COSTA NOTICIAS

Políticas Equivocadas en el Desarrollo Rural y Agropecuario. Por: Miguel Ángel Lacouture

El Sector Agropecuario en General está sometido al acoso socioeconómico permanente, el Estado en búsqueda de recursos para sostener su creciente gasto social soporte del asistencialismo ha visto en él una fuente generadora de recursos permanentes sin ofrecerle a quienes detentan la calidad de tenedores legítimos la infraestructura básica de desarrollo para que sea posible cristalizar la empresa productiva rural; los Representantes de la sociedad desde el Legislativo, animalistas y opositores acosan las actividades rurales creando un nuevo régimen impositivo  a las “Ganaderías”, en general a través de las operaciones de transformación Agroindustriales/ Comerciales, así como cualquier actividad que se haga en público, aun el intercambio y comercialización en Ferias y Subastas; creando entorno a esta idea un aparato burocrático y contrataciones que en el mejor de los casos  será apenas sostenido por los recursos que se pretenden captar a través de los nuevos tributos a costas del consumidor de la golpeada en su economía familiar.

Lo más grave, en medio del desastre  socioeconómico que viene dejando de la pandemia en ascenso hacia un pico de infestación, con la sociedad inconforme en medio del desespero  por verse coartada su libertad en casi todos los sentidos, el Gobierno Nacional decide quemar las ultimas velas de sus fragatas presentando la inaceptable pero absolutamente necesaria y responsable Reforma Tributaria que pretende asegurar los recursos para soportar el asistencialismo paternal generando holgazanería en gran parte de la sociedad.

Hace curso en el congreso el Proyecto de Ley, ya casi a punto de aprobación, que crea una Jurisdicción Especial Agraria, hija de la nefasta Reforma Rural Integral, aprobada mediante el mecanismo del “Fast Track”, en el gobierno anterior. Esta nueva jurisdicción al igual que la JEP, que tantos gastos burocráticos, diferencias  sociales ha creado en la sociedad por el tinte ideológico faro de la toma de sus decisiones, como  administrativos de funcionamiento estaría produciendo para el Estado sobrecostos por algo que existe y funciona, dineros que podrían ser destinados a cubrir los faltantes que han hecho necesaria la presentación de la reforma tributaria; la creación de la Jurisdicción Agraria implica  la creación de aproximadamente de  325 altos cargos para hacer funcional esta nueva figura, ello implica un gasto laboral de entrada de $  6.500.000.000.oo.,mensuales *12= 78.000.000.000.oo., anuales en burocracia, sin sumar gastos de funcionamiento propiamente dichos y contratación, mayor fuente de corrupción estatal, que implicaría su puesta en marcha.

Lo grave de toda la iniciativa esta en hacer girar la política absolutamente desueta y revaluada, la redistribución de la tierra  como base  para lograr el Desarrollo Rural, se implementarán Expropiaciones por Incumplimiento de la Función Ecológica de la Tierra, Función Social de propiedad, Propiedades de inmuebles que hacen parte de las Reservas Forestales, así como la adecuación del Catastro Multipropósito, configuración de baldíos y regulación de tenencia de UAF, Unidades Agrícolas Familiares, diferencias que serían sometidas a futuro  en una jurisdicción abiertamente influenciada por ideas políticas de rancios arraigos socialistas de izquierdas.

La búsqueda de soluciones al Sector Rural no está en la redistribución forzosa de la tierra a través de expropiación; la base para lograr el reacomodo socioeconómico rural esta en cambiar la concepción actual de Campesinos de hacha y machete, generadores apenas de ingresos de mera subsistencia para su familia; hay que formar, educar  a la  generación de jóvenes, desde principios de Enfoque Territorial y Desarrollo Rural Agropecuario, Industrial y Comercial, capaces de aprender, aplicar y difundir  las nuevas tecnologías agropecuarias, asociatividad  horizontal y vertical como vehículo de encadenamiento productivo de materias primas  hasta el acceso a mercados de consumo, crédito  agropecuario que permita entronizar medios de producción modernos al campo, vías de acceso entre tantos faltantes.

La tenencia de tierra sola finalmente se convierte en una carga  para quien llegare a detentarla sin los mínimos para hacerla productiva, al final terminará como siempre deshaciéndose de ella por incapacidad efectivamente productiva; será aquel que aun tenga medios suficientes quienes se harán a ella, produciendo una reforma agraria contraria a lo que se busca, concentración de tierras en pocos, condenando a los menos favorecidas a seguir en absoluta miseria,  finalmente se desplazaran a las ciudades  acrecentando cordones de miseria, de no tener  claro lo que se busca  con esta jurisdicción el remedio a mediano plazo será aun peor que la enfermedad que pretende combatir.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore