COSTA NOTICIAS

Rehabilitación a Empresarios del Campo No Sujetos de Créditos. Por: Miguel Ángel Lacouture

Al oído del Ministro, Viceministros e Institucionalidad Agropecuaria y Rural, Superintendente de Financiero.

agro-cesarLas políticas para el futuro del Sector Rural Agropecuario están llenas de las mejores intenciones, atienden el Desarrollo Rural, al hacer un análisis con quienes nos dedicamos a el campo queda claro que son muy pocos los Empresarios del Campo que tienen reales oportunidades de acceso a los instrumentos financieros que se  impulsan desde el ejecutivo, la razón básica está en que no son sujetos de crédito en el sistema financiero lo que les excluye automáticamente de todos los beneficios; el gran atractivo de La Agricultura por Contrato es la  garantía soportando en un contrato de compra a futuro “Forward” con tasas de interés llamativas y benévolas nunca vistas antes que oscilan entre el 3.55% al 5.55% anual para inversores en el campo o en la agroindustria rural, más aun cuando el alcance que se le viene dando va más allá de la agricultura propiamente dicha en el entendido que podría cobijar cualquier actividad productiva que se desarrolle y tenga relación directa con el sector rural.

Igualmente si revisamos la estrategia 360º mediante la cual se trata de cerrar todo el circulo de las necesidades del Empresario del Campo para el desarrollo de su emprendimiento se va al piso por igual razón, “Coseche y Venda a la Fija” o Agricultura por contrato hace parte esencial de 360º; Igual sucede con las líneas de crédito LEC (Líneas Especiales de Crédito) que vienen impulsándose por el Estado a través de los Créditos Finagro e Incentivos a la Capitalización Rural (ICR), necesario sea  sujeto activo de créditos, si no lo es esta por fuera de cualquier posibilidad de acceso a financiación blanda ofrecida por el Estado en su institucionalidad convirtiéndolo en presa fácil de los especuladores comerciales a través de la entrega de insumos o desembolsos directos o lo que es peor a los especuladores no financieros informales que “Explotan” y viven de nuestras necesidades.

Qué hacer entonces para que las figuras financieras se dinamicen y lleguen a irrigarse  los créditos a través de  quienes trabajamos el sector rural, la posibilidad de hacerlo inyectando créditos de gran volumen a entidades de las cuales Empresarios del Campo sean proveedores constantes o periódicos, vendedores permanentes/periódicos con sus productos y que estas a través de las operaciones de compra permanentes/periódicas pudiesen hacer llegar los montos de créditos  necesarios para  sus Proveedores solución a través de un tercero viable, el asunto de fondo está en que la garantía de pago de la deuda adquirida por el  desarrollador rural esta en cabeza de un tercero y este tiene como garantía de pago a la entidad financiera los pagos constantes/periódicos con productos que le compra, viable si,  pero no soluciona el problema de fondo ya que no desaparece con ello el reporte negativo.

La propuesta que hacemos gira en lo único que tenemos a la mano son los instrumentos que hoy hay, el Programa de Reactivación Agropecuaria (PRAN), Fondo de Solidaridad Agropecuaria (FONSA) que ya han sido desarrollado y conocemos donde y por qué fallaron, podrían ser las posibles soluciones para que a través de ellas se logre regresar el estatus de sujetos de créditos.

Agricultura por Contrato, porque no reglamentar un Codeudor solidario del crédito es quien promete comprar a futuro, con ello se comprometa la capacidad de pago del gran comprador que gozara igualmente de un proveedor futuro seguro y asegurado de frutos de buena calidad en los tiempos pactados con unos precios justos, la norma da la posibilidad de fijación de los precios futuros pactando mecanismos. Creémoslo de consuno con las entidades financieras en disposición de aceptarlos, que lo más importante en el desembolso del crédito sea el contrato futuro y no el Empresario reportado.  Hay que ponerle voluntad política al tema no podemos seguir como corcho en remolino dando vueltas de manera constante. La propuesta debe ser generar capacidad de pago al emprendedor de lo contrario las garantías reales que respaldan los créditos insolutos podrán engrosar los activos generando cargas a ellos y desanimo generalizado en los usuarios de créditos rurales.

Lo más importante a tener en cuenta radica en que el Empresario del Campo reportado por regla general no es mala paga, el cambio climático, (En el Departamento del Cesar se declaró Calamidad Pública por falta de agua para el consumo humano, que quedaba en ese entonces para los emprendimientos rurales), variaciones de precios, ha hecho desastre en sus emprendimientos iniciados para cubrir sus obligaciones convirtiéndolo en acreedor cada vez de mayores sumas, amén de que jamás hasta hoy se ha tenido una dirección de infraestructura para la producción rural que garantice que los emprendimientos rurales medianamente el éxito a futuro y menos aún de los productos a cosechar.

Adenda. Los documentos soportes que revisamos datan del 2009, diez años atrás se han ajustado en sendas oportunidades de presentación ante el Gobierno Nacional, las causas siempre son las mismas, los efectos muestran cada vez un sector en franco deterioro, las cifras de ajustes empeoran. Vamos para atrás necesitamos el frenar.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore