Ira al sitio web de Fedegán
AGRONOTAS

Lafaurie advierte a Duque: Manual de insurrección subversiva se estaría aplicando en Colombia para doblegar al gobierno a un mandato de cabildo abierto

LAFAURIE A DUQUEBarranquilla 30 de Noviembre de 2019.- La semana que terminó se llevó a cabo con éxito el 37 Congreso Nacional de Ganaderos el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera durante su intervención en el acto de clausura frente a unos 1.700 ganaderos, y ante la presencia del Presidente Iván Duque, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo  alertó al gobierno por la forma como “la patria está siendo alevosamente amenazada por unos pocos”, pero advirtió que “será defendida, con su liderazgo, por la inmensa mayoría de los colombianos empeñados en la construcción de un futuro, y no en la destrucción de un presente valioso, como ladina estrategia para empujarnos por los caminos oscuros que conducen al abismo”.

“Señor presidente: Aquí estamos los ganaderos de Colombia, para acompañarlo en la defensa de la libertad y el orden que pregona nuestro escudo, defensa civilista, pero vertical, contra la anarquía que pretenden sembrar unos pocos, agazapados bajo la piel de oveja de la protesta ciudadana”, aseguró Lafaurie al Primer Mandatario del país.

Señaló además que tenía preparado otro discurso pero los hechos recientes lo obligaron a dejarlo de lado, porque consideró inadmisible que “un dirigente gremial, en momentos tan críticos, se fuera por las ramas de sus inquietudes sectoriales, por válidas que ellas sean, y eludiera interpretar el momento y el sentir de un gremio que, como el ganadero, ha sufrido la violencia y le duele la patria como a ningún otro”.

Recordó que los ganaderos también arrastran inconformidades históricas y creen en la legítima protesta ciudadana, pero dijo que no marchan porque “entendemos que el suyo es un gobierno de puertas abiertas, que sabe y que quiere escuchar”. Aseguró además que está el caso de los estudiantes, que han sido escuchados y atendidos, sin embargo insisten en la marcha callejera, por lo que advirtió que: o están siendo manipulados o tienen otras intenciones.

Lafaurie aprovechó para denunciar la responsabilidad de las organizaciones convocantes, que a sabiendas de la crispación que recorre al continente, se obstinan en llevar a la sociedad al borde del abismo. “Quieren incendiar a Colombia, como hicieron unos vándalos en Chile, promoviendo la movilización para protestar por todo y por nada, y utilizándola para incendiar el país y desestabilizar al gobierno”, advirtió al Presidente.

LAFAURIE A DUQUE 1De igual forma le recordó Lafaurie a Duque los más de diez millones de colombianos que le dieron la potestad de gobernar en democracia, pero que hoy recibe la presión de la protesta ciudadana, “legítima, quién lo niega, pero exacerbada por intereses políticos, que todos los días, minuto a minuto, convocan a la movilización permanente, infiltrada por peligrosos y destructivos episodios de vandalismo”.

El presidente ejecutivo de Fedegán también advirtió a Duque que “en medio de las voces inconformes no todos sus interlocutores tienen el mismo ánimo ni las mismas intenciones, sino que buscan doblegar al gobierno a un mandato de cabildo abierto y de mayores exigencias, muchas imposibles, bajo la amenaza de la movilización permanente que lleva al colapso, y de la violencia callejera que desestabiliza”.

Aclaró que no obstante la prudencia y corrección política, que supuestamente se espera de un dirigente gremial, no es momento para eufemismos ni sutilezas frente a una realidad amenazante. Por el contrario, es imperativo llamar a las cosas y a las personas por sus nombres.

“No le temo al linchamiento mediático en las redes…, ya lo he sufrido; le temo a la mentira que siembra odio y enciende la lucha de clases…, porque también la hemos sentido”, expresó Lafaurie Rivera refiriéndose a “”Petro, invitando a la Fuerza Pública a la desobediencia, a los jóvenes de secundaria, ¡menores de edad!, a abandonar las aulas y salir a marchar, a los empleados a abandonar sus trabajos y convocando a cabildos populares en los barrios. “Si queremos ganar”, les advierte a sus seguidores, hay que organizar movilización permanente””.

Y cuestionó que busca Petro: ¿Qué quieren ganar? Al tiempo que dio la respuesta obvia que no es un secreto; “lo pregonan en las redes. Quieren el poder; quieren arrodillar al Gobierno primero, pero no solo eso, quieren tumbarlo para lograr con la mentira, la asonada y la violencia, lo que Petro no logró en las urnas. Esa fue su amenaza y pretende cumplirla”. Sí. Lo que está pasando en Colombia tiene nombres, enfatizó.

Denunció la mentira arropada con la bandera de la paz; como Roy Barreras, que se escudan en una solicitud al procurador para afirmar que “Hay una estrategia estatal para generar pánico y reemplazar clamor de cambio por clamor por represión”.

Lafaurie se refirió a las mentiras de Ángela María Robledo, acusando a la Policía y a las de Jorge Robledo, menospreciando el caos generado por los violentos, calificando la toma a los conjuntos residenciales como una farsa. Afirmó que por lo menos cinco empleados de Fedegán en Bogotá, en diferentes sectores, vivieron el terror de los intentos por asaltar la seguridad de sus hogares, y otros muchos reportaron la misma angustia a sus compañeros del Consejo Gremial.

Lafaurie aprovechó para traer de presente la masacre perpetrada contra la Escuela General Santander, donde fueron asesinados los veinte jóvenes cadetes por el ELN, al igual que a los 367 policías heridos en manifestaciones que iban a ser pacíficas, entre ellos 26 mujeres, por o que no hubo un hashtag que invitara a honrarlos.

¿Esos son nuestros demócratas, los adalides de la paz incitando a la violencia y al caos, deslegitimando a la Fuerza Pública?

Otra de las denuncias del Presidente Ejecutivo de Fedegán es “la presencia del narcotráfico, invisible pero omnipresente, oculto tras bambalinas, moviendo con su dinero sucio pero abundante, los hilos de esta tragedia que se pretende escenificar en nuestra patria, siguiendo un libreto infame que ha dado resultado en el vecindario”.  Y “sus intereses, que no son ocultos, si no evidentes: generar caos, destruir la civilidad y socavar el orden democrático, para entronizar regímenes que garanticen su negocio”.WhatsApp Image 2019-11-26 at 13.40.51 (1)

No obstante la situación Lafaurie dijo a Duque a nombre del sector ganadero del país, que el temor por lo que viene ocurriendo “no va a paralizarnos, ni al Gobierno ni a los colombianos que lo acompañan”. Afirmó que “mientras los mismos marchantes hablan de 250.000 personas en todo el país. En el años 2008, más de ¡4 millones de colombianos!, ¡en todo el mundo!, sin vandalismo, protestaron contra unas Farc que, menguadas, apelaban a la más violencia para tratar de neutralizar la política de Seguridad Democrática”.

Y luego de una apretada reseña donde trajo a colación todas las afugias pasadas durante todos los años antes de que llegara Álvaro Uribe a la Presidencia, al igual que los 8 años de Juan Manuel Santos, a raíz de haber cedido ante las Farc, lo que dejó como resultado 200.000 hectáreas de coca, casi cinco veces más de las que recibió, con una productividad también multiplicada por cuatro, una demanda que no declina y un precio que puede pagar toda la corrupción y la violencia que sean necesarias para preservar su negocio.  Y advirtió que ““ya no son los traquetos que recrean las telenovelas, sino las disidencias de las Farc, el ELN y “Los Pelusos”; la antigua subversión que luchaba por los pobres, hoy aliada con bandas criminales y con los carteles mexicanos””. No nos llamemos a engaño. Es el narcotráfico como financiador del caos.

Añadió José Félix Lafaurie que esto es así, aunque le echen la culpa al Gobierno de todos los males. Y cuestionó: “¿Quién está matando a los indígenas?: Los narcotraficantes, ¿Quién está asesinando a los líderes sociales?: Los narcotraficantes. ¿Quién asesinó candidatos y sembró zozobra en las elecciones?: El narcotráfico. ¿Quién sostiene a Maduro en medio del desastre económico?: ya no los préstamos de China y Rusia…, es el narcotráfico”, enfatizó.

“¿Por qué? Por el control territorial para mantener sus 200.000 hectáreas y para garantizar las rutas que los lleven al Pacífico desde Putumayo, Cauca y Nariño; al Atlántico desde las plantaciones antioqueñas, y a Venezuela desde el Catatumbo. Y para ello necesitan ganar elecciones, desestabilizar gobiernos e imponer su negocio, en alianza, como en la Venezuela de Maduro, con la izquierda que persigue lo mismo. El poder para el narcotráfico es un medio…, para la izquierda un objetivo”.

La historia es sencilla. El objetivo de la izquierda internacional ha sido siempre tomarse el poder para instaurar regímenes comunistas. 

Sin la plata del petróleo ni la de Brasil, que vira a la derecha con Bolsonaro, ¿qué le queda a la izquierda? El narcotráfico. Hay que bloquear la democracia en Colombia y neutralizar a la Fuerza Pública; hay que proteger 200 mil hectáreas de coca para desestabilizar al país y financiar el camino al poder. En la historia no hay “hechos aislados”.

Adicionalmente señaló que así lo reconocen analistas de los países afectados. Luis Tapias, desde Chile, en un video que se hizo viral esta semana, denuncia que lo de su país es una “insurrección subversiva” que sigue un modelo, un manual, que busca escalar la violencia, copar a las instituciones y a la Fuerza Pública, hasta saturar a la sociedad y llevarla al levantamiento, denunció Lafaurie.

“Con el “Caracazo” del 89, que llevó a Chávez al poder, también sucedió lo mismo, no fue un movimiento espontáneo por las injusticias, que las había, y por la corrupción, que también la había; fue algo planeado desde años atrás, siguiendo un libreto o “Manual de operaciones políticas”, usado en 1989 en Venezuela, que busca movilizar a la población, siempre insatisfecha por algo; afectar bienes públicos y privados, incendiar, mantener la crispación, propiciar enfrentamientos con la Fuerza Pública para que haya víctimas que, ojalá, se conviertan en mártires, para culpar al Gobierno y amarrarle las manos”. Al igual que la distorsión de la realidad promovida en las redes y en algunos medios. “Lamento profundamente la muerte de cualquier persona producto de la violencia, pero siento que los promotores del odio incitan a los colombianos a llorar por un solo ojo”. Veo con alarma, señor presidente, que ese “manual” se está utilizando a pie juntillas en nuestra patria, advirtió.

“¿Quiénes son los vándalos?, ¿quién los organiza y los financia?, ¿acaso el narcotráfico? ¿a quiénes les interesa el caos? Es infame pretender que es al Gobierno mismo para justificar medidas represivas, sobre todo en el caso de un demócrata abierto al diálogo y la conciliación como Iván Duque”.

“Es la inversión de la realidad, que la izquierda utiliza como arma política. Es vandalizar para obligar a la Fuerza Pública a actuar, y después acusarla de exceso de fuerza. ¿Exceso de fuerza?, ¿y qué hay del exceso de violencia y destrucción de los vándalos?”

“Y si las ciudades están asediadas por las bandas del microtráfico, en nuestro campo colombiano la situación es aún más dura, señor presidente: imperan las bandas del narcotráfico, incluidas las disidencias y los elenos, que ya perdieron su momento para argumentar la lucha por el pueblo, y para pretender sentar al gobierno en otra negociación sin compromisos y con el poder extorsivo de las armas bajo la mesa para imponer sus condiciones”.

2 diciembre, 2019

About Author

EditorCosta


ONE COMMENT ON THIS POST To “Lafaurie advierte a Duque: Manual de insurrección subversiva se estaría aplicando en Colombia para doblegar al gobierno a un mandato de cabildo abierto”

  1. Manuel Arturo dice:

    Así es..!! Excelente argumentación de nuestra Triste Realidad , estamos con Usted Presidente
    Duque !
    Gracias Pepe Lafaurie …!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *