COSTA NOTICIAS

Las mujeres olvidadas del conflicto armado de Colombia, las víctimas despreciadas por las Farc. Por: Carrillo Navas

“Las mujeres en tiempos de conflicto, lloran los caídos, sacan el temple para salvaguardar a los que quedan, y aún tiene fuerzas para exigir castigo y justicia” LGCN

Esta frase que encabeza esta columna es un homenaje a todas estas mujeres que de verdad día a día salen a buscar el pan diario, que han forjado familias enteras, a quienes se les descargó la crianza de los niños en una sociedad machista, y que han sido maltratadas por todos los actores armados de un conflicto en más de 58 años y que está lejos de terminar.

Si no fuera por la crianza y apoyo de dos mujeres como mi madre y mi abuela materna, quién sabe qué clase de persona hubiera sido, o qué principios y valores tendría, o seguiría replicando lo que muchos hombres y algunas mujeres hacen, menospreciar a aquellas que nos dan la vida, que son el poder detrás del trono de muchos de nosotros, las que nos llaman la atención cuando erramos y nos consuelan en aquellos momentos duros de nuestra existencia, como dice el dicho popular “detrás de cada hombre hay una gran mujer”. “No subestimes a una mujer, recuerda que, con esperanza y coraje, entre lágrimas y vehemencia han forjado seres de gran poder” LGCN

Si eso es así, cierren los ojos por un momento e imaginase lo que las mujeres de este país han padecido: discriminación, carencia de oportunidades, ser utilizadas como objeto, violadas, asesinadas, perseguidas, reclutadas forzosamente obligadas a abortar y que sus mayores victimarios las FARC, gracias a la Jurisdicción Especial “dizque” de la Paz los absuelva, y no las escuche.

Ellas ignoradas por muchos, olvidadas por otros, les ha tocado padecer desde sus propias entrañas, llevar el peso de un conflicto armado y si no me creen tengan en cuenta: (i) tiene que llorar la muerte, la desaparición forzada o el secuestro de sus padres, hijos, hermanos y amigos por culpa de la guerra; (ii) tiene que enterrar cuando pueden a sus muertos llorar en sus tumbas, lamentarse porque alguien decidió que la vida de los que amaba era prescindible por cualquier causa, sea guerrilla fariana que son los mayores violadores de derechos humanos de lesa humanidad del continente, los paramilitares y agentes del Estado mal llamados falsos positivos; (iii) seguir con sus vidas levantando a los hijos o familiares que les quedan, pues esas mujeres no se rinden y (iv) tiene fuerzas suficientes para exigir justicia. “La Primera rebelión contra el miedo y la opresión vino de una mujer llamada justicia” LGCN

Las mujeres olvidadas del conflicto armado de Colombia, las víctimas negadas por las Farc. “No hay maquillaje que pueda cubrir las heridas en el cuerpo y las marcas en el alma dejadas por la violencia contra la mujer y la niñez”

Es una opinión y he visto a lo largo de los años que más que combatir el machismo de los hombres, deberíamos combatir el machismo de las propias mujeres, pues muchas en vez de tener solidaridad de mente y cuerpo con su propio género o con las víctimas del conflicto armado, las apartan, las excluyen, las discriminan, pues si no eres bonita, exitosa, con poder, no eres una mujer reconocida.

Es que su exclusión va más allá de los límites de la humillación, sea en el conflicto armado o el conflicto hombre y mujer, sus secuelas quedan de por vida, porque un hombre decidió en su salvajismo marcarles no sólo su vida sino su rostro, pues a la mujer se le impone el cautiverio más extremo, la violación, a la destrucción de lo que es, por eso un violador, un secuestrador, un asesino no debería estar en la cárcel sino 10 metros bajo tierra. Nací de una mujer, ame a una mujer y mi hija es mujer, forjaron un valiente, y no un cobarde golpeando a otra mujer” LGCN

No sé cómo las mujeres en los últimos tiempos mantienen la valentía de seguir adelante, cuando su cuerpo y su alma es devastada, uno tiene que ser muy macho para no llorar a su lado, contener los deseos de retaliación, venganza y retribución contra sus agresores.

Las mujeres son las que alzan su voz de protesta contra la injustica con mayor valía y coraje, ellas dan todo para sacar sus familias adelante, ya sea porque el hombre no las valoró y se fue con otra o porque los actores del conflicto armado los eliminaron.  Esas víctimas son más valiosas que esas feminazis o feministas radicales, que no valoran al que está por nacer, que juzgan a la ligera las creencias, la fe de otros y otras, esas que piden pasar la página de los agresores de las Farc, porque militan en la izquierda, su mayor canallada “Qué mejor ejemplo de líder que la mujer, cría a los hijos, no pide nada a cambio y el dolor o el miedo es un obstáculo más por vencer” LGCN

Las mujeres olvidadas del conflicto armado de Colombia, las víctimas despreciadas por las Farc, ellas que han caminado cientos de kilómetros con su vida acuesta por el desplazamiento forzado, a quienes les ha tocado proteger lo que queda de sus hijos, para darles de algún modo una calidad de vida, que con ironía son protegidas por el Derecho Internacional Humanitario, que sólo se volvió palabras bonitas en un papel.

La conclusión es de esas que no me gusta decir, pero se debe decir. Las mujeres víctimas del conflicto armado son más que un día de la mujer, un día de la madre, un día del amor y la amistad o un san Valentín, pues no nos alcanzaría nuestras vidas reconocerles a ellas o el agradecerles que a pesar de sus padecimientos, carencias y limitaciones, a muchos nos criaron y educaron bien. “No hay mayor reto para una mujer, que brindar el coraje necesario para que la resistencia surja de las cenizas, y enfrente a los demonios de la Tiranía”

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore