Ira al sitio web de Fedegán
COLUMNISTAS

Los buenos somos más, actuemos en defensa de Colombia. Por: Duván Idárraga

DRBD5426Durante la cruenta toma del Palacio de Justicia por parte de los terroristas del M-19 (de Gustavo Petro) con la financiación del narco Pablo Escobar, se hizo célebre una frase del Coronel Alfonso Plazas Vega “Defendiendo la Democracia maestro”, que en el fondo mostraba la realidad de lo que sucedía: Lo que buscaban con ese ataque era acabar la democracia, de ahí la importancia de que la fuerza pública defendiera el Estado de Derecho en cumplimiento de su función constitucional.

Colombia se enfrenta nuevamente a un peligroso ataque a la institucionalidad, a la democracia y al Estado Derecho bajo designios de Gustavo Petro, quien después de perder en las elecciones de 2018 anunció cuatro años de paros y protestas, en su estilo una permanente invitación a subvertir el orden, generar caos, incitar el odio para buscar implementar el modelo que en democracia no pudo.

Petro y sus aliados con ataques indiscriminados contra la institucionalidad, contra el gobierno elegido democráticamente del Presidente Duque, contra la fuerza pública y con mensajes llenos de falacias buscan dar una impresión equivocada de lo que realmente sucede en el país para desestabilizarlo. Con falacias convocaron al paro y tergiversan la verdad; es la estrategia que han usado siempre: Para ellos lo de palacio de Justicia no fue un ataque terrorista, las FARC no son los peores criminales (reclutadores de menores como combatientes y esclavos sexuales), la fuerza pública es la responsable de todo, el gobierno no ha cumplido. Mienten y acomodan la realidad del país a sus intereses.

Fue claro que en las marchas el mensaje de odio que promueve Petro (un psicópata, megalómano, un ser perverso) caló. Tuve la posibilidad de escuchar por casi dos horas las arengas de los marchantes el jueves en Cali (la mayor parte jóvenes que no superaban 20 años), repetían frases “Uribe paraco el pueblo esta berraco y Uribe y Duque asesinos”.  No hablaban de la educación, ni de la corrupción, ni de las desigualdades, tampoco del rector de la Universidad Distrital ( nombrado por Petro ) acusado de desfalcos; menos lanzaban propuestas de alguna clase. No, lo suyo era puro odio que se materializó en la destrucción de entidades privadas, de estaciones de buses, de vehículos de servicio público (en Cali, Bogotá y otras ciudades ) lo que demuestra que no había motivos reales y serios para marchar, que Petro y sus aliados solo buscan desestabilizar, generar caos y destrucción. Peor aún Petro invitó a violar el toque de queda, a tomarse aeropuertos, todo un incendiario.

Resulta imperativo una defensa acérrima del Estado de Derecho, de la institucionalidad, de la democracia, del Presidente electo por más de 10 millones de colombianos en un proceso democrático, transparente y quien está haciendo bien su trabajo; que tiene cosas por corregir y mejorar, por supuesto. De la misma manera se hace indispensable la defensa de nuestra Fuerza Pública que ha cumplido con su papel constitucional de defender la honra, vienes y la vida de los colombianos y quienes han sido víctimas de unos peligrosos ataques (físicos y reputacionales) por parte de quiénes son expertos en tergiversar la verdad para mostrarlos como victimarios.

No es tiempo que el miedo se apodere de Colombia, es lo que buscan los violentos y anarquistas. Todos unidos respaldando la democracia y cumpliéndole a Colombia; trabajando y estudiando por ella, haciendo lo que esté a nuestro alcance para sacarla adelante. Entre todos lograremos que el país avance y que Colombia supere este aciago momento propiciado por aquellos que no la quieren, aquellos que durante toda su vida han intentado destruirla de todas las formas: Con las armas antes, ahora con las mentiras y el odio. Los buenos somos más, actuemos en defensa de Colombia.

EL COLMO 1: Pasan en redes sociales un video donde supuestamente integrantes del ESMAD atacan un establecimiento y lo destruyen. Lo que no dicen es que corresponde a hechos protagonizados por la policía bolivariana en 2017 y en Venezuela. También dijeron que en Cali la Policía trasportaba a los vándalos en un camión, se demostró que eran residentes de una unidad. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: El presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gomez, pidió a Gustavo Petro no incendiar al país luego de que este hiciera un llamado a continuar con el paro nacional. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 3: Alguien se ha preguntado los organizadores de las marchas de donde obtienen los cuantiosos recursos que se necesitan para coordinar a nivel nacional la logística? Mucho dinero, acaso proviene de la brisa bolivariana? NO HAY DERECHO.

25 noviembre, 2019

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *