COSTA NOTICIAS

Gobierno del Cesar tiene propuesta para solución a corto y mediano plazo de la crisis del hospital Rosario Pumarejo

Valledupar, 19 de agosto de 2020.- Adelantar trámites para que los embargos que tienen las cuentas del Hospital Rosario Pumarejo de López no afecten la destinación de los $3.000 millones que están listos para girar por parte de la Gobernación del Cesar al centro asistencial, es una de las conclusiones a que se llegó durante la mesa de trabajo que lideró este martes la administración departamental con acompañamiento de la Procuraduría General y el Ministerio de Salud para aclarar la deuda real que tiene el ente gubernamental con la ESE.

“Lo auditado por facturación da una cifra que no supera los 3.600 millones de pesos, eso es lo que está radicado y soportado para hacer los pagos al hospital, esos pagos hacen parte del compromiso que hicimos la semana pasada de un giro de 3000 millones de pesos, que no han podido transferirse del centro asistencial porque proveedores y otros acreedores tienen embargadas las cuentas, en la reunión con el acompañamiento de la Procuraduría definimos unos trámites para hacer esos pagos sin que los afecte el tema de los embargos y puedan llegar al personal que está reclamando sus salarios”, indicó el gobernador encargado del Cesar, Wilson Solano.

Igualmente, en la mesa de trabajo, la gerente del Hospital, Jackeline Henríquez, indicó que tiene depuradas cuentas por 50.000 millones de pesos en deudas de las EPS con el ente asistencial; por lo que como otra conclusión, se acordó realizar una reunión el próximo martes con acompañamiento del Ministerio Público para analizar esas obligaciones, pero también para que esas EPS empiecen a utilizar la red pública de salud a fin que las instituciones como el hospital tengan ingresos diferentes.

Por su parte, el Viceministro de Salud, se comprometió a gestionar ante el Ministerio de Hacienda la transferencia de los recursos amparados en la Resolución 753 de 2020, por medio de la cual el Gobierno Nacional ordenó la asignación directa de recursos a las Empresas Sociales del Estado, ESE, con el propósito de fortalecer su capacidad de oferta pública de servicios y garantizar la prestación de los mismos a la población afectada por la emergencia derivada del COVID-19; para que lleguen al hospital los 15.000 millones que le corresponden por este concepto.

Frente a la realidad de las cifras adeudadas  por la Gobernación del Cesar al hospital, que no superan los 3.600 millones de acuerdo con lo radicado en facturación, el delegado de la Procuraduría para la Salud, Protección Social y Trabajo Decente, Gelman Rodríguez, señaló que es importante avanzar en la depuración de las cifras, reprochando la forma como se carga la información de las entidades.

“En el caso del Hospital Rosario Pumarejo de López se crea una falsa expectativa de una deuda que hoy no se tiene y que se veía como solución para el pago de los trabajadores que les deben cerca de 11 meses de salario”, puntualizó.

El gobernador encargado Wilson Solano calificó como positiva la jornada, señalando que en una segunda mesa de trabajo se dialogó con representantes del paro de los trabajadores del hospital, esperando la gestión del Procurador Delegado Gelman Rodríguez en el sentido de generar la confianza para que se pueda levantar el cese de actividades y superar esta emergencia.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore