COSTA NOTICIAS

Medidas de Choque Para el Sector Agropecuario. Por: Miguel Ángel Lacouture

Nuevo año calendario con las mismas angustias para el sector agropecuario; muy a pesar de los esfuerzos que hace el gobierno los problemas estructurales están a la orden del día, los precios de la leche, insumos y fertilizantes, arroz padyy, etc, por nombrar algunos, no alcanzan a cubrir los gastos de producción, urgentemente hay que tomar medidas de choque de efectos inmediatos.

Es necesaria la intervención de la institucionalidad en los mercados  de capitales, consumo y agro comercio, que garanticen la estabilidad de los costos, gastos y precios de los bienes que encuentran su génesis en el sector agropecuario; no basta con la Agricultura por Contrato, es de bulto la necesidad de generar medidas que permitan al Empresario del Campo certeza que sus empresas lograrán utilidades que su inversión espera; estas deben ser abanderadas por  gremios de la producción, junto a los agroindustriales, comercializadores  quienes bajo la égida del Ministerio de Agricultura e institucionalidad  produzcan ese anhelado ambiente de seguridad agroindustrial y comercial que brinde la esperanza solida del bienestar  social a través de la labrantía de la tierra, son:

  • Acuerdos entre Productores/Agroindustriales/Comerciantes y Grandes Consumidores, que garanticen al Empresario del Campo precios de compra de los producción de cosechas estacionales, independiente de los periodos de Primavera e Invierno, garantizados con efectos jurídicos administrativos mediante la creación de un régimen sancionatorio para aquellos que le incumplan; estos precios básicos que se pacten deben necesariamente ajustarse a la media internacional atendiendo los costos de producción y productividad, no es posible se sigan presentando distorsiones como la del arroz, el 93% del consumo nacional (43K per cápita*50.300.000., 2.162.999 Toneladas, no 3 billones de toneladas como erradamente expuse en la reflexión anterior, excusas por el error), 2.011.590., Toneladas aportan la producción interna al consumo nacional, el 7% restante, 151.410. Toneladas, provienen de Ecuador, Perú y Usa, los dos primeros 2%, y el ultimo 5%.

No es posible, racional o razonable, que los precios en los mercados de transformación de Paddy, salte de hasta $1.700.000., tonelada, a mínimos de hoy, llegando a $900.000., con producciones medias de 5.2 toneladas y costos que oscilan entre 4 y 6 millones de pesos dependiendo la zona del país, algo muy grave está pasando, los ingresos generados se están quedando en la intermediación sacrificando gravemente a la población rural de un producto de consumo masivo básico de la alimentación de la nación, los  sacrificados siempre son  quienes labran la tierra como esta hoy planteado el negocio agroalimentario del arroz.

Otro caso Patético, la Leche, con sus ya famosas e inexistentes o artificiales enlechadas  donde los industriales transformadores se aprovisionan de leches pulverizadas y lactosueros  para sacarlos a los mercados de consumo regenerados en diferentes productos lácteos para el consumo, o mediante la utilización de artilugios con la adición de productos  grasos, saborizantes a los lactosueros, permiten llevar estas mezclas a precios menores que la leche natural, al consumo nacional  sin el cumplimiento de los parámetros alimentarios básicos que deben tener los productos lácteos en detrimento de la ya golpeada producción nacional, sobre esto es urgente la intervención del Invima para que de manera clara se dé a conocer al consumidor las calidades del producto que está adquiriendo, nada de letra menuda.

La informalidad es rampante en este sector, 45% de la producción  se queda en el comercio callejero, no pasa más allá su transformación a producción básica de quesos artesanales sin medidas de bioseguridad alimentaria que requieren y comercialización de leche cruda; el comercio formal solo acopia el 55% de la producción nacional, el restante lo suple con importaciones a muy bajos costos.

  • Acuerdos sobre los costos de insumos agropecuarios básicos que se utilizan en la producción, deben llegar al empresario del campo a costos medios del mercado global; sería deseable que se pudiera aportar por el Estado incentivos, no subsidios, a la efectividad productiva de los agronegocios, no es posible lograr competitividad global en la productividad en casos como fertilizantes para la agricultura, en los últimos cinco años han saltado sus costos al triple, igualmente sucede  con los insumos agroquímicos imposibles de suplir con medidas ambientalmente

Para que estas medidas surtan efectos a corto plazo deben estar acompañadas de un régimen sancionatorio para aquellos que las incumplan, lo deseable e inédito sería un compromiso anticipado  de acopio y consumo por los compradores con ello se evitarían acuerdos protervos para detener la dinámica del mercado  y retroceder en el tiempo pesar de lo pactado por las partes.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore