COSTA NOTICIAS

La cédula digital abre la puerta para el Voto electrónico. Así roban anticipadamente las elecciones en las democracias caso Chile y Colombia. Por LGCN*

“Mientras el voto electrónico no te garantice con un certificado por quién votaste, es muy probable que te roben una elección solamente con un CLICK” LGCN

Las instituciones electorales como las de Colombia y Chile se pavonean con la aplicación del gobierno en línea con la cédula digital y el voto electrónico, que nos lo quieren meter a la brava, “de eso tan bueno no dan tanto”

A los colombianos se les olvida y para los que no conocen, que en octubre de 2020 y febrero de 2021 se presentaron hackeos a las cuentas de las personas que tenía su cédula digital y su acceso al gobierno en línea en CHILE, lo que obligó a cambiar las claves de acceso, pero no bastando con eso, miles de chilenos se están quejando ante el SERVEL que es la homóloga a nuestra REGISTRADURÍA NACIONAL DEL ESTADO CIVIL, para los procesos de identificación, registro civil, y elecciones en Chile, que muchos cambios de clave y actuaciones no fueron realizadas por los ciudadanos.

Lo más grave es que en Chile miles de chilenos están reclamando en redes sociales y con acciones legales: (i) como es posible que muchos no han cambiado su clave digital y ya no pueden ingresar a su página ante el gobierno; (ii) en el sistema general chileno los patrocinios que se asemeja a la recolección de firmas para que un candidato se presente a elecciones primarias y generales, (haciendo la salvedad que en Colombia la elección es directa) cientos de chilenos aparecen con patrocinios que jamás han realizado; (iii) nadie entiende cómo un candidato de izquierda Gabriel Boric consigue 35.000 firmas digitales en una semana para su candidatura presidencial y las consiguió cuando días antes había manifestado públicamente que no tendría lo mínimo para lanzarse.

Pero esto no paró ahí, alguien me explica cómo un notario chileno Patricio Zaldívar Mackenna cerró su notaría en 2018 y falleció en febrero de 2021, logró dar aval cientos de patrocinios de candidatos, con la notaría cerrada y sin estar entre los vivos o, cómo un candidato como Diego Alcalao presenta una candidatura con 23.000 firmas falsas.

Todo este panorama chileno es el que quieren aplicar a Colombia con la panacea, el milagro, el avance digital del momento, sin detenerse ni siquiera hacer protocolos de defensa contra el Hackeo interno o externo, un simulacro de daños, que se debe hacer, cuantas veces sea necesario sin blindajes a los sistemas digitales, prácticamente con la cédula digital vendrá la imposición del voto electrónico. No estoy en contra del avance tecnológico, es necesario, pero si estoy en contra del facilismo y la improvisación en adoptarlo con los riesgos advertidos. Veamos:

·         En primer lugar, se habla de la cédula digital como el gran logro, pero dónde están las medidas preventivas para resguardar la seguridad de la información que existe en sus servidores y cuáles son los protocolos de control para que ningún tercero se infiltre. Hay dos formas de infiltración la externa que son los famosos hackers y la interna que implica el soborno, presión o persuasión de un empleado de la Registraduría, si ha ocurrido en elecciones con dedo en la tinta y tarjetón, nada es infalible como alega el registrador.

·         En segundo lugar, recuerdo alguna vez que un Registrador Nacional con la actual cédula de ciudadanía decía que era inviolable, pero casos de falsificación se han visto desde entonces, que incluso conocí en los juzgados donde laboré. Hay gente que le han hecho compras a su nombre, incluso adquirir libranzas y préstamos a favor de terceros, sin que el afectado se entere, o cuando es demasiado tarde, o prófugos de la justicia que aparentemente están muertos, pero están muy vivos y de parranda.

·         Fui testigo electoral en las elecciones de 2018, presentándose un caso en el cual en una de las mesas que estaba votó una persona con una cédula falsa y tenaz cuando llegó el verdadero potador de la cédula a sufragar. Nada es infalible, ni inviolable, ni incorruptible en medios electrónicos, lo único que queda es actualizarse y defenderse, pero eso no lo ha dicho el ente electoral en Colombia por ningún lado, como siempre dan la verdad incompleta, en cambio mi persona puede asegurar cuando laboré en la Rama Judicial o en la participación electoral las fallas del sistema, el registrador NO.

·         Frente al voto electrónico que lo han querido implantar varias veces a la brava, pero es algo que tarde o temprano no los impondrán tengo muchas prevenciones: (i) nadie puede garantizar que con un click, a modo de ejemplo en el sistema o la plataforma, un millón de votos queden endosados a otro candidato en una elección presidencial, sin observar que eso puede afectar las elecciones regionales o consultas; y la Registraduría no ha garantizado nada en lo más mínimo en este asunto; (ii) NO existe una certificación electrónica menos en papel que de una parte garantice al elector o al ciudadano, PRIMERO que voto, y SEGUNDO por quién votó (iii) se acabó el voto secreto pues quien maneja el sistema sabe por quién voté.

·         Si se equivocan en 50.000 cédulas para el cobro del ingreso solidario y cada seis meses hay noticias sobre la falsificación de cédulas a favor de venezolanos, qué Registrador Nacional puede garantizar que ellos no terminen votando para el año 2022, e inclinen la balanza ante determinado candidato o partido favoreciendo una dictadura de izquierda.

·         Hago una pregunta suelta ¿desaparecerá las figuras del testigo electoral, la mesa escrutadora del sistema electoral con la introducción del voto electrónico.? Reitero en estos momentos no existe el voto electrónico como tal, e igualmente pregunto ¿como pretenden que los partidos y los ciudadanos puedan controlar una elección desde casa.? Respuesta a otro con ese cuento.

·         Aunado a lo anterior nadie en la Registraduría Nacional del Estado Civil ha mencionado sobre el control y auditoría de la cédula digital, para ello les recomiendo esta columna https://web.karisma.org.co/voto-electronico-en-colombia-mas-riesgos-que-ventajas/ en la cual sintetiza más riesgos de la implementación de sistemas electrónicos en Colombia relacionados con Código Electoral y el Voto Electrónico e invito a que lean su contenido.

La conclusión es fehaciente, cuando hablan maravillas de algo, desconfío más por tener la razón que por suspicacia, miren lo que ocurrió con los chilenos, nadie dice que esto suceda de la misma manera en Colombia, pero recuerden que hay espejos que no podemos dejar pasar de largo. Recordemos cuando en la consulta anticorrupción a las dos de la tarde habían votado 3 millones de ciudadanos y al final de las elecciones resultaron 11 millones sufragando.  Además, para nadie es un secreto que tras el voto electrónico y la cédula digital, viene la relección inmediata.

*LGCN: Luis Gabriel Carrillo Navas

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore