COSTA NOTICIAS

Paula Botero, la voz de los ganaderos que exigen al gobierno salvaguardia para blindar producción lechera

Paula Botero, la voz de los ganaderos que exigen al gobierno salvaguardia para blindar producción lechera

Lecheros del país se oponen a la importación de lácteos. Reclaman ‘salvavidas’ al gobierno nacional. En 2020, la industria compró más de 73.000 toneladas de leche en polvo y derivados lácteos en el mercado internacional.

Barranquilla, 15 de marzo de 2021.- Lecheros del país se oponen a la importación de lácteos. Reclaman ‘salvavidas’ al gobierno nacional. En 2020, la industria compró más de 73.000 toneladas de leche en polvo y derivados lácteos en el mercado internacional.

A pérdidas están trabajando los productores de leche del país debido a las importaciones de lácteos que desde hace varios años viene haciendo la industria nacional gracias los Tratados de Libre Comercio.
Paula Botero, reconocida ganadera de la hacienda Formosa en Ansermanuevo (Valle del Cauca), hace parte de los 670.000 productores colombianos que han sufrido las consecuencias de estas compras desde del exterior por lo que se quejó de lo que califica como una falta de voluntad política para detener esta problemática. Ella, al igual que los miles de lecheros, exige que el Ministerio de Comercio Industria y Turismo aplique la salvaguardia para blindar al sector del desastre económico.
“No ha habido una postura de defensa por parte de los gobiernos hacia el sector lechero. La salvaguardia viene existiendo desde hace mucho tiempo y no la aplican, no sé por qué”.
Añadió que, de alguna manera, se sienten abandonados por el gobierno nacional. “Es como si el gobierno tuviera compromisos con los industriales e importadores y no con los miles de lecheros y de familias campesinas que viven de la leche”.
La salvaguardia que exigen los lecheros es una medida que regula o restringe temporalmente las importaciones de mercancías idénticas o directamente competidoras a las de producción nacional con el propósito de prevenir o remediar el daño grave en determinado renglón de producción nacional.
“Este no es un tema de este año, sino que viene presentándose desde que se firmaron los TLC. La queja se repite año tras año y es justo que ahora sí se aplique la salvaguardia”.

A pérdidas
Según Paula Botero, desde el 2012 el valor por litro de leche no incrementa y, obviamente, no es acorde con la variación del Índice de Precios al Consumidor- IPC.
“Si incrementaran lo que sube el IPC nos deberían estar pagando 300 pesos más por litro. En mi contabilidad puedo darme cuenta que el precio que nos pagan hoy es el mismo del 2012”.
Añadió que los ganaderos están ordeñando a pérdida y en detrimento de su nivel de vida, especialmente los pequeños productores.
“Los que somos productores tecnificados tenemos unos mejores precios, pero hay miles de lecheros pequeños que no pueden venderle a grandes cooperativas o que les pagan el litro incluso a 800 pesos, y con eso jamás van a tener el chance de tecnificarse ni ser más eficientes. Con lo que les pagan apenas pueden subsistir”.

Exportación vs. importación
Datos de la Federación Colombiana de Ganaderos-Fedegán registran que durante el 2020 las exportaciones de productos lácteos nacionales apenas fueron de 4602 toneladas en comparación con las importaciones que arrojaron la cifra de 73.663 toneladas de diversos productos.
Las importaciones de la industria, de cerca de 74.000 toneladas de leche en polvo y derivados el año anterior, equivalen al 27 % del acopio nacional. Esas compras externas representan 203,5 millones de dólares; mientras que las exportaciones de productos lácteos solo superaron los 16,5 millones de dólares.
“En 2020 se produjeron 7400 millones de litros, de los cuales la industria acopió solamente 3330 millones, dentro de un mercado oligopsónico, con muchos ganaderos queriendo vender su leche a muy pocos compradores con posición dominante para imponer condiciones”, sostuvo José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.

Empatía social
La ganadera hizo un llamado para que la sociedad entienda la problemática del sector. “Los ganaderos entendemos los que nos pasa, pero la gente del común, el ama de casa, el mecánico, el pintor, quienes compran su bolsa de leche, desconocen la situación que estamos viviendo”.
Ella busca que la gente entienda el valor del campo, “que ese vaso de leche que se toman no llega del cielo, que tuvimos que trabajar muchos años para poder producirlo; que hay unos campesinos que se levantan a las 2:00 de la mañana a empezar sus tareas”.
También pidió a la dirigencia política que realmente los protejan de estas medidas que los tienen en jaque.
“Que los políticos de turno no nos usen, que no argumenten que defienden el campo pero que realmente no nos están representando ni están siendo nuestros voceros”, concluyó.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore