COSTA NOTICIAS

“Los buenos somos más”. Por: Duván Idárraga

“Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada”: Edmund Burke. Esta frase, en mi opinión, plantea de manera adecuada lo que sucede por estos días en nuestro país.

Es innegable que todo lo que viene ocurriendo a lo largo y ancho del país genera mucha angustia, incertidumbre y elevados niveles de tensión; queda claro que el propósito de quienes dirigen todas las actividades terroristas y vandálicas es desestabilizar al país y crear la mayor zozobra posible y que la gente se vuelva en contra del gobierno y así alcanzar sus diabólicos objetivos.

Menciono dos aspectos que para mí son muy claros de la situación actual: Primero, Como escribí un par de veces, la reforma tributaria se necesitaba; es indudable que si el grueso de la gente entendiera lo que pretende no estarían apoyando el caos y violencia. La desinformación y la tergiversación de quienes se alimentan de este caos, ha llevado a que tantas personas salgan a protestar en contra de algo que, en términos generales, beneficia a las clases más pobres de Colombia.

Segundo, la estrategia de comunicación del gobierno ha sido inadecuada. En vez de exponer las ventajas de la reforma, los objetivos sociales de la misma y la necesidad imperiosa de hacerla; por un lado para continuar con los diferentes programas de apoyo financiero para personas naturales, pequeñas y medianas empresas que es la esencia de la reforma, y, por otro, para conservar el grado de inversión. Se equivocó al permitir que fueran los funcionarios del Ministerio de Hacienda quienes llevaron inicialmente la vocería, ellos buscaban la manera de mantener el grado de inversión del país y garantizar los recursos que se necesitan para los diferentes programas sociales en marcha y requeridos. Esos técnicos tocaron temas álgidos que hicieron que la gran mayoría de colombianos, sin conocer el fondo de la reforma, la rechazaran; tema que fue aprovechado por los incendiarios del país para vender un discurso que le servía sus propósitos en contra del gobierno y movilizar miles de personas. Hay una frase en redes sociales muy elocuente: “Gracias estratos 1 2 y 3 por odiar la reforma que solo afecta a los estratos 4,5 y 6 y que genera auxilios para los estratos 1,2 y 3”. En esencia, la reforma les garantizaba ingresos básicos, trabajo y estudio universitario gratis.

También debo manifestar que la respuesta del gobierno central al terrorismo en todas las ciudades no ha sido ha sido el que se esperaba, pasó mucho tiempo para tomar acciones lo que ha permitido que se desborde la situación; se requiere que actúe con contundencia y con prontitud para permitir la libertad de movilidad, a personas y a la carga que requiere el buen funcionamiento de un país.

Lastimosamente la mezquindad de algunos dirigentes políticos ha sido demasiado evidente en estos momentos, mientras el gobierno nacional buscaba consensos, César Gaviria y Germán Vargas buscaron pescar en río revuelto y bloquearon la opción de hacer ajustes importantes al proyecto en beneficio de Colombia. Por el otro lado, incendiarios como Petro (el señor de la Bolsa) y sus seguidores se alimentan del caos y del terrorismo que se vive y que sirve a sus objetivos políticos. 

Invito a las personas de bien a que apoyemos al gobierno y al Estado de derecho así no estemos de acuerdo con algunas de sus posturas, programas o decisiones. Aquí lo que está en juego en la estabilidad y futuro del país; no debemos olvidar que el objetivo del foro de Sao Paulo (y de la izquierda del país que forma parte del mismo) es  la toma del poder y que en Colombia se implemente el socialismo del siglo 21 que tantos países ha acabado en todos los aspectos.

La mayoría de colombianos somos gente de bien, nos dejamos amilanar en ocasiones por lo que sucede, a veces no actuamos por defender nuestro patrimonio o trabajo, nuestras empresas y ahí permitimos que los malos hagan su papel; que exacerben los ánimos de la gente menos favorecida y lograr sus objetivos de destrucción. Igualmente tengo Claro que nuestra resiliencia es muy fuerte y que de estas difíciles y complejas situaciones saldremos adelante…  !Los buenos somos más!

EL COLMO 1: Petro, el señor de la Bolsa y su fotógrafo personal no salieron a marchar; no son pendejos, saben el riesgo que corren y que tienen muchos idiotas útiles que les comen cuento. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: Pese a que el gobierno retiró la reforma tributaria, los bloqueos siguen. Es claro que lo único que busca el señor de la Bolsa y sus compinches es mantener el caos y el terrorismo. Es lo que sirve a sus objetivos políticos. NO HAY DERECHO.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore