COSTA NOTICIAS

Populistas y peligrosas ideas económicas del señor de la Bolsa. Por: Duván Idárraga

Dice Gustavo Bolívar (el senador, que además funge como el fotógrafo personal del señor de la bolsa y su principal defensor y promotor) que Petro debería ser presidente de Colombia, entre otras cosas porque “es el más preparado”. Supongo yo que para Bolivar los títulos que el señor de la Bolsa dice tener son reales. Hay que decir que Petro publicaba en sus hojas de vida que tenía un Magíster y un posgrado en economía. Un diario capitalino de circulación nacional, hace algunos años hizo una investigación sobre la autenticidad de todos esos títulos (más doctorados que también decía tener, sobre cuya revisión un noticiero nacional hizo una nota, si buscan en Google los pueden encontrar), determinando que no tenía esos postgrados y menos los doctorados.

Lo que sí es cierto es que el señor de la Bolsa obtuvo su pregrado en economía en la Universidad Externado de Colombia. Como decía un Twitter publicado hace poco, supongo por un exalumno, piden disculpas en nombre de la universidad por los comentarios económicos de ese señor, en contra de las teorías económicas ampliamente valoradas y reconocidas a nivel mundial por expertos en la materia. Todo esto relacionado a la reciente solicitud que hizo el señor de la Bolsa para que el Banco de la República hiciera emisión de billetes y atender las necesidades de muchos colombianos producto de la emergencia económica suscitada por el covid-19.

Es claro que el señor de la bolsa quiere aplicar en Colombia el mismo modelo económico que él, como asesor del dictador Hugo Chávez, ayudó a implementar en Venezuela hace varios años y cuyos resultados económicos, sociales y políticos son ampliamente conocidos. Tema que se agudizó hace pocos años con la llegada al poder de Nicolás Maduro, quien ha generado y acelerado un proceso de emisión de moneda que ha llevado a graves consecuencias para la economía de ese país, especialmente la pérdida del poder adquisitivo de su moneda y una hiperinflación de más del 200.000% anual, de lejos la más alta del mundo (para hacerse a una idea, una tasa de atún allá vale $6 millones de bolívares). Para comparar, la inflación en Argentina, también gobernada por la izquierda y otra de las más altas del mundo es del 53,8%; en Colombia en 2020 fue del 1,62%.

La economía no es el fuerte del señor de la Bolsa, priman sus ideas populistas y socialistas y su deseo e interés de llevar a la ruina al país y de esa forma tener opciones de llegar al poder. Recordemos que en campaña anunciaba que en caso de llegar a ser presidente (a Dios gracias eso no se dará jamás) su política económica se basaría en cambiar los ingresos que produce la renta petrolera (actualmente al gobierno colombiano le ingresan algo así como $25 billones al año entre impuestos, más utilidades de ECOPETROL) por los provenientes de la exportación del aguacate. Olvidó mencionar el señor Gustavo Petro, que para equiparar la cifra tendría que destinarse casi que media Colombia a ese cultivo, adicional al tiempo que debería emplearse en preparar las tierras, producir y exportar. Tampoco tuvo en cuenta un hecho de economía elemental (la enseñan en los primeros semestres) muy significativo en temas de mercado; cuando un producto tiene una alta oferta el precio tiende a bajar, lo que significa que al incorporar esas grandes cantidades de aguacate a la economía mundial bajarían su precio, lo que haría más complejo equiparar los ingresos del petróleo. De ese nivel son las propuestas económicas del señor de la bolsa.

Definitivamente con este tipo de propuestas cargadas de populismo queda demostrado del peligro que significa que un personaje de estos, o cualquiera de la izquierda, pueda llegar a la presidencia de Colombia; la implementación de este tipo de iniciativas y de los modelos que ellos defienden tendría consecuencias enormes en la estabilidad económica del país y en el bienestar social de sus habitantes. Para quienes dudan de ello, pueden cruzar la frontera y verificar lo que vive el pueblo venezolano (para tomar una gaseosa deben cargar millones en billetes super devaluados) gracias al modelo económico que implementó Hugo Chávez y su asesor económico: El señor de la Bolsa; el mismo de los aguacates, de la emisión de billetes y de expropiar tierras de los ingenios para entregárselas a los pobres.

EL COLMO 1: La alcaldesa de Bogotá sigue empecinada en atacar al sector formal de la capital con sus medidas de restricción a la movilidad, las consecuencias económicas y de pérdida de empleo se empiezan a sentir y ella sin inmutarse. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2Vuelven a aparecer en redes sociales algunas notas de la época de pregrado de economía del señor de la Bolsa: Perdió Política Monetaria con 2.8 y Economía Agraria con 2.2, con razón las absurdas propuestas que hace; no obstante, su fotógrafo personal dice que es el más preparado NO HAY DERECHO.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore