COSTA NOTICIAS

Exportación de Bovinos en Pie. Por: Miguel Ángel Lacouture

2020 año excepcional para la ganadería de carne en Colombia, se consolidó exportación de machos en pie, 264.107 cabezas facturaron Us $ 134.849.000; 2021,  acelerador a fondo, los últimos despachos fueron de 19.000 y  7.400 unidades, programado enviar en marzo 47.050 animales  casi todos con destino a países de medio oriente; se anunció la intención de colocar 100.000 machos en pie a Indonesia, país con más de 230 M de habitantes; este ritmo de salida ha generado dos efectos:

  1. Fuerte presión en los mercados elevando los precios de levantes y animales terminados a beneficiaderos para consumo nacional y exportaciones.
  2. Mayor flujo de liquidez a la golpeada empresa ganadera, trayendo esperanzas de sostenibilidad económica.

No todo  son colores, las plantas de beneficio informan que  están presentando desabastecimiento para exportar en cortes especiales congelados y  demanda nacional, algunos llegan a mencionar especulación con precios al disminuir la oferta (Normal en esta época del año), con aumento constante de demanda y precio provocando caída del consumo percapita nacional ante la incapacidad económica de la comunidad para acceder a la carne bovina en mercados.

Para tratar de regular la distorsión se han presentado tres propuestas:

  • Fijar pesos mínimos de animales vivos con destino al mercado internacional, desde 390 kilos promedio, hasta 370 y 340, invierno o verano; esta idea encuentra resistencia entre exportadores ya que el potencial mercado al cual llegan requieren pesos inferiores a los propuestos, lo que necesariamente llevaría se reduzca en más del 50% de la demanda de hoy; por los ganaderos hay fortísima oposición al ver que por primera vez en las últimas décadas se pueda desvanecer el andamiaje por el cual tanto tiempo se ha luchado y esperado.
  • “Laissez-faire, laissez-passer”; dejar las cosas como están, sin ningún tipo de intervención o regulación, solo  oferta y demanda, el mercado va encausando y equilibrando cargas en su dinámica; altamente peligroso si entendemos hoy la gran escasez y alto costo alcanzado por los bovinos de las características requeridas para  el barco; como efecto dominó, presionan  alza de los animales con destino al beneficiaderos (Allí dónde está la industrialización  con valores agregados y generación de empleos que clama la Nación), para el consumo interno como externo, impactando directamente la demanda e incentivando informalidad y abigeato.
  • Se propone por un sector de ganaderos solución Intermedia, crear una cesión, bonificación o aporte por animal embarcado vivo (Termina su vida útil en Colombia, Función Social de la Propiedad), atendiendo rangos de edades o pesos con destino a mejorar dos puntos básicos de la empresa ganadera, así lograr a mediano plazo mejor remuneración de productos  bovinos sea en pie o en cortes especiales.
  1. Implementación y puesta en marcha de programas de Trazabilidad e implementación definitiva del Sello País de Ganadería Sustentable que resalte los valores de la ganadería tropical colombiana, certificado por la entidad de mayor credibilidad a nivel mundial;
  2. Implementación y puesta en marcha de programas de mejoramiento genético en ganados que permita especializar y regionalizar la producción, agregar valores a la sustentabilidad  para acceder a mercados  exigentes en color, jugosidad, palatabilidad, marmóreo, terneza, etc., aumentando calidades bromatológicas tanto para el consumo interno como externo.

Se plantea :

1/ Cesión,  Bonificación  o Aporte, equivalente a 1 Salario Mínimo Legal Vigente Diario (SMLVD), por cabeza a embarcar de edades hasta  18 meses o menores a 250 kilos, (Menor edad y peso, mayor costo por kilo en pie);

2/ Hasta 400 Kilos, 75% del SMLVD,

3/ Más de 400 Kilos, ½ SMLVD, monto igual al aporte que se hace al Fondo Nacional del Ganado por cabeza con destino al beneficiadero.

Para seguridad al empresario ganadero se hace necesario fijar un precio promedio piso por kilo.

La administración  de estos aportes, cesión o bonificación estaría en cabeza del Ministerio de Agricultura quien debería crear una unidad o dirección específica para este fin o delegar un encargo fiduciario  especial, su puesta en marcha,  administración y ejecución a los fines propuestos.

Frente a tantos hechos halagueños y esperanzadores, las cartas están sobre la mesa en espera de la jugada final, sea cual sea la decisión, es pertinente ser prudentes, sigilosos y acertados para no acabar con esta brillante oportunidad, no lastimar el sector ganadero  que al final ve una luz de recuperación y de futuro es prioridad… Bienvenidas las exportaciones sean en pie y en cortes especiales

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore