COSTA NOTICIAS

Ponentes de Escazú pretendieron sembrar el terror que acostumbran para que Colombia caiga en el entuerto que recibió el rechazo unánime de los Gremios de la Producción este martes en el Congreso

Barranquilla 17 de mayo de 2022.- Completo rechazo por parte de los gremios de la producción del pais, manifestaron durante sus exposiciones en la plenaria del Senado éste martes en que se dio inicio a la discusión en segundo debate del proyecto de ley con el que el Gobierno y la ultraizquierda sentada en el Congreso y amangualada con el globalismo, ha pretendido que Colombia acoja ls dispuesto en el Acuerdo de Escazú y adquiera unos compromisos quitándole soberanía al país no solo en materia ambiental sino en varios aspectos que muchos fueron expuestos por los invitados al debate que no pudo continuar y se extendería este miércoles.

Como ponente del proyecto está el ultraizquierdista Iván Cepeda quien ha sido uno de los artifices de que terroristas impunes esten sentados en el Congreso de Colombia, además de defensor de todo lo que se llame  oscuridad, por lo que muy propio de su estilo quiso meterle terror a la gente anunciandio con su boca que no es la de un profeta por fortuna, “que al menos tres o cuatro catástrofes serían  contrarrestadas aprobando en Acuerdo Escazú” “por una parte tenemos la destrucción, cada vez más inevitable, de la Amazonía”, según él, como si eso fuera de su interés cuando lo que se busca realmente es que globalistas manden en el territorio colombiano teniendo injerencia en la Amazonía a la que se le ha invertido y se le ha presupuestado siempre, la cual además ha sido cuidada por los indígenas que la habitan. Dentro de la exposicón de Cepeda fue capaz de tratar de “argumentaciones criminales”, todo el que se oponga al invento petrista de abandonar la explotación de minerales y el petróleo, materia prima y por demás fortaleza de los ingresos del país.

Por su parte, el también ultraizquierdista defensor de la autodenominada “primera línea” también ponente Antonio Sanguino pretende que tal como está en el Acuerdo Escazú, Colombia haga exepciones con el grupo de chupasangres de los paises que se arropan en las “causas ambientales”, por lo que en su exposición dijo que el país so pretexto del nuevo termino globalista garantice “la democracia ambiental”, y unos supuestos mecanismos de justicia que serían el palo en la rueda para el avance del país, y una puerta abierta para que los enemigos de la leche y la carne animal sigan atacando el derecho ciudadano a alimentarse sanamente y no con carnes fabricadas.

Otro de los ponentes de la ultraizquierda fue el senador Feliciano Valencia conocido de auto, quien claramente habló de la pérdida de la soberanía de Colombia, con falso argumento que lo que trata Escazú “no solo con la vida de las personas sino de todos los seres del planeta”.

Las exposiciones de los ultraizquierdistas fueron rebatidas por las voces de gremios quienes asistieron invitados por la bancada que tiene claro que es lo que se pretende con el país, por lo que aún más claro dejaron ellos sentado en la plenaria su desacuerdo con el entuerto acuerdo Escazú.

El priemro de los participantes fue Rodrigo Lloreda en nombre de la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas, quien aclaró desde el principio cuál era la discusión porque la participación de los ponentes desviaron el debate, por lo que les encarriló el tema en el que dijo claramente que Colombia no necesita el Acuerdo Escazú que ocasionaría una paralisis al país, además de entregar soberanía dando un cheque en blanco a una entidad que ni siquiera existe, y trajo como resutados lo mal que le ha ido a olombia al suscribirse ese tipo de tratados internacionales, es así como trajo de presente el caso de Colombia con Ecuador y Nicaragua en la Haya. Colombia perdió en los dos casos, recordó.

A Lloreda le siguió la intervención de Oswaldo Ordóñez, geólogo, máster y doctor en geociencias, quien resiteró el ejemplo de la adscricción de Colombia en la Haya hace 30 años atrás y los negativos resultados para el país, dijo que si esto se hubiera sabido anticipadamente muy seguramente Colombia no se hubiera adscrito. Además señaló que en el aparato normativo de Colombia cualquier persona tiene la oportunidad de intervenir, además de toda la normatividad con que cuenta el país en los temas ambientales. Por lo que “ratificar Escazú es entregar la autonomia teniendo Colombia, la madurez y la capacidad intelecual para irsela a entregar a externos que desconocen que tenemos. Si nos devolvemos 20 o 30 años atrás seguramente no se hubiera aprobado la adscripción de Colombia en la Haya”.

Es así como Santiago Marroquín, de la Cámara de Comercio Colombo Americana, aseguró que este proyecto podría afectar los acuerdos comerciales, debido a que el Estado podría ser demandado por las empresas inversionistas.

Gonzalo Moreno, de Fenavi, manifestó que se debe archivar esta iniciativa, por el principio de precaución el cual en su artículo tercero, se establece que por cualquier sospecha se suspende el desarrollo de cualquier proyecto, establece inestabilidad jurídica.

Entre tanto, Ignacio Cruz, de Fedegan, indicó que este proyecto “perjudica el devenir de las actuales normas, porque nuestra normatividad ambiental es bastante robusta. El acuerdo prevé que las entidades públicas exijan a las empresas privadas información en contra de la naturaleza de los proyectos a desarrollar, y no genera ningún espacio de participación política”.

Por su parte, Andrés Felipe García de Fedepalma, señaló que “acompañamos la filosofía del acuerdo, pero tenemos un marco normativo que aunque tenemos que mejorar, aquí vamos a perder seguridad jurídica para el desarrollo de proyectos existentes y futuros. Los retos en Colombia lo debemos resolver entre nosotros y el gobierno no nos ha llamado para desarrollarlo en conjunto”.

De igual manera, Juan Arturo González, de la Andi, explicó que “en nuestra legislación se establecen mejores garantías que en el acuerdo de Escazú, sabemos que tenemos asuntos que mejorar pero aquí perdemos soberanía y genera incertidumbre afectando las inversiones extranjeras”.

Con apoyo de la Oficina de Prensa del Senado

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore