COSTA NOTICIAS

Proyecto de ley promueve el cultivo de coca, denuncia Fedegán

lafaurieBarranquilla, 26 de octubre de 2017.- De insólito calificó FEDEGÁN el proyecto que despenaliza cultivos de hasta 3,8 hectáreas. “¿A quién se le ocurre?, cuando el país está en la mira del Congreso y el Gobierno de Estados Unidos por el crecimiento de los cultivos de coca a partir de las negociaciones con las Farc; cuando está en vilo la continuidad de la ayuda de ese país, el Gobierno Santos, presionado por las Farc en la omnipotente Comisión de Seguimiento al cumplimiento del Acuerdo Final, decide “fastraquear” un proyecto de ley que despenaliza los cultivos de coca de hasta ¡3,8 hectáreas! Menos mal que la Corte Constitucional le desató las manos al Congreso, para que allí se detenga semejante política de promoción del cultivo de coca en Colombia”. Así se refirió el presidente de FEDEGÁN, José Félix Lafaurie, al anunciado proyecto de Ley en cumplimiento del Acuerdo con las Farc.

“Es una vergüenza –añadió–. Nunca estuvimos de acuerdo con la despenalización de los pequeños productores, es más, nunca estuvimos de acuerdo con el sinsentido de negociar la política antidrogas del país con el principal cartel del narcotráfico, pero aún dentro de esa nefasta realidad, o “ya entrados en gastos” como ahora se dice coloquialmente, uno esperaría algo de sindéresis en el Gobierno para decidir qué se entiende por pequeño productor o minifundista”.

Según los expertos de la Policía antinarcóticos, esa extensión de cultivo de coca no solo es mucho menor al promedio de los pequeños cultivadores, sino que generaría ingresos anuales de 64 millones de pesos. Para Lafaurie, es algo con lo que no alcanza a soñar siquiera un campesino minifundista. “Según el proyecto –precisó el dirigente gremial–, el beneficio de despenalización es por un año, pero ya conocemos los tiempos de este Gobierno, si la entrega de armas ya va hasta abril de 2018. En un año, no hay ninguna posibilidad de que a los miles de cultivadores en ese rango se les puedan ofrecer los beneficios de la sustitución, que además no alcanzan a la mitad de lo que reciben sembrando coca. No hay recursos; el presupuesto del sector agropecuario para 2018 fue el más recortado, pero tampoco hay institucionalidad para controlar semejante despropósito”.

“Ya veo a los pequeños agricultores y ganaderos del trópico bajo volteándose al rentable cultivo de coca –concluyó el presidente de FEDEGÁN–. Ya veo la fragmentación de cultivos industriales con testaferros posando de pequeños productores. Ya veo a Colombia cruzando la barrera de las 200.000 hectáreas, aunque la ONU nos rebaje siempre una tajada, para tranquilidad del Gobierno”.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore