COSTA NOTICIAS

No se puede caer en la cultura de la resignación que impone la izquierda, y menos de nuestros derechos. Por: Carrillo Navas

“Si te aferras a cadenas como el miedo, la resignación, dejas de luchar por la libertad” LGCN

De conformidad a la Real Academia de la Lengua RESIGNACIÓN “Entrega voluntaria que alguien hace de sí poniéndose en las manos y voluntad de otra persona.  Conformidad, tolerancia y paciencia en las adversidades”. Lo anterior implica varias aristas y especialmente aplicadas a Colombia y trataremos de desglosar en esta columna.

  1. Los pueblos no pueden aceptar los reveses que le ocasionan las instituciones, los líderes políticos, las circunstancias y las adversidades, los problemas deben superarse, aprender de ellos para que las siguientes generaciones no cometan los mismos errores. “Los desafíos son las pruebas de fuego para los pueblos, eso los fortalece si superan o los condenan si se conforman” LGCN
  2. No podemos dejar de luchar, sería una ofensa para la humanidad por lo que ha conquistado por generaciones que dieron sus vidas, su sangre, lo que tiene se ha logrado por los esfuerzos individuales y colectivos, dominó la agricultura y la ganadería, forjó la industria, conquistó las estrellas, pero igual logró establecer un catálogo de derechos, que defienden las democracias, pero uno no puede ser conformista, cómodo y cobarde, menos aceptarlo, si te roban una elección, o abusan de la posición dominante, o alguien se cree con la potestad de imponer su forma de pensar o actuar. “La resignación es un suicidio cotidiano” Honore de Balzac
  3. Lo que nos digan políticos, medios de comunicación o autonombrados faros de la moral en redes se deben asumir con beneficio de inventario: Todo lo que te puedan decir debe ser soportado no solo con hechos, sino con pruebas que corresponde a la verdad o la realidad, por ello se debe verificar lo que se nos dice, y esto implica que si por ejemplo los partidos y movimientos políticos y los líderes, se resignen a un recuento de votos, o sacar al registrador cuando no hay garantías para las siguientes elecciones, el pueblo individual o colectivamente no puede con el pensamiento del borrego aceptar su destino sin hacer sentir su voz, su reclamo o su queja. “La resignación es hermana de la amargura, prima de la desolación y sobrina de la desilusión.” LGCN
  4. La cultura de la resignación y sus aliados morales: Acá no se está hablando de la resignación o aceptación religiosa o vocacional que son conceptos diferentes y por separado, sino lo que ciertos grupos, élites, políticos, influencers en redes sociales nos quieren imponer, para que el pueblo quede homogenizado, cuando es lo más plural que existe, o peor convierte esa pluralidad en la dictadura de las minorías sobre las mayorías. Sus aliados son claros:
  • La comodidad: no es en razón del placer, conveniencia o provecho, sino a la haraganería a la dejadez, y que fomenta la mala educación y la aceptación de la doble moral o anti moral.
  • La cobardía: se trata de inculcarse que el miedo de hacer, de defenderse o de luchar, prácticamente someterse a los designios de los demás, no asumir riesgos, como si la razón siempre la tuvieran los demás y no tuviera opinión.
  • El conformismo: por tratar de quedar bien con grupos o personas o con régimen se someten, cambian y pervierte la esencia y la defensa de los derechos y eso elimina nuestra individualidad, nuestra capacidad de ser diferente.
  • “La Dignidad ha luchado desde el nacimiento de la humanidad, para que la libertad y la justicia no mueran ante la resignación, el conformismo y la comodidad” LGCN
  1. No podemos cometer los mismos errores, no podemos tener un país sin memoria: La cultura de la resignación fomenta la conducta del olvido, cuando las causas son justas las entierra, elimina los logros de los pueblos, que se subvierten para decir que son de políticos y dirigentes como si las carreteras, centros de salud y la justicia los hiciera un solo hombre y no el esfuerzo de todos, y acaba lentamente nuestros derechos aplicando el adagio chino “Un pajarito que nace libre amará la libertad, si se le enjaula, morirá; en cambio un pajarito que nace en una jaula, pensará que esa jaula es su libertad” Lo han logrado con el encierro con la excusa de la pandemia.
  2. La cultura de la resignación favorece la deshumanización de nuestra gente: Cuando se convive con la muerte, cuando se envía a las personas al encierro, reduce al mínimo la interactuación humana, el ser humano se redujo a una voz, una imagen, un video y quedamos extrañados de lo que hacen los gobiernos mientras estamos encerrados y eso solo genera personas deprimidas, que no vale luchar por lo que se tiene, y que ya no nos importa quién fallece, reduciendo toda nuestra vida al microcosmos que tenemos.
  3. No podemos convertir la Paz, en la resignación de la verdad, la justicia y la reparación: Los procesos humanos requieren retribución, compensación y justicia, sin eso no existe, favorece que la conflictividad, la violencia y la agresividad resurja. Nunca un proceso de Paz podrá pasar la página, si se inculca la cultura de la resignación” LGCN
  4. La cultura de la resignación no puede ser refugio para rendirnos: Si esto ocurre acabamos el progreso, la diversidad, la cultura humana, nuestra propia historia, nos volvemos pesimistas. “El pesimista se refugia en la resignación, el realista en la aceptación de no luchar y el optimista en su fe fanática” LGCN

La conclusión es no ofendas los logros de tus antepasados, no juegues con tus derechos y sé tú mismo, pase lo que pase.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore