COSTA NOTICIAS

Juez de Cartagena no acolitó el sexo excremental. Y confronta no solo al Presidente sino a la Corte Constitucional a darle cumplimiento estricto a la Constitución

Barranquilla, 2 de septiembre de 2020.- Por encontrarse en desacuerdo por su moral Cristiana y acogiéndose al artículo 192 de la Constitución del juramento al cumplimiento de la ley, al que todo funcionario público empezando por el Presidente de la República debe acogerse, y a Iván Duque a quien emplaza, el juez décimo civil municipal de Cartagena, Ramiro Torres Flórez se abstuvo de celebrar una unión marital de un par de mujeres lesbianas identificadas como Julieth del Carmen Ramos Rivera y Guskary Alejandra Vasquez Santiago.

Cabe resaltar que los medios proclives y promotores del homosexualismo se han dedicado a publicar la polémica desatada por parte de los colectivos de homosexuales y lesbianas, además de políticos en descreditos como Roy Barreras, reclamando el supuesto derecho a someter a otra persona a que acepte este tipo de uniones como normales, debido a que desde 2016 fue aprobado en el país pisoteando el preambulo de la Constitución y el derecho de los niños que prima por enciuma de cualquier otro, pero que estos colectivos y sus defensores han querido llamar “matrimonio”.

Sin embargo afirmó el juez textualmente en una resolución emitida en la que rechazó la solicitud que la pareja le hiciera que “no podía casar a dicha pareja del mismo sexo porque ello contraría mi moral cristiana, va en contra de mis principios esenciales y cuando exista conflicto entre lo que dice la ley humana y lo que dice la ley de Dios, yo prefiero la ley de Dios”. Y es claro, según también manifestó en el documento escrito en el que cita el artículo 4 que señala que ante cualquier duda “los principios del derecho natural servirán para ilustrar la Constitución en casos dudosos”.

Respecto de este tipo de uniones alegó además el juez que el Congreso ya se pronunció respecto del tema negando el pedido de la Corte Constitucional quien usurpando la funciones del Congreso ordenó legislar,  por lo que el matrimonio homosexual en Colombia no existe y no ha sido aprobado a la luz de la Constitución y las leyes colombianas como bien claro lo argumenta el Juez, sino que la Corte Constitucional volvió a usurpar no solo al Congreso sino también al Constituyente primario, esto es, el pueblo colombiano, pero jueces y notarios están en su derecho negarse a acolitar el sexo excremental como bien lo denominó el ex senador Roberto Gerlein Echeverría.

Resolución argumentativa del juez que asegura que en Colombia no existe legalmente la unión de dos homosexuales

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

3 respuestas

  1. Una decisión ajustada a los principios mortales que la Constitución consagra en defensa de la familia, lo que los politiqueros de pacotilla como Roy Barreras buscando protagonismo ha criticado, sin embargo la determinación del Juez de Cartagena al negar dar matrimonio a un par de lesbianas sigue en firme, hecho que los colombianos de bien aplaudimos y respaldamos.

  2. Me parece muy bien estoy de acuerdo que no este a favor del la locura y degenero de sexo escremental todo eso de ideología de género y liberta de drogadicción es para poder nanipular a los jóvenes y adictos hoy el día por la izquierda mamerta comunista y la guerrilla asesina .para poder manipular la juventud y volverlos idiotas útiles para subir el comunismo.

  3. Muy bien por el señor juez..no seguir el juego de la degradación de la familia ..y de la buena moral.este señor es quien debería estar en la corte suprema de justicia

Responder a Juan Carlos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore