COSTA NOTICIAS

¿Quién le pone el cascabel al gato? Por: Duván Idárraga

FECODE Y el CRIC (ambos estrechamente ligados al Señor de la Bolsa) anuncian movilizaciones de protesta y bloqueos de vías del país; apoyan su objetivo de paralizar a Colombia, destruir el aparato productivo, sembrar el odio de clases y con ello acceder al poder para implementar el socialismo del siglo 21 como en Venezuela (Petro fue asesor económico de Hugo Chávez). Ambas tienen muchas cosas que explicar; no existe poder gubernamental, social o periodístico que les exija cuentas.

FECODE pide aumentar recursos para la educación, este gobierno lo hizo y así lo reconocen rectores de universidades públicas. Pero siguen con esa perorata, los jóvenes adoctrinados lo repiten, no saben que ya lo aumentaron. Lo paradójico es que quiénes no pagan o pagan muy poco por educarse (en colegios y universidades públicas) son quiénes más protestan; hablan de educación gratuita cuando ya la tienen, en vez de exigir mayor calidad. Los resultados de las pruebas PISA son desastrosos, no es un tema de mayores recursos sino de interés y decisión. No aceptan ser evaluados, tampoco cambiar el esquema de formación; en vez de adoctrinar a los jóvenes deberían transmitir conocimientos y mayor capacidad de análisis a los educandos. Hay excepciones, por supuesto.

Conocimos el caso del “estudiante” que lleva 45 semestres (22,5 años) matriculado, vendía estupefacientes al interior de la universidad; no es el único. En universidades públicas hay los famosos “estudiantes eternos” que nunca terminan, pasan décadas robando oportunidades a otros, dilapidando recursos del erario y algunos de ellos participando en actividades proselitistas y vandálicas. ¿Directivos o compañeros han denunciado esto? ¿Por qué no se revisan esos casos? O el estudio donde se determina que en la Universidad Industrial de Santander el costo por semestre de un estudiante superaba los 18 millones de pesos cifra con la cual se podría pagar una universidad privada. ¿Cuánto en las demás? Recordemos el caso de los colegios en concesión de Bogotá de la primera alcaldía Peñalosa, el distrito los construyó y lo operaban colegios privados, cero costo para estudiantes, gran infraestructura y calidad. El señor de la Bolsa desmontó el esquema para ayudar a sus amigos de FECODE. Eso no se cuestiona, solo les interesa hablar de mas recursos, no de calidad; menos de resultados versus la inversión, tampoco de eficiencia ni productividad.

¿Se necesita educación gratuita pública? o ¿que se garantice la educación gratuita y de calidad, sea privada o pública? ¿Por qué no se evalúa el esquema de bonos escolares de otros países? Con ellos los padres escogen colegio o universidad que reúna condiciones necesarias para la mejor formación del estudiante; se garantizaría educación de calidad y gratuita. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Por otro lado, comunidades indígenas del Cauca anunciaron que retomarían el bloqueo de vías (después de la visita de hace pocos días del Señor de la Bolsa, no es coincidencia), similar a lo del año anterior con los estragos económicos que generó a la economía nacional. En su perorata para justificar exigen la defensa de la vida mientras no permiten erradicación de cultivos ilícitos y expulsan a la fuerza pública de sus territorios. También exigen más tierra y presupuesto pese a que son grandes terratenientes, que en pocas tierras desarrollan actividades productivas y que reciben del Estado cientos de miles de millones de pesos. Gracias al bloqueo del año pasado supimos que esas comunidades reciben más de $800 mil millones (en 4 años), sobre los cuales poco se sabe, no es claro en qué se gastan o invierten. Mientras algunos líderes usan lujosos vehículos blindados y viajan al exterior, muchos de sus bases sufren penurias, se amparan en la famosa autonomía indígena para no rendir cuentas. La Contraloría General y el Gobierno Nacional anunciaron seguimiento especial a estos recursos de nuestros impuestos, pero poco se conoce hasta el momento. Ahí tampoco se tienen evaluaciones objetivas ni resultados sobre la inversión de estos cuantiosos recursos; son intocables en sus manejos a pesar de ser recursos del erario. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Justo cuando el país empieza un proceso lento de recuperación después de los estragos sociales y económicos de la pandemia, estas dos poderosas organizaciones (FECODE Y CRIC, muy ligadas al Señor del Bolsa) insisten en su estrategia de paralizar el aparato productivo, destruir al país y demandar mayor presupuesto del Estado de quien reciben cuantiosos recursos y de los que poco sabemos en qué gastan. Es claro que ambas cuentan con los recursos necesarios, no deberían pedir más si no invertir mejor y explicar en que lo hacen. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

EL COLMO 1: Después de la lora que dio Piedad Cordoba, salen con el cuentazo que las FARC asesinaron a Alvaro Gomez. Lo peor es que la JEP acepta eso con lo que se demuestra que no solo dan impunidad total a los narcoterroristas FARC, también ayudan a sus aliados en este caso Ernesto Samper P y Horacio Serpa, según la familia del líder, principales indiciados del magnicidio.  NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: Investigación periodística revela que la Sala de Instrucción de la C S J negó la solicitud del INPEC de trasladar a Monsalve, el famoso testigo estrella del caso contra Uribe. Es evidente el poder de Don Ivan en dicha Sala. NO HAY DERECHO. 

EL COLMO 3: El Cartel de la Toga sigue en acción, “extrañamente” dilatan la decisión en el caso del expresidente Uribe; además el magistrado ponente es un declarado enemigo del Doctor Uribe, en redes sociales se ha expresado abiertamente en contra; con ese sesgo debería declararse impedido, es claro que no será objetivo en sus apreciaciones, pero siguen tan campantes. NO HAY DERECHO.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore