COSTA NOTICIAS

Renunció Ramsés Vargas, en su carta culpa al año 2017 y al 2018, reclama a los periodistas y medios a quienes mantenía y descalifica y amenaza con denunciar a quienes tuvieron el valor de denunciarlo

ramsesBarranquilla, 2 de marzo de 2018.- Este jueves en horas de la noche finalmente Ramsés Vargas  Lamadrid, rector de la Universidad Autónoma del Caribe, tomó la decisión de apartarse del cargo e hizo pública su carta de renuncia irrevocable en la que señala que se va “con la satisfacción de haberle cumplido a la sociedad”, y se acomoda con el estado actual del país que mejor no puede definirlo, pero para usarlo a su acomodo. Dice textualmente el rector que “en un país donde las vías de hecho se imponen sobre las de derecho, donde los actos administrativos se notifican por las emisoras, donde el honor y la dignidad de los individuos las definen quien mayor poder de manipulación mediática tenga o mayor habilidad para hacer memes o cadenas de whatsapp insultantes, algo sumamente preocupante debe estar pasando en esta sociedad”. Vargas Lamadrid, ve a ese Estado tal cual es, pero en el caso de él, al parecer no le quedó otra salida a estudiantes y docentes que pararse firme para solucionar su problema.

Insiste en su teoría de que rescató a la Autónoma de las manos del paramilitarismo y el hampa. “El Estado que calló cómplice por años mientras desangraban una universidad”, se refiere al Estado que gobernó Álvaro Uribe Vélez a quien de una manera hábil utilizaron a sabiendas de quién era el personaje algunos miembros nuevos del Centro Democrático en Barranquilla para que posara en la foto de Ramsés Vargas cuando fue condecorado por el Congreso de la República por gestión de la representante a la Cámara, Martha Villalba.

Afirma Ramsés Vargas que fue el Estado quien lo necesitó a él, y se define como un “ciudadanos de bien con valor civil” que llegó a enderezar el rumbo de la Universidad.

Y según él, la Autónoma en cinco años logró en academia lo que nunca había alcanzado en 46, cuando lo que realmente le han criticado es que la acabara además del bajo rendimiento y la calidad educativa que ya fue publicado en algún momento cuando iniciamos esta investigación.

Le echa la culpa al año 2017, y al 2018, por ser un año electoral, porque es el año según afirma “en que la ambición y hambres de poder llegan al clímax”.

Así expresa textualmente que la relación que según él, mantenía “con la banca fluida y efectiva fue destruida por un riesgo reputacional magnificado delincuencialmente por un trivial “Alí babá” de los micrófonos, refiriéndose lo más probable a Julio Sánchez Cristo de la W Radio, “seguido por cuarenta enanitos morales, que por ocho meses han dejado constancia al país de la cara más ruin que pueden mostrar quienes usurpan e injustamente afrentan la profesión del periodismo”. Tratando de descalificar a quienes tuvieron eso sí, la grandeza y el valor moral de denunciarlo.

Añade Vargas Lamadrid que eso fue lo que permitió que se cerraran los bancos y la dificultad de pagos fue lo que llevó a los empleados al extremo. Refiriéndose con ello al estado de hambre a que llegaron los docentes por una mala administración que fue denunciada y es el motivo de su renuncia. Pero también el rector ataca al Gobierno de quien recibió su apoyo y a quien elogió aún conociendo la realidad pero que él siempre quiso maquillar múltiples veces desde su columna de la Revista Semana, sin embargo como es su caso para tratar de escabullirse señala que “como siempre, de manera tardía y sólo cuando el ruido mediático aparece, el Estado pusilánime, mediocre, frívolo e ignorante, ahí sí decide desplegar toda su acción para mostrarles a las galerías que actúa, que existe, cuando en realidad es irrelevante”. Añade en sus descalificaciones nuevamente, “un gobierno aborrecido por su ineficiencia se decidió a tomarnos de botín de guerra y subirse en la ola de una opinión desinformada para mostrar que actúa”, “botín de guerra”, en el Estado de la Paz que tanto ha defendido, Vargas Lamadrid. Todo indica que el ataque va dirigido directamente a la Ministra de Educación, porque a Santos no se refiere porque a este siempre lo llenó de elogios y lo secundó con la creación del Centro de Altos Estudios Para la Paz que utilizó para llevar sus invitados proclives a las Farc, afirmó un docente consultado para desglosar la carta del rector.

Denuncia parálisis institucional en la Autónoma, al igual que según señala que “”abocará las acciones administrativas y financieras que según manifiesta había anunciado y se están ejecutando, acudirá también dice que ante el despacho que corresponda, y entregará su versión ante estos, lo que el llama como “las claridades legales”, y todo quedará en titulares de prensa y como es usual, los archivos y absoluciones nunca recibirán el despliegue que la “sangre en la arena” hoy merecen””.

Para él lo denunciado “son una sarta de mentiras, calumnias e infamias fabricadas desde un micrófono logró hábil pero perversamente crear en el imaginario una atmósfera de maldad y dolo, donde solo ha habido una gestión de buena fe en beneficio de unos sectores que tradicionalmente fueron ignorados, por no decir despreciados”.

Añade a lo anterior calificativos para la situación y para quienes con valor lo denunciaron,”anécdota, ciclo noticioso, circo mediático, daño irreparable a la verdad, histeria colectiva, las facetas de la perversidad humana, vileza de espíritus, interés malsano y patológicamente destructivo”, pero también añade Ramsés Vargas, “lujuria de poder de quienes hoy se frotan las manos para ver cómo saltan como aves de rapiña sobre la Autónoma”, y esto es verdad porque si hay mucha gente mirando como se engancha en la Autónoma a raíz de la situación.

Cabe anotar otra frase que se supone se refiere a la ministra de Educación Yaneth Giha: “funcionarios públicos dando declaraciones pavoneados con gesto adusto y actitud de catones, a cuatro meses de bajarse de sus vehículos oficiales”.

Finalmente Ramsés Vargas Lamadrid reclama por “la ingratitud y traición de aquellos que otrora lo ensalzaban para un aumento o una cuña publicitaria, que siempre estuvieron en su presupuesto”. Y esto es cierto porque el periodismo local fue incapaz de denunciar, fue incapaz porque tenían la boca llena, y fue incapaz hasta las últimas horas en que sólo replica lo que los medios con valor se atrevieron a publicar. Para concluir insiste en amenazar a los funcionarios públicos que le dieron la espalda y a los calumniadores con la Constitución y el Código Penal, con quienes según él, se verá en los tribunales.

Y como todo desahuciado agarra La Biblia, pero el muy vergajo va más allá y se compara con Jesucristo quien fue escarnecido y crucificado, y aspira que la supuesta verdad de él resucite, no obstante lo que seguramente resucitará será el bien de la Universidad.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore