COSTA NOTICIAS

Los testigos falsos del entramado del pillo Cepeda contra Uribe, pero el pez cae por su boca! Por: María Patricia Ariza_Velasco

Cuando por primera vez tuve la oportunidad de venir a trabajar en Antioquia, en calidad de fiscal tras concurso de méritos, me llené de los aromas de esta tierra, me regocijé en sus paisajes y desde entonces gozo de la calidez de sus gentes. Por eso y por mucho más suelo afirmar que “los paisas nacemos donde nos da la gana”.

Algo que siempre ha sido de mi agrado es el “repentismo”, que corre por las venas paisas que dan lugar no solo a trovas, chistes oportunos, bromas, memes y también a refranes propios y replica de los más puros de Castilla y Andalucía. Reí mucho, en medio de debates de Sala Plena en uno de los Tribunales de Antioquia, cuando surgía algún refrán al llegar al clímax de los desacuerdos entre pares, de la boca de uno de sus más jóvenes integrantes, con bastos conocimientos de filosofía y una cultura basta, por tanto, es posible afirmar que un refrán es la síntesis filosófica de un argumento o situación particular, con un fundamento sabio innegable.

El refrán que acudió a mi mente es el muy montañero: “Al que mucho le güele algo le jiede”. Como anillo al dedo, encaja en el senador Cepeda, tras la serie de respuestas en su afán de justificar las “ayudas humanitarias” dirigidas a la familia de uno de sus testigos, un delincuente común que ha tomado fama mediáticamente. El sujeto de apellido Monsalve, que solo era conocido por el círculo de sus amistades, entre ellas el congresista antes mencionado, al parecer integrante de un bloque de paramilitares y “conocido de autos” en los estrados judiciales, condenado por delitos de secuestro extorsivo y concierto para delinquir, el mismo que “mantiene aburrida a su mamá” por tantas mentiras que dice, salto a la fama y ahora todos lo conocemos por la proliferación de noticias a su alrededor, por ser un “testigo estrella”, contra el Expresidente Uribe Vélez.

Pues bien, otra noticia ampliamente difundida por reconocidos medios de comunicación, gira alrededor de los montos de dinero otorgados por la buenas obras de misericordia el susodicho senador, de formación “filosofo” y ocupación principal agricultor, porque se dedica a la siembra de odios camuflados y abonados en mentiras, situación desfavorable pues “más rápido cae un mentiroso que un cojo”; además al parecer el ofrecimiento y entrega de otra clase de prebendas a la familia o personalmente al fabricado testigo, que confrontados sus decires con la línea del tiempo no coinciden.  Ante los generosos dineros, otorgados por intermediación o directamente por el avezado agricultor de marras, este señor no encuentra la manera lógica y aceptable de justificar sus actuaciones ante la opinión pública, esa que lee, analiza y piensa, esa misma que anhela encontrar la sabiduría que es el objeto de estudio de la filosofía y sobre todo la verdad que reclama urgentemente.

Filtraron (término este que se hace cada vez más común) los medios de comunicación y se transmitió por las redes sociales, ahora más consultadas por quienes permanecen en sus hogares por precaución ante la pandemia del COVID 19, las respuestas a manera de justificación de Cepeda con respecto a las ayudas otorgadas a la familia Monsalve y he aquí, siguiendo con la línea de refranes, el pez cae por su boca”. Veamos:

1.-A la revista Semana le informó el sembrador, que no había donado cuarenta millones a la familia del declarado delincuente por jueces de la República, sino a una ONG, a la que había entregado la no despreciable suma de trescientos cincuenta millones. El autor de la nota periodística hace la operación de deducciones antes de recibir el salario como senador y llega a la conclusión que, para llegar al monto señalado debió donar la mitad de su sueldo a la Organización, durante tres años. ¡Vaya generosidad! ¿Cuál es el nombre de esa ONG?. Se llama Movimiento Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE). Wikipedia esa página de información de todo, informa que Cepeda es uno de los fundadores de dicha Organización no gubernamental. En otras palabras, las donaciones sistemáticas son un “yo con yo y además un ingenioso movimiento propio de los expertos en evasión de impuestos, no la burda imitación criolla de Robin Hood, luego estamos en presencia de un harakiri fiscal.  Acá cabe además una máxima evangélica, no un refrán: El que es fiel en lo muy poco, es fiel también en lo mucho; y el que es injusto en lo muy poco, también es injusto en lo mucho (Lucas 16:10).

2.-En otras declaraciones, donde no pierde el sonido, días antes añade en otros medios que, la ONG que entrega dineros a la familia de Monsalve, es el Comité de Solidaridad con Presos Políticos conocida por la sigla CSPP,  donde el caritativamente funge como intermediario, organización que al indagarla en la web, informa que opera como Fundación, que recibe dineros de Amnistía Internacional, según lo aduce el mismo Cepeda. Se aplica otro refrán: Quien mucho habla, mucho yerra”, porque en verdad cuanto más se habla, más se meten las patas, errores “políticamente incorrectos”. Acoto que el dicho se origina en un proverbio: El que mucho habla, mucha yerra; el que es sabio refrena su lengua (Proverbios 10:19). Generó  con lo anterior otros problemas, pues el sujeto Juan Guillermo Monsalve, referido por él a la Fundación, para que su familia recibiera “ayuda humanitaria”, no es preso político, es uno  común y silvestre quien además ha tenido y tiene una serie de gangas, que otros de su misma calaña no han tenido, como analizaré posteriormente. Si Amnistía Internacional es diligente y audita los dineros a la Fundación, creo que la pondrá en aprietos y al autor intelectual de la erogación de tantos dineros. Debe auditarlos, porque Amnistía se alimenta de las donaciones de ciudadanos de muchas partes del mundo y otras ONGs. ¿Qué acontecería, si el Secretario General de AI, Kumi Naidoo, conociera a través de un buen interprete, de estas curiosidades prohijadas por el sembrador de odios?. No creo que aplauda la desviación de dineros, que podrían invertirse en los objetivos reales de la AI. Suficiente para explicar a Naidoo, es entregar las mismas informaciones suministradas por Cepeda a los medios de comunicación.

Otra curiosidad se vislumbra en el deseo obsesivo de Cepeda de proteger a Monsalve, es lo que sucedió en torno a la inspección que realizó el INPEC, propia y rutinaria dentro de sus competencias y obligaciones, el cuatro de enero 2020, cuando se realiza un operativo sorpresa como debe ser, en la casa fiscal de la Picota, en donde vive el mencionado delincuente. Le incautaron un teléfono celular, un computador y una impresora. ¿Cómo ingresaron esos elementos y quién lo hizo? Queda para la imaginación las respuestas que se pueden inspirar en tanta película y serie de televisión. Por ello le abrieron el proceso disciplinario, radicado I-2462020, donde una de las primeras actuaciones en las indagaciones, lo reporta la página de la Agencia Periodismo Investigativo y se refiere a la versión libre del indisciplinado quien manifestó espontáneamente ante la realidad de los hechos, sobre los elementos incautados además de prohibidos para su tenencia por el Código Penitenciario en su artículo 116: “sí señor, el sábado 4 de enero más o menos después de las tres de la tarde, me encontraba en mi habitación y eran los del grupo CRI que me dijeron que iban a realizar una requisa y me llamaron a la media hora y habían encontrado el teléfono, el computador y la impresora. Cuando me requisaron a mí me encontraron ciento cincuenta y dos mil pesos. Me preguntaron si el teléfono, el computador y la impresora eran míos y les dije que sí y les firmé el documento de radicado”.

Con ocasión de este operativo el senador Cepeda que le fascina twittear y chillar más que un camionado de pollos”, publicó la solicitud a la Ministra de Justicia, Margarita Cabello, para conocer el por qué de esa operación de registro, además la razón de su filtración a los medios de comunicación “de manera selectiva” y cerró con un punto alto: “garantizar la cadena de custodia de los elementos incautados”. Ojo abogados de la defensa de Álvaro Uribe Vélez, allí deben encontrarse elementos probatorios, que exigen sean trasladados a la Fiscalía y ojalá no se hayan perdido o trocado en la maraña de corruptelas del INPEC, pues esto último no es un secreto.

Las prebendas directas y visibles, favorecedoras de pillo Monsalve son conocidas, tales como vivir en una casa fiscal de la cárcel la Picota, las rumbas en que se ha visto inmerso, el solo hecho de recibir y tener para su uso los elementos incautados el 4 de enero del año en curso, hablan por sí solas. Aquí no se trata de producto de la imaginación.

Para cerrar, vale recordar ese otro refrán aplicable al senador sembrador de odios, por la visible desesperación que evidencia en sus últimas intervenciones ante medios de comunicación, como el deseo de “recusar” toda autoridad, para amedrentar cual “acusaletas” y otras movidas de su tablero particular de ajedrez: “Pa’decir mentiras y comer pesca’o hay que tener cuidado”. Está desesperado, muy desesperado y cuando ello ocurre el jaque mate opera.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore