COSTA NOTICIAS

Gobierno de Colombia retiró dos presuntos espías rusos de 23 que según Inteligencia hay en el país. Estarían recogiendo información para explotarla de acuerdo a sus intereses

Valledupar, 23 de diciembre de 2020.- El Gobierno Nacional dio a conocer este martes que de acuerdo a un informe de inteligencia, y tras la verificación de que dos diplomáticos rusos estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, a través de la Canciller Claudia Blum tomó la decisión de retirarlos, lo que además a traído la respuesta del gobierno de Vladimir Putín quien a su vez ordenó el retiro de dos diplomáticos colombianos acreditados en Moscú.

Según la Cancillería colombiana, se ha seguido el procedimiento establecido en el Artículo 9 de la Convención de Viena, no obstante que según el presidente Iván Duque, el propósito de Colombia es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa, señala el comunicado de la Cancillería de Colombia.

Supuestamente además de estos dos diplomáticos rusos plenamente identificados que fueron expulsados el pasado 8 de diciembre, uno de estos, era miembro del Servicio de Inteligencia Exterior y el otro al Servicio de Inteligencia Militar de Rusia. Y aún habría 21 espías más dentro de los 43 diplomáticos asignados a la embajada de Rusia en Bogotá.

La situación de espionaje habría sido iniciado desde el año 2016 quienes habrían llegado al país aprovechando la situación de migración desatada con los migrantes provenientes de Venezuela supuestamente llegaron a hacer mantenimiento a unas a unas aeronaves de una empresa de helicóptero que fueron verificadas en el año 2017 conectando con el tercer secretario de la embajada rusa Román Borisov quien sostenía contactos claves con Universidades, asuntos energéticos, petróleo, infraestructura crítica y tecnologías, incluso en el sector militar, de quienes al parecer recibía información a cambio de dinero. Posteriormente en 2018 dejó el cargo pero fue reemplazado por otro que continuó haciendo el minucioso trabajo con los mismos contactos, lo que llamó la atención de la inteligencia colombiana al entender que no se trataba de amistades sino de una labor de inteligencia rusa.

Los espías con sus cargos diplomáticos tenían la posibilidad de asistir a eventos donde participan altos funcionarios, como los que asisten cuando se llevan a cabo las exposiciones como la de Expodefensa, donde podían identificar personas de su interés y objetivos.

Los supuestos espías rusos, supuestamente buscaban información para poder posicionar estratégicamente sus intereses, le dijo esa fuente de inteligencia a la Revista Semana. Al igual que dijo que abrían querido infiltrar a altos cargos del Banco de la República, para obtener información clasificada.

En cuanto a los contactos en las Universidades estos espías según le dijo esa fuente de Inteligencia a la Revista Semana buscaban jóvenes con proyección de vinculación en diferentes empresas. Dijo también que con la expulsión de estos dos falsos diplomáticos no termina la actividad del supuesto  espionaje de Rusia que no tiene ninguna relación directa con Venezuela.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore