COSTA NOTICIAS

Juez deja en libertad a dos escoltas de la Brinks. Dijo que no podían estar en dos lugares al mismo tiempo, que la Fiscalía no aportó las pruebas

Barranquilla, 8 de febrero de 2022.- Juez de control de garantías de la ciudad de Barranquilla puso en libertad a los dos guardias de seguridad capturados el pasado 27 de enero en el norte de Barranquilla cuando en el parqueadero de el centro comercial Viva fueron capturados como sospechosos del robo de dinero a un carro de valores de la Brinks para el cual estaba laborando. Se conoció además en la Audiencia que fueron más de 1.900 millones de pesos los hurtados del camión de valores.

La decisión del juez queda a disposición de una segunda instancia que la Fiscalía decidió apelar para que un juez de conocimiento revise la determinación tomada.

El resumen de los detalles conocidos en la audiencia según el juez, y según el abogado:

Según el juez no encontró pruebas suficientes porque “la existencia de una llave duplicado para abrir el camión de valores le genera dudas”, dijo además que “no es posible precisar si los escoltas dejaron la puerta del camión abierta cuando existe un duplicado de esa llave que los escoltas tenían en su poder al momento de ingresar al centro comercial”. Añadió que “cuando el legalizó la captura pensó que sólo había una sola llave del camión de valores y no tenía conocimiento que había una copia, por lo que conociendo ahora esto ya no hay garantías” agregó el juez. Añadió además que “la Fiscalía tenía que incautar el vehículo y hacer las experticias de rigor para determinar lo que ocurrió dentro del vehículo y quien lo hizo si los imputados o si hubo la complicidad o existió otras personas sin que ellos se hayan dado cuenta”, “eso era lo primero que tenía que hacer la Fiscalía, incautar el camión” señaló durante la audiencia.

Durante su intervención también el juez se refirió a unas pruebas adicionales que le crearon más dudas como fue “los cables del seguro de la puerta del camión de valores que estaban averiados dijo que el 29 de enero es que dicen que hay unos cables sueltos que ocurrió entre el 27 y el 29 quien de la Fiscalía estuvo al cuidado del vehículo para establecer que nadie hiciera alguna modificación para incriminar a los vigilantes. Dónde está la cadena de custodia de la Fiscalía, esto no existe, esto implica una violación de sus derechos fundamentales al debido proceso que indica la incautación del carro por parte de la Fiscalía”, informó.

El Juez fue más allá y afirmó que “ese trabajo que no hicieron los Fiscales Investigadores le tocó a la defensa de los escoltas hacer el trabajo que le correspondía a estos señores del ente acusador, la Fiscalía sólo indagó lo que le favorecería a las víctimas que era la empresa Brinks, y no mirando todo el panorama”, dijo el juez.

Llamó la atención la forma como el juez de manera muy detallada se refirió a cada situación argumentando además que “la Fiscalía no aportó los soportes legales donde indicara que los escoltas fueron miembros de alguna organización criminal o de alguna banda delincuencial, añadiendo además que estos señores tienen una hoja de vida intachable y no registran anotaciones judiciales”, dijo adicionalmente.

Textualmente señaló Los escoltas capturados tenían que haber sido llevados a indagación y ser entrevistados tranquilamente sin ser capturado y el vehículo debió ser incautado y devuelto luego de ser sometido a las experticias la fiscalía en este caso no considera que la normalidad viene de la misma empresa que no aplica los verdaderos protocolos que indican que no pueden dejar solo un vehículo cargado de dinero” señaló el juez.

Para el juez la falla fue de la empresa “porque hay una falla en la prestación del servicio de la empresa Brinks que no se le puede atribuir a los vigilantes no se les puede obligar a estar en dos sitios al mismo tiempo su falla no se le puede atribuir a estas personas de la forma que se está haciendo no hay pruebas la falla es de la empresa en la pérdida de dinero pues la seguridad es ineficiente y no se prestó como debe ser”.

Por lo anterior el juez determinó que “no hay inferencia razonable de una plena participación por parte de los funcionarios de seguridad de la Brinks, además de una violación del debido proceso al no incautarse el carro de valores”, razón por la que dejó libres a estos dos escoltas. También compulsó copias a la empresa Brinks y a la Superintendencia de Vigilancia para que revise el sistema dual de llaves que utiliza esta empresa, al igual que la seguridad de los trabajadores, y determine aprobar o desaprobar ese sistema.

Lo que habría sucedido realmente ese día según la defensa, es que los dos escoltas ingresaron al centro comercial y el camión se quedó solo en el en el parqueadero, y cuando regresaron al camión no estaban las tulas de dinero. Y cuando la Policía los capturó ellos estaban dentro del camión y a la llegada de la Policía se bajaron y fueron esposados, por lo que los ladrones habrían sido dos sujetos vestidos con uniformes similares al de los dos guardas, abrieron el camión y las tulas de dinero, la montaron al vehículo particular que se parqueó en lado en la parte trasera del camión. y huyó. Ellos sólo se dieron cuenta cuando salieron del centro comercial donde realizaban su trabajo.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore