere la propaganda que las ideas” LGCN

Los fallos del Consejo de Estado y la Corte Constitucional para revivir la Unión Patriótica, el Nuevo Liberalismo, Oxígeno Liberal y el Movimiento Salvación Nacional en esencia no son malos ni contradictorios, pero el único que vale la pena actualmente es el que encabezada Enrique Gómez, pues las demás fuerzas políticas mencionadas son para dividir los votos de lo que queda de la derecha a favor de centro extremo o tibios y la izquierda.

La jugada de la Unión Patriótica estaba anticipadamente planeada como plan B en caso de que el proyecto Colombia Humana fracasara por los legalismos; el Nuevo Liberalismo no es el partido o movimiento político que recoge las ideas de Luis Carlos Galán o Rodrigo Lara Bonilla, es un partido familiar de sus hijos que pretenden vivir de glorias pasadas y utilizar el magnicidio de su padre como oportunismo y si hablamos de oportunistas Oxígeno Liberal es un movimiento personalísimo de Ingrid Betancourt que sólo se acuerda de Colombia cada cuatro años para hacer política y cobrar las demandas contra el Estado Colombiano. No contra las Farc.

No estoy en contra de las decisiones judiciales, pero sí su contexto, que es revivir cuanta isla política existía en el pasado, brindando no condiciones de igualdad sino de favoritismo electorero como si al clan Galán, Lara, Betancourt le tuviéramos que deber algo, como colombianos.

Lo reitero como lo he dicho en otras columnas de opinión, los hijos de Galán y Rodrigo Lara no representan los ideales de su padre en lo más mínimo que murió a manos de los políticos corruptos, el narcotráfico y la guerrilla con los cuales prácticamente con el narco acuerdo ellos terminaron negociando de tú a tú.

Para que entiendan lectores uno de los 21 pilares del Foro de São Paulo para las conquistas del poder en Latinoamérica es “la creación de grupos políticos, étnicos, culturales, LGTBI, ambientalistas, líderes sociales, obreros, estudiantiles pro abortistas, feministas radicales, de todo tipo que conlleven las ideas, comunistas, progresistas, socialistas y verdes, representando todas las facetas posibles de la sociedad que aparentemente son diferentes entre sí, pero andan en el mismo engranaje en la conquista del poder a favor de la izquierda”.

Que mejor efecto que es crear, revivir y transformar fuerzas políticas para darles un sentido distinto con nombres novedosos de puro marketing, que en apariencia dicen ser democráticas, representar al pueblo, pero al final son grupos tan sectarios que un nazi, fascista, maoísta o estalinista envidiaría.

Respeto la diversidad democrática mejor que cualquiera, pero esa diversidad desaparece porque generan filiales políticas que piensan lo mismo, sólo que lo dicen con otras palabras y nombres de nueva era que nos representan, cuando eso no es así, para luego agruparlos en coaliciones, confederaciones, alianzas y pactos, es peor que lo ocurrido con partido o alianza verde; no se trata de las colchas de retazos donde varias esferas se unen, pero conservan su independencia, estos pactos son varias secciones o divisiones de trabajo con el fin de asegurar no sólo el reparto del poder sino la imposición de la dictadura. “Divididos pero unidos”

No más vean lo que hace la izquierda, aprovechando los errores garrafales de la derecha o los que dicen ser de derecha; niegan su origen de izquierda, se venden como los sufridos que nunca han gobernado, que vivimos en dictadura, pero pueden hacer política y cobran el cheque, incitan a la violencia en los paros y le llaman protesta social pero son un estallido terrorista con destrucción y muertos, aprovechan la debilidad y concesiones de un gobierno tibio, y finalmente alegan no tener la culpa de nada porque la descargan en todos los demás; qué mejor ensayo que lo ocurrido en las alcaldías de Claudia López alias Nayibe Merkel, Daniel Quintero Calle alias pinturita y Jorge Iván Ospina.

Algunas personas me han preguntado que por qué no me lanzo a la política si tengo tan buenas ideas e intenciones, sencillo para ser política en este país se necesita dinero, estar en las roscas de esos que ponen cara de Papa Noel o que se las dan de divo o diva, vender el alma al partido o movimientos existentes por las estrategias de otros, negociando los principios y al final donar la poca honestidad, honradez, rectitud, que te quede en favor del mesías de turno, bajo los presupuestos de la conveniencia e inconveniencia política. “La política no es lo mío, generar conciencia y trabajar por el pueblo sí” LGCN aunado que ” Mi crítica contra un gobierno, no es para que oportunistas hagan política con mi protesta, o delincuentes borren sus culpas ” LGCN

Por eso hay dos conclusiones evidentes: 1) No es cierto que la política no es para todo el mundo, sí lo es, lo que ocurre es que nos venden que quien más grita, difama, habla enredando lo puede hacer y 2) Ese voto que deposites para el Congreso y o la Presidencia, no solo te condena a ti, sino tu familia, tus hijos y nietos y a todos esos que se abstienen para no sufragar y que sólo saben criticar, como dijo Platón para terminar gobernado por los peores. “Las ideas buenas en la política, las asesinan los políticos” LGCN

“Por eso es mejor salir a votar, para que otros no terminen eligiendo por ti y luego tú no te quejes por lo que no fuiste capaz de hacer”.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore