COSTA NOTICIAS

Más deporte; menos políticos, congresistas y corbatas. Por: LGCN

“Los triunfalistas ven sólo una medalla, yo observo, la constancia, la lucha y el esfuerzo, de un campeón del pueblo”

Una columna dedicada a cada campeón con medalla o sin medalla que ha hecho del deporte una opción de vida, ¡colombianos apoyen a cada deportista que vive en nuestro interior!  Tal como lo indicara el fundador de los juegos olímpicos modernos Barón Pierre de Coubertin “Lo más importante del deporte no es ganar, sino participar, porque lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse por conseguirlo.”

En este caso, es darles el reconocimiento a esos deportistas que tanto se joden en las justas deportivas, del ciclo nacional y olímpico que, con sacrificios y carencias, logran gestas tan grandes, mejor que cualquier político, que merece un reconocimiento, que desgraciadamente como colombianos no lo damos, pues sólo el deportista es importante cuando triunfa o gana medalla o nos centramos en el sólo fútbol. Veamos:

El deporte es subestimado y menospreciado por los gobiernos del mundo: especialmente éstos países considerados tercermundistas, donde sólo importa si ganas o triunfas o si consigues una medalla, posición cómoda, conformista y cobarde de los medios de comunicación, las redes sociales, la empresa privada, los gobiernos, desconociendo las horas y horas de entrenamiento, de preparación, de mentalidad, de esfuerzo.

El Olvido de los gobiernos y el pueblo frente al deportista: Nadie se preocupa si el deportista especialmente el de alto rendimiento, se alimenta, si tiene un buen sitio donde vivir, menos si está preparado mentalmente para enfrentar los retos deportivos. Incluso son ellos los que tienen que hacer rifas para conseguir los medios para pagarse un pasaje a las justas y sea en su momento Coldeportes hoy Ministerio del Deporte o el COI, la excusa de esas corbatas siempre será la más fácil “No hay Plata”

La Falta de patrocinio tanto estatal como privado acabó mucha cultura del deporte: Cuando fui auxiliar, juez y Comisario Nacional de Ciclismo, pero más especializado en Bicicross BMX, antes teníamos Juegos Intecolegiados Postobón, Intercomunas, Olimpiadas Pony Malta, Juegos de los Hogares Juveniles Campesinos, olimpiadas o juegos lasallista, tuvimos varios equipos de ciclismo como Café de Colombia, Pony Malta y Postobón, de eso prácticamente queda el recuerdo.

El Comité Olímpico Colombiano y Federaciones de Deportes y sus errores: Si nos quejamos que tenemos que reducir el Congreso a la mitad con la cantidad de senadores y representantes que existen, no más observen cómo Coldeportes hoy Ministerio del Deporte, la COI, las federaciones de deportes y Ligas hay gente que sabe del deporte casi de manera empírica, personas que incentivan el deporte con las uñas o aportando de su propio bolsillo, muchos sin recibir auxilios o salarios, pero si la mitad trabaja, la otra mitad son corbatas que convierten el deporte en un asunto político, que cual logro o triunfo sin hacer nada salen a ganarse padres nuestros con avemarías ajenas.

Errores del COI hay muchos, pero citó dos. Uno de ellos no fue elevar con prontitud el Bicicross BMX, y el patinaje sobre ruedas (aún pendiente), ante el Comité Olímpico Internacional como deportes olímpicos, saben cuántas medallas esos dos deportes nos han dado en 20 años en diferentes competencias internacionales, En Bicicross BMX teníamos toda una generación: Juan Carlos Carbo, Santiago Silva, Mario Soto, Fabián Hernández, Andrés Jiménez, María Alejandra Jara, Erik King, Emiliana Mercado, Germán Medina y una cantidad de corredores que no me alcanzaría esta columna para mencionarlos que eran medallas de Oro Olímpicas seguras, pero COI y Coldeportes dejó pasar esa generación por culpa de su dejadez y burocracia.

El Bicicross BMX fue deporte Olímpico desde 2008, y fueron las corbatas de la COI Colombia que pudieron intentarlo desde 1992, se demoraron 16 años para ese esfuerzo y aun patinaje sobre ruedas espera ser parte de los olímpicos con campeones como Cecilia Baena, Berenice Moreno, Juan Nayib Tobón, Fabriana Arias, Jorge Botero, entre otros, y como colombiano vaya uno saber que otras disciplinas y deportes podrían ser olímpicos y han tenidos logros que ni el COI o las Federaciones tienen en cuenta. Diría Napoleón Bonaparte, “Imposible es una palabra que solo se encuentra en el diccionario de los necios.”  Por ello “hay políticos y dirigentes deportivos que son insulsos, necios, y navegan los ríos de la excusa y la conformidad” LGCN

Colombia es un país sin memoria deportiva: Desde las mismas ligas, federaciones, el COI, han perdido y dejado perder la historia y los esfuerzos de nuestros deportistas, que ni siquiera hay páginas oficiales o en la Wikipedia de los logros de nuestros deportistas en tantos deportes y disciplinas, en los últimos 40 años y muchos colombianos desconocemos esos esfuerzos, luchas y logros, porque a duras penas nos centramos en el Fútbol.

El colombiano es hincha o fanático mientras existe una racha de suerte: Sea con Juan Pablo Montoya, en el automovilismo, (aclaro no es deporte olímpico), o con Nairo Quintana y Egan Bernal en el Ciclismo, o con Camilo Villegas en Golf, o Mariana Pajón en Bicicross BMX, o nuestros campeones de Boxeo que es una cantidad impresionante, el pueblo colombiano sólo hace barra, igual que los gobiernos, estamos en racha y nos creemos especialistas en esos deportes, y luego regresamos al Futbol, las promesas, los apoyos desaparecen tan rápido como ocurre un triunfo.

Colombia no tiene una cultura deportiva inculcada desde la educación del colegio o Universitaria: No se inculca desde niños el amor por el deporte, no sólo como actividad física, sino de alto rendimiento y hasta una carrera deportiva, el conocimiento se reduce a los libros y las carreras clásicas o nuevas carreras sin actividad física; la aptitud y capacidad física es casi una invitación, más que un deseo o un deber, luego nos quejamos de la obesidad, la diabetes, el sedentarismo  y si hubiéramos aprovechado mejor nuestra juventud, cuántos campeones hubiéramos tenido por un acto de voluntad.

La conclusión es sencilla tenemos 280 congresistas, que deberíamos reducir a la mitad, una Jep disfuncional con un presupuesto astronómico, una cantidad de ministerios y viceministerios en los que o sobra gente o no trabaja, si tuviéramos más deportistas y menos corbatas, tendríamos más gente con mente sana y cuerpo sano, campeones en diferentes deportes y ejemplos a seguir.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore