COSTA NOTICIAS

Los reconocimientos genéricos de crímenes de las Farc NO SON JUSTICIA. Por: Luis Gabriel Carrillo Navas

De qué sirve una paz donde lo perdonas todo, la justicia es la primera sacrificada y la verdad desechada al olvido”

Las Farc, llámese comunes, estén en el Congreso con curules regaladas, o en el monte matando colombianos y venezolanos sus reconocimientos genéricos de crímenes NO SON JUSTICIA por las razones que expondremos en esta columna de opinión, otra falacia, otro sofisma para hacerle creer a las mentes débiles, especialmente los mamertos y seguidores de Petro, izquierda y verdes, lo que no son, y tratar de borrar el genocidio de más de 500.000 colombianos y el desplazamiento de más de 5 millones de los nuestros en más de 60 años. Veamos:

Los reconocimientos genéricos de crímenes de las Farc NO SON JUSTICIA por lo siguiente:

  • No existe la justicia ni individual ni colectiva: pues ellos no aceptan las consecuencias de sus delitos, sólo una mera generalidad, como si fuera común y corriente cometerlos, dicen qué los secuestros eran motivados por su agenda política, cuando se sabe que un 80% de ellos era de índole extorsivo. “El cinismo es la mejor arma de la izquierda, la verdad la señalan de mentira, y la mentira la quieren hacer verdad” LGCN
  • No hay Reparación: reconocer formalmente secuestros, no garantiza ni la verdad ni la reparación, a ninguna víctima en particular o específica y son miles; a modo  ejemplo no aceptan el secuestro y muerte de Consuelo Araujo Noguera 2001, masacraron 11 diputados del Valle en 2002, y los mencionamos: Juan Carlos Narváez, Ramiro Echeverry, Jairo Hoyos, Alberto Quintero, Rufino Varela, Nacianceno Orozco, Héctor Fabio Arismendi, Edison Pérez, Francisco Giraldo, Carlos Alberto Barragán y Carlos Alberto Charry ni a los tres indigenistas que fusilaron: Terence Freitas, Ingrid Washinawatok y Laheenae Gay 1999, ni los 40 muertos del Club el Nogal o los 119 exterminados en Bojayá, sin contar las miles de violaciones a los derechos humanos al pueblo colombiano. Es decir, NO RECONOCEN CRÍMENES PUNTUALES Y ES INEXISTENTE LA REPARACIÓN.  “El perdón de los crímenes de las Farc, se lo dejo a Dios, Pero Dios no cuente conmigo” LGCN
  • No reconocen de cuáles secuestros y a quiénes les afectaron su derecho a la libertad, movilidad e integridad Física: Las Farc aceptan equivocaciones, errores, pero no dicen que secuestrados, o qué hechos específicamente admiten, eso es como decir me he equivocado en la vida, pero no dice frente a quienes y el por qué. De qué sirve una paz donde lo perdonas todo, la justicia es la primera sacrificada y la verdad desechada al olvido” LGCN
  • No pagan un día de cárcel por los hechos entre 1958 y 2016, y la cifra de secuestrados es grosera: pues mientras el Centro Nacional de Memoria Histórica, relaciona 37.000 secuestros, las cifras extra oficiales cuentan más de 100.000 secuestros, muchos de ellos casi el 50% perecieron en cautiverio o se catalogan en crímenes de lesa humanidad como la desaparición forzada y ninguno del secretariado de las FARC se responsabiliza de cada víctima. “La Paz no se hace con la sangre de los caídos, sino con la cárcel y sometimiento del asesino” LGCN
  • Evaden su responsabilidad en las pescas milagrosas o secuestros masivos: Es decir, no reconocen nada, igualmente la tortura y violaciones de secuestrados, por ejemplo, el caso Ingrid Betancourt y Clara Rojas. “La Justicia NO se arrodilla, la libertad NO se negocia y la igualdad NO se impone” LGCN
  • El reconocimiento genérico pretende subsumir otros delitos para no aceptarlos o no ser investigados: Con el reconocimiento genérico de delitos como el secuestro pretende que otros delitos fuera del mismos, sean subsumidos como los homicidios, el genocidio y el reclutamiento forzado de menores, y así en una bolsa dejarlos impunes. “Si la impunidad prevalece, la PAZ será tierra de nadie, donde la venganza y el castigo harán lo que a la justicia le quedó grande.” LGCN
  • Los reconocimientos simbólicos no reparan a víctimas: las revictimiza y las entierra nuevamente en su aspiración a que les paguen parte del daño material y moral causado.
  • No se observa una nota de arrepentimiento real y la cual no es factible para crímenes de guerra o lesa humanidad, porque eso no es justicia: sólo lo dicen de manera corriente que el secuestro era lo más normal del mundo sin unas implicaciones sociales y menos del desplazamiento y zozobra que ocasionaron al pueblo colombiano. “Confesar los crímenes ¡asesinos!, NO devuelve el alma del caído ni perdona el hecho destructivo, sólo lo logran las cadenas de la justicia y los muros del castigo” LGCN
  • Entre 37.000 y 100.000 secuestros no se pueden catalogar como hechos aislados y menos como “algunos secuestros”: Es una vergüenza nacional que un grupo al margen de la ley ha hecho una política en la cual minimizan sus crímenes, es lo mismo que los 6.400 falsos positivos que se le endilgan a Álvaro Uribe Vélez, no se sabe cuándo, ni quiénes, ni dónde fueron cometidos, es decir, condenar a una persona de manera genérica y formal, es prácticamente desconocer el principio de responsabilidad penal individual. Porque se les olvidó a la izquierda que el Ministro de Defensa era Juan Manuel Santos el autor de la #FalsaPaz,
  • Es mentira que los secuestros genéricos facilitaron el intercambio humanitario de prisioneros de guerra, pues la pena para un secuestrado por intentar volarse de un campamento guerrillero era la muerte. “Si la impunidad prevalece jamás existirá paz en el corazón del hombre, frente a la guerra y volverá por venganza a caer en ella” LGCN
  • Deslegitima el trabajo que supuestamente hace la Jurisdicción Especial para las Farc, ya no tienen en que trabajar pues todos los crímenes serían genéricos, aunque recordemos que se robaron el No del Plebiscito y la Jep es ilegítima. “Quien permite la injusticia. Quien permite la impunidad. Participa en ella” LGCN

En conclusión, el reconocimiento de las Farc a delitos de crímenes de guerra o lesa humanidad, no sirve porque no hay justicia, verdad ni reparación para cada caso particular y concreto por cada colombiano afectado, y es otro saludo a la bandera de la impunidad. “Me encanta la paz, amo la paz, pero detesto la paz regateada, en impunidad y a cualquier precio” LGCN

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore