COSTA NOTICIAS

Razones por las cuales los silvopastoriles le generan dinero, afirma experto en el tema José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán

silvopastoril-2Barranquilla, 17 de agosto de 2019.- La producción amigable con el medio ambiente ha sido el derrotero de la ganadería colombiana durante más de una década.

Durante ese lapso, el país ha adquirido una experiencia de grandes dimensiones, por lo que se puede decir que gracias a la labor de centros de investigación como CIPAV, CIAT, Corpoica, y de varios universales, entre otros, y en especial al Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, y de Fedegán, en Colombia hay capacidad para hacer sistemas silvopastoriles.

Pero más importante aún, es que estas iniciativas han permitido encarrilar a muchos productores en la ruta de la sostenibilidad, y de la captura permanente de carbono, e incluso, de la eficiencia y la rentabilidad. “Durante años se convirtió en la apuesta por la productividad, y de manera simultánea, en el respeto que tenemos por la naturaleza”, enfatizó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.

Afirmó José Félix Lafaurie quien aplica en su ganadería esta técnica que la finca tradicional, esto es, aquella que no se ciñe a esta dirección, simplemente realiza diariamente su actividad ganadera sin los recursos necesarios que le permitirían su auto sostenibilidad: sin cercas vivas, con árboles dispersos, no conservación de bosques, la inexistencia de bancos mixtos de forrajes y sin ramoneo. En otras palabras funciona basada en la producción de pastos sin divisiones y de manera extensiva. Y argumentó que para que una ganadería sea sostenible se requiere que el productor implemente en su predio esquemas silvopastoriles, es decir, que integre al pastoreo de bovinos tres recursos naturales: árboles –que pueden ser nativos de la región–, leucaena –leguminosa arbórea– y botón de oro – planta herbácea muy ramificada que alcanza alturas hasta de cinco metros–. Al integrarse estos 4 recursos sucede que todos se benefician mutuamente e impactan positivamente el medio ambiente, explicó Lafaurie Rivera.

Tres indicadores

“La productividad forrajera tiende a ser mayor en ganaderías basadas en esquemas silvopastoriles intensivos – SSPi, que en los sistemas tradicionales. Mientras en el primero en un predio se podrían producir 23.479 kilogramos de forraje verde por hectárea, en el segundo alcanza los 15.638, es decir, 50 % menos”, reiteró el dirigente de Fedegán, gremio que administra los recursos del Fondo Nacional del Ganado.

Al pensar en aplicar un esquema de ganadería sostenible, solo basta reflexionar sobre el mencionado indicador, pero igualmente, sobre otros dos que dejan ver las bondades del mismo: el primero es que mientras en una ganadería tradicional que produce 794 litros de leche por hectárea al año, al implantarle Sistemas Silvopastoriles Intensivos, el efecto es que la producción se triplicaría hasta los 2.849 litros/ha/año.

El segundo indicador es que las carnes ecológicas que se producen a través de los SPPi, pueden obtener mejores precios en los mercados internacionales y superan los internos hasta en un 30 por ciento.

“Vale la pena ejercer la ganadería bovina mediante los esquemas silvopastoriles, bien sea porque benefician el medio ambiente y la actividad se convierte en un capturador de carbono permanente, o porque genera mejor desempeño económico a la misma”, recalcó Lafaurie Rivera.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore