Ira al sitio web de Fedegán
COLUMNISTAS

Justicia colombiana, patética, cínica y desvergonzada. Por: Duván Idárraga

corte-2La justicia en Colombia es patética, un circo; sería para reír  a carcajadas con sus absurdas  actuaciones si no fueran tan graves las implicaciones que tienen para la sociedad y el Estado de Derecho. Pasamos de una Justicia majestuosa, que actuaba dentro del rigor de la ley, cumpliendo con la Constitución Política, imparcial y objetiva a una justicia mediática, politiquera, corrupta, sesgada, e imparcial que demuestra el grado de podredumbre que la caracteriza. Sus magistrados dan vergüenza, unos por sus actuaciones dolosas y politiqueras, otros por su silencio cómplice.

A raíz de lo sucedido con Aida Merlano y su fuga se desató una persecución hacia su hija quién fue capturada en medio de un exagerado operativo, utilizando fuerza pública desmesurada, llevando a la joven esposada como si se tratara del peor criminal; su traslado a Bogotá en avión privado, toda una parafernalia además costosa para hacer sentir a la gente que hay justicia. Lo más grave, un juez de garantías la dejó libre, ¡QUE OSO¡ (¿Quién pagará la demanda contra el Estado por esas actuaciones absurdas?) Creyeron que con eso olvidaríamos los desvergonzados hechos donde el contubernio de las altas cortes, facilitó la libertad y posterior  fuga del mafioso alias Jesús Santrich.

O que hablar del show que hace la CSJ que solicita a los abogados del Dr. Álvaro Uribe mantener la reserva sumarial pero desde sus despachos se filtran audios y transcripciones adulteradas a cierto periodista que se ha caracterizado por su odio hacia el expresidente y que aprovechó los documentos para publicarlos en su columna tergiversando por completo sus contenidos.

Hace pocos meses supimos de la condena a tres años de prisión a un ciudadano colombiano (sin antecedentes; su actuación, sin duda, un hecho condenable) que en una red social amenazó a un caricaturista muy afecto a la izquierda. Pese a que pidió disculpas la justicia colombiana actuó con severidad desmedida, mientras vemos a los peores criminales de la historia de Colombia sin pagar un solo día de cárcel y con todo tipo de beneficios. ¿Así o más absurdo?

Ni hablar de las “impolutas” Ministras del gobierno Santos, Gina y Ceci, que hicieron y deshicieron el esquema de contratación para beneficiarse personalmente; su proceso duerme. Como duerme el caso del señor de la Colombia Bolivariana filmado recibiendo una importante suma de dinero en efectivo y guardándola en una bolsa, ¿y la CSJ? Prevaricando, politiqueando y persiguiendo a Uribe.

El caso del señor Juan M Santos es fuera de concurso; violó todo el ordenamiento legal desde su reelección hasta que abandonó el cargo y sigue tan campante, de conferencista internacional  burlándose del Estado de Derecho; no hay manera de que le aplique justicia, dejó todo debidamente cuadrado para que nada le sucediera ni a él ni a sus aliados. ¿Así o más denigrante nuestra justicia?

Tenemos una justicia que no es objetiva ni imparcial, que juzga dependiendo de las circunstancias y del personaje: Si es afecto a la izquierda no pasa absolutamente nada; sí es un ciudadano común, un militar o un Uribista es condenado de forma drástica y desproporcionada. Es una vergüenza la justicia en Colombia, urge una reforma de fondo; la que los magistrados de las altas cortes jamás han permitido para no perder sus exagerados y costosos privilegios. Reitero, respaldemos la iniciativa de Herbin Hoyos del referendo para que entre otras cosas a las Altas Cortes lleguen personas probas, íntegras y de verdad apliquen Justicia; devolviendo a éstas su majestuosidad y respeto.

EL COLMO 1: Está claro que gracias a la JEP, la CSJ, la C Constitucional y el Consejo de Estado el mafioso Santrich se voló; pese a ello, a las pruebas de sus negocios de exportación de droga y a que salió en un video con otros narcoterroristas FARC amenazando a Colombia el Consejo de Estado negó la solicitud de pérdida de investidura.  NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: Absolutamente patética la decisión del señor Jorge Iván Ospina, candidato de izquierda a la Alcaldía de Cali, quien fue citado a diligencia de acusación por temas de corrupción en su mandato. Siguiendo el ejemplo de Santrich y el de la Colombia Bolivariana en vez de afrontar su proceso decidió hacer show de declararse en huelga de hambre. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 3: Después de dos años de investigación publican libro “Lo que Petro niega sobre la corrupción de la Bogotá Humana”. En el link pueden obtener información https://t.co/iLKIWkRDhY  . Absurdo que la justicia no avance en ninguno de los casos que investiga en su contra, más absurdo aún, él promovió la consulta anticorrupción; increíble que haya tantos que le comen cuento (FECODE, gran responsable de ello). NO HAY DERECHO.

14 octubre, 2019

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *