COSTA NOTICIAS

La propuesta populista de Petro de acabar la industria petrolera aniquilaría la economía colombiana. Por: Carrillo Navas

“El populista promete como los falsos profetas y mesías lo imposible; el cambio, la revolución y al final diezma nuestras vidas”

Si algo que he aprendido a lo largo de los años con el señor Gustavo Petro Urrego, es que para ser un economista, no se comporta como tal, sino que en su afán de detentar el poder se aferra al populismo, no importando el costo social, político o económico que conlleva, es más, sus seguidores que a todo le dicen sí, sin leer, que consideran las declaraciones de este tipo, la última palabra y hasta sagrada, firman una sentencia de muerte al país y con la principal propuesta acabar la industria petrolera aplaudiendo la ignorancia. “El principal aliado del socialismo es la ignorancia, se creen revolucionarios solo con leer la portada de un libro” LGCN

Acá no pretendo defender las siete hermanas petroleras, ni señalar que la explotación NO contamina el medio ambiente. El problema es que uno no puede sacar propuestas sin observar las graves consecuencias que esto generaría con el fin de obtener la presidencia, sin sostenibilidad económica, arriesgando millones de empleos y que podría llevar a Colombia a ser un país dependiente, parar la industrialización, el progreso, y arriesgar la alimentación, la movilidad y la salud de todos los colombianos. Veamos:

Petro exige que Colombia abandone años de explotación petrolera, sin un reemplazo inmediato: Al autonombrado mesías se le olvida que de la industria petrolera depende la economía mundial. Sin petróleo perderíamos de manera casi inmediata el transporte, energía industrial, calefacción e iluminación, lubricantes, uso de subproductos y la industria petroquímica.

Desde la gasolina de los carros, hasta los cosméticos, se extingue la industria petroquímica:  abonos, plásticos, anticongelantes, detergentes, cauchos sintéticos, colorantes, fibras plastificantes, disolventes… son productos obtenidos a partir del petróleo. La pregunta que surge es ¿con qué lo pretende cambiar? con energía solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, energía olamotriz, bioetanol, biodisel, biomas o biogás entre otras. Cuando Colombia ni es líder en investigación, planeación, ni infraestructura en estas energías alternativas. A la fecha de esta columna estamos a años luz de crear carros eléctricos que serían sumamente costosos y de poco acceso para el pueblo.

Avanzar en energías limpias implica tener los fondos, las investigaciones, la infraestructura para lograr una transición y cómo pretende eso de la noche a la mañana, sacar la solución mágica del sombrero del mago, su propuesta sería valiosa si no tuviera miles de variables, si todo estuviera servido en la mesa, pero cuando los vehículos, la maquinaria, el transporte se pare, qué va a decir culpa de gobiernos anteriores. Al estilo de su amiga Claudia López.

Pretende entonces que Colombia termine importando todo lo que produce en materia petrolera: A este señor se le olvida que, si detiene o frena la industria petrolera de manera inmediata o si la desmonta de manera paulatina, así sea en 4 años, debe tener en cuenta que:  Primero si llega con #FraudeElectoral a la presidencia y segundo si reforma la Constitución a la brava para mantenerse en el poder, mientras se establece una alternativa viable ésta tardaría décadas, terminaríamos importando todo aquello que dejamos de producir, quebraría cientos de empresas, generando desempleo y delincuencia, no habría repuestos, que implica traerlos de otro lado y la económica terminaría estancada. A menos que pretenda como Pol Pot en Camboya exterminar a todo lo que le recuerde a la ciencia, el intelecto o intelectuales y enviando a todo el mundo al campo, lo que estancaría a Colombia.

Propone acabar la industria Petrolera en Colombia, y el resto continuaría su explotación: No hay que ser experto, alguien con IQ superior, ni pasar 5 años en una Universidad, sino ser una persona sensata, racional y lógica, que si dejamos de producir petróleo, los demás países alrededor del globo continuarán la explotación petrolera y nuestro esfuerzo NO mitigaría en casi nada el cambio climático, se olvida que China o Corea del Norte comunistas les importa nada o poco el planeta, sin hablar de los demás países industrializados, terminaríamos dependiendo de la madera como Haití acabando nuestros bosques, del Carbón que es igual de contaminante e irónicamente de un derivado del petróleo el Gas.

Habla de una transición segura, tranquila y seria, pero es que no hay alternativas ni a corto ni a mediano plazo: Palabras llenas de sofismas, falacias y absurdos, él no puede asegurar que la economía colombiana no se recienta, que no se cause una desbandada de capitales, que afecte otros rubros de la economía como la agricultura, la ganadería, el turismo, pues los insumos todos dependen de la industria petrolera, pues si nos quiere devolver a la edad de piedra o es que piensa que las hidroeléctricas como las de Hidrohituango se hacen de la noche a la mañana. Me imagino que Darth Petro lo hará con trabajo esclavo. ¡Claro!, si no tiene que pagar salarios, ni prestaciones, ni atender demandas ante la justicia, tal vez en unas décadas logremos sus sueños después de una Colombia quebrada.

De acuerdo a la Real Academia de la Lengua populismo es tendencia política que pretende atraerse a las clases populares” pero también es de acuerdo al portal https://definicion.de/populismo/ “El término populismo tiene sentido peyorativo, ya que hace referencia a las medidas políticas que no buscan el bienestar o el progreso de un país, sino que tratan de conseguir la aceptación de los votantes sin importar las consecuencias.”

En consecuencia, si pretende bajar los arriendos a la mitad cuando 17 millones de colombianos dependen exclusivamente de ese dinero para sobrevivir, cuando pretende modificar la Constitución para mantenerse 10 años en el poder, aumentar en 55 curules el Congreso de La República, subsidiar alimentariamente Venezuela una dictadura como lo dijo en 2018, expropiar a la clase media y rica de este país para dárselos a los demás, dinero que se acabará. Me pregunto de dónde sacar la fórmula mágica para sostener a Colombia. ¡Claro! la solución es matar a la población de hambre, enfermedades y obligarla al exilio como en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La conclusión para el señor Petro es que es un lunático, un psicópata económico, perder esa rama de la económica tan importante como el petróleo nos devolvería 100 años en el tiempo. Lo único bueno de la propuesta es que sus amigos del ELN dejarían de volar oleoductos que bastante daño le ha hecho al medio ambiente como en Caño Limón Coveñas y Pozo Azul y a los cuales usted no les dice nada.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore