COSTA NOTICIAS

Jaime Granados desmiente nuevas publicaciones desacreditando información sesgada y fuera de la verdad en el caso Uribe

Valledupar, 15 de agosto de 2020.- Por medio de un comunicado precisó con preguntas, cuestionamientos además de resaltar las imprecisiones en cinco puntos, el abogado Jaime Granados Peña apoderado del expresidente Álvaro Uribe Vélez denunció que nuevamente se vuelve a publicar información sesgada en el caso que lleva la Corte Suprema de Justicia contra su defendido quien viene siendo perseguido por la izquierda terrorista radical a la que combatió cuando estuvo en la Presidencia de la República.

Granados Peña desmintió la versión de que el expresidente Uribe hubiera coordinado para que el testigo alias ‘Caliche’ presionara a Guillermo Monsalve, “eso nunca sucedió”. Cabe recordar que el expresidente Uribe se encuentra su finca El Ubérrimo en cumplimiento de una detención domiciliaria, ordenada por la Corte en el proceso que se sigue en su contra por presunta manipulación de testigos. 

El abogado del expresidente Uribe insistió en que se debe conocer la totalidad del expediente, en la que se podría apreciar que “alias Caliche luego de intentar acercarse a otros políticos, es que logra contactar con el representante Álvaro Hernán Prada, persona con la que nunca había tratado en su vida”. 

Posterior al contacto con el representante Álvaro Hernán Prada, trasladó la información al senador Uribe, quien a su vez, según señala el texto, “se limitó a referirle la importancia de que ese testigo dijera la verdad”, hecho que habría quedado registrado en las llamadas. 

Añade además en el comunicado que alias Caliche le informó a Monsalve, su intención de retractarse de sus declaraciones contra Álvaro Uribe, y enfatizó en que este era amigo de Monsalve desde hacía dos años.

La defensa de Uribe reiteró que alias Caliche, en su declaración ante la Corte, dijo claramente cómo fue que ocurrieron los hechos sin embargo aunque en sus conversaciones con Monsalve haya dicho o insinuado otra cosa, habría sido con el objetivo de ganarse la confianza para que dijera la verdad. 

Granados además cuestiona el por qué si se trataba de un plan orquestado y oculto, personas que jamás habían hablado en su vida fueron los encargados de la operación?

Al igual que señala el por qué los registros de las llamadas son tan escasos y su duración tan ínfima?. Además de lo que resulta muy extraño que no acudieran a las vías tecnológicas para determinar cuánto duran los encuentros y en qué sitios se dieron. 

Y concluye textualmente que “nuevamente queda en evidencia que aquí sólo vale aquello que coincida con el imaginario sesgado de quienes interpretan cada hecho con malevolencia y sentido conspirador”. 

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore