COSTA NOTICIAS

Iván Duque usted no es Juez, su deber es preservar la integridad de los colombianos en las condiciones en que estén. Cumpla con su deber con los reservistas militares en Haití!

Es claro esta editorial tiene más preguntas que respuestas con el Caso Haití frente al magnicidio del presidente de dicha nación, Jovenel Moïse ocurrido el 7 de julio de 2021, pero lo más delicado es la situación de los colombianos detenidos, pues se evidencia que el gobierno colombiano en cabeza del presidente Iván Duque los ha dejado a su suerte e igualmente las demás instituciones que tiene que velar por ellos: la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la Nación, el embajador colombiano en Haití, los Ministerios del Interior y la Cancillería de Colombia, la Embajada en Republica Dominicana, el representante de los Colombianos en el Exterior que tampoco ha hecho nada!.

Les recuerdo a todos los mencionados especialmente a Iván Duque y a Martha Lucía Ramírez el artículo 2 de nuestra Constitución Política “Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares.” Situación que a la fecha no se ha respetado con los detenidos en Haití y que pareciera o se pretendiera enviar lo sucedido al congelador, en perjuicio de los colombianos detenidos, con sus propias acusaciones contra ellos que a usted señor Presidnete, no le constan! Afentando a sus familias promoviendo el señalamiento social por parte de la izquierda de manera indiscriminada que todos son mercenarios y asesinos.

Nadie puede especular en Colombia sobre lo que pasó en Haití, pues fuera de las diferentes versiones periodísticas y la información fragmentaria brindada no se sabe nada de nuestros connacionales; no se conoce el número exacto de detenidos, cuántos son ex militares y civiles, a la fecha la Comisión que dijeron que enviaron  a la isla caribeña no ha indicado si se le han respetado las garantías mínimas como capturado, si al momento de su aprehensión se le leyeron los derechos: “Tiene el derecho a guardar silencio. Cualquier cosa que diga puede y será usado en su contra en un tribunal de justicia. Tiene el derecho de hablar con un abogado. Si no puede pagar un abogado, le será proveído uno a costas del Estado”, o se han interpuesto acciones de Habeas Corpus en caso contrario.

Tampoco se han verificado las condiciones de su encarcelamiento, en qué lugar y bajo qué medidas de seguridad a fin de evitar la tortura para ponerlos a confesar delitos no cometidos, un linchamiento físico que también se ha podido dar, las versiones que brindan las autoridades haitianas se limitan a decir su responsabilidad, además dónde estaban los cuerpos de seguridad interna, la policía y los militares de Haití al momento de la muerte de Jovenel Moïse.

Por ello señor Presidente no se puede exponer a los colombianos, por las solas evidencias que muestra el gobierno haitiano, sin verificar el modo en que fueron recabadas y con corroboración de las autoridades colombianas, y menos generalizar que todos nuestros nacionales tienen que ver. Incluso esta es la hora que los cuerpos de los tres colombianos dados de baja no han sido repatriados a sus familias.

Este es el reclamo de millones de colombianos que quieren saber la verdad, para que no se estigmaticen más, usted no tiene ningún derecho ni le constan que los detenidos tuvieron que ver en los hechos, usted no estaba ahí, no sea abusivo! Usted ayuda a provocar que con solo por llevar la nacionalidad colombiana, sean descriminados! Usted está logrando lo que logró Ernesto Samper! Los reservistas militares que se sacrificaron por el país, merecen el acompañamiento del gobierno, sin que esto implique una intromisión en la investigación, sino velar por sus derechos a la dignidad humana, al acceso al asesoramiento legal, a un traductor, el debido proceso, la presunción de inocencia, el derecho de contradicción y un juicio justo, pues no podemos condenar a un colombiano por titulares de prensa, ni asumir que son responsables.

Señor Presidente usted no es juez, usted es el presidente, usted no tiene ningún derecho ni atribución para acusar a los reservistas militares en Haití, usted está obligado es a defender la integridad de los colombianos donde estén y en las condiciones en que se encuentren. A usted ni a la Vicepresidente Canciller les consta, que los reservistas en Haití son mercenarios ni asesinos, ni que hayan sido ellos los que le quitaron la vida a Jovenel Moise. Respete y cumpla con su deber!

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore