Ira al sitio web de Fedegán
MUNDONOTICIAS

Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares por la cabeza de Nicolás Maduro, 10 por la de Diosdado Cabello, por Vladimir Padrino López, Tareck El Aissami, Michael Moreno y el Pollo Carvajal también hay recompensas

Barranquilla, 25 de marzo de 2020.- El Fiscal General de los Estados Unidos William P. Barr, y funcionarios del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, hicieron publica en rueda de prensa la mañana de este jueves su determinación final sobre el caso de Nicolás Maduro, la cual se venían procesando desde hace mucho tiempo aún antes del gobierno liderado por Donald Trump, no obstante que Trump las aceleró a través del Departamento de Estado en que venía haciendo advertencias y emitiendo sanciones que finalmente le correspondió al Departamento de Justicia tomar las importantes decisiones y acciones policiales relacionadas con el narcotráfico internacional que no solo vinculan a Maduro sino a toda su plana mayor.

Entre estos miembros del régimen se encuentran con cuatro cargos revelada hoy en el Distrito Sur de Nueva York: Diosdado Cabello Rondón, 56, jefe de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela; Hugo Armando Carvajal Barrios, alias “El Pollo”, 59, ex director de inteligencia militar; Clíver Antonio Alcalá Cordones, 58, ex general de las fuerzas armadas venezolanas. Además del ministro de Defensa de Venezuela Vladimir Parino López y el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela, Michel Moreno y el vicepresidente de economía de Venezuela, Tareck El Aissami.

Señala el Departamento de Justicia de los Estados Unidos que Nicolás Maduro Moros, y toda la corte que rodea al régimen están entre los acusados ​​en la ciudad de Nueva York; Washington DC; y Miami, junto con los actuales y antiguos funcionarios del régimen venezolano, así como dos líderes de las FARC, así lo informó el Fiscal General de los Estados Unidos William P. Barr, quien estuvo acompañado en rueda de prensa del Fiscal Federal Geoffrey S. Berman del Distrito Sur de Nueva York, Fiscal Federal Ariana Fajardo Orshan del Distrito Sur de Florida, el Fiscal General Adjunto Brian A. Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia, la Administradora Interina Uttam Dhillon de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) y la Directora Asociada Ejecutiva Interina Alysa D. Erichs de los Estados Unidos

“El régimen venezolano, una vez dirigido por Nicolás Maduro Moros, sigue plagado de criminalidad y corrupción”, dijo el Fiscal General Barr. “Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango supuestamente conspiraron con las FARC, causando la entrada de toneladas de cocaína y devastando las comunidades estadounidenses. El anuncio de hoy se centra en erradicar la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a aquellos en los niveles más altos del gobierno. Estados Unidos no permitirá que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario estadounidense para trasladar sus ganancias ilícitas desde Sudamérica ni promover sus esquemas criminales “. 

“Hoy anunciamos cargos penales contra Nicolás Maduro Moros por dirigir, junto con sus principales lugartenientes, una asociación de narcotráfico con las FARC durante los últimos 20 años”, dijo el fiscal federal Geoffrey S. Berman. “El alcance y la magnitud del presunto narcotráfico se hizo posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y brindaron protección política y militar para los crímenes de narcotráfico desenfrenados descritos en nuestros cargos. Como se alega, Maduro y los otros acusados ​​tenían la intención expresa de inundar los Estados Unidos con cocaína para socavar la salud y el bienestar de nuestra nación. Maduro desplegó muy deliberadamente cocaína como arma. Mientras Maduro y otros miembros del cartel tenían títulos nobles en el liderazgo político y militar de Venezuela, La conducta descrita en la acusación formal no fue la estadía o el servicio al pueblo venezolano. Como se alega, los acusados ​​traicionaron al pueblo venezolano y corrompieron las instituciones venezolanas para llenarse los bolsillos con dinero del narcotráfico ”.

“Durante la última década, funcionarios corruptos del gobierno venezolano han saqueado sistemáticamente a Venezuela de miles de millones de dólares”, dijo la fiscal federal Ariana Fajardo Orshan. 

“Con demasiada frecuencia, estos funcionarios corruptos y sus co-conspiradores han usado bancos e inmuebles del sur de la Florida para ocultar y perpetuar su actividad ilegal. Como muestran los cargos recientes, la corrupción venezolana y el lavado de dinero en el sur de Florida se extiende incluso a los niveles más altos del sistema judicial de Venezuela. En los últimos años, la Oficina del Fiscal de los EE. UU. En el sur de Florida y sus socios federales encargados de hacer cumplir la ley se han unido para presentar docenas de cargos penales contra funcionarios del régimen de alto nivel y conspiradores que resultan en incautaciones de aproximadamente $ 450 millones de dólares “.  

“Estas acusaciones exponen la devastadora corrupción sistémica en los niveles más altos del régimen de Nicolás Maduro”, dijo el administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon. 

“Estos funcionarios traicionaron repetidamente y con conocimiento al pueblo de Venezuela, conspirando, para beneficio personal, con narcotraficantes y organizaciones terroristas extranjeras designadas como las FARC. Las acciones de hoy envían un mensaje claro a los funcionarios corruptos en todas partes de que nadie está por encima de la ley o más allá del alcance de la policía estadounidense. El Departamento de Justicia y la Administración de Control de Drogas continuarán protegiendo al pueblo estadounidense de los traficantes de drogas despiadados, sin importar quiénes sean o dónde vivan”.

Añadió en su declaración el Departamento de Justicia y la Administración de Control de Drogas que “La naturaleza colaborativa de esta investigación es representativa del trabajo continuo que HSI y las agencias internacionales de aplicación de la ley realizan cada día, a menudo detrás de escena y desconocidas para el público, para hacer que nuestras comunidades sean más seguras y libres de corrupción”, dijo el Director Asociado Ejecutivo Interino de HSI Alysa D. Erichs. “El anuncio de hoy destaca el alcance global y el compromiso de HSI para identificar, atacar e investigar agresivamente a las personas que violan las leyes de los EE. UU., Explotan los sistemas financieros y se esconden detrás de la criptomoneda para promover su actividad criminal ilícita. Que esta acusación sea un recordatorio de que nadie está por encima de la ley, ni siquiera funcionarios políticos poderosos “.

Una acusación de reemplazo de cuatro cargos revelada hoy en el Distrito Sur de Nueva York (SDNY) acusa a Nicolás Maduro Moros, de 57 años; Diosdado Cabello Rondón, 56, jefe de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela; Hugo Armando Carvajal Barrios, alias “El Pollo”, 59, ex director de inteligencia militar; Clíver Antonio Alcalá Cordones, 58, ex general de las fuerzas armadas venezolanas.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos, a través de su Programa de recompensas de narcóticos, ofrece recompensas de hasta $ 15 millones por información que conduzca al arresto y / o condena de Maduro Moros, hasta $ 10 millones por información que conduzca al arresto y / o condena de Cabello Rondón, Carvajal Barrios y Alcalá Cordones.

Maduro Moros, Cabello Rondón, Carvajal Barrios, Alcalá Cordones, Marín Arango y Hernández Solarte han sido acusados ​​de: (1) participar en una conspiración narcoterrorista, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años y un máximo de cadena perpetua. prisión; (2) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años y un máximo de cadena perpetua; (3) usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de la vida en prisión; y (4) conspirar para usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, lo que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua. Las posibles sentencias mínimas y máximas obligatorias en este caso son prescritas por el Congreso y se proporcionan aquí solo con fines informativos, ya que cualquier sentencia de los acusados ​​será determinada por el juez.

De acuerdo con las acusaciones contenidas en la acusación sustituta, otras presentaciones judiciales y declaraciones realizadas durante los procedimientos judiciales:

Desde al menos 1999, Maduro Moros, Cabello Rondón, Carvajal Barrios y Alcalá Cordones, actuaron como líderes y gerentes de Cártel de Los Soles, o “Cartel de los Soles”. El nombre del cártel se refiere a las insignias del sol pegadas a los uniformes de los oficiales militares venezolanos de alto rango. Maduro Moros y los otros miembros del Cartel acusados ​​abusaron del pueblo venezolano y corrompieron las instituciones legítimas de Venezuela, incluidas partes del ejército, el aparato de inteligencia, la legislatura y el poder judicial, para facilitar la importación de toneladas de cocaína a los Estados Unidos. El Cártel de Los Soles buscó no solo enriquecer a sus miembros y mejorar su poder, sino también “inundar” a los Estados Unidos con cocaína e infligir los efectos nocivos y adictivos de la droga en los usuarios de los Estados Unidos.

Marín Arango y Hernández Solarte son líderes de las FARC. A partir de aproximadamente 1999, mientras las FARC pretendían negociar la paz con el gobierno colombiano, los líderes de las FARC acordaron con los líderes del Cártel de Los Soles reubicar algunas de las operaciones de las FARC en Venezuela bajo la protección del Cartel. Posteriormente, las FARC y el Cártel de Los Soles enviaron cocaína procesada desde Venezuela a los Estados Unidos a través de puntos de transbordo en el Caribe y América Central, como Honduras. Aproximadamente en 2004, el Departamento de Estado de los Estados Unidos estimó que 250 o más toneladas de cocaína transitaban por Venezuela por año. Los envíos marítimos se enviaron al norte desde la costa de Venezuela utilizando embarcaciones rápidas, barcos de pesca y portacontenedores. Los envíos aéreos a menudo se enviaban desde pistas de aterrizaje clandestinas, típicamente hecho de tierra o hierba, concentrado en el estado Apure. Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, aproximadamente 75 vuelos no autorizados sospechosos de actividades de narcotráfico ingresaron al espacio aéreo hondureño solo en 2010, utilizando lo que se conoce como la ruta de cocaína “puente aéreo” entre Venezuela y Honduras.

En su papel de líder del Cártel de Los Soles, Maduro Moros negoció envíos de toneladas múltiples de cocaína producida por las FARC; ordenó que el Cártel de Los Soles proporcione armas de grado militar a las FARC; coordinó asuntos exteriores con Honduras y otros países para facilitar el tráfico de drogas a gran escala; y solicitó asistencia del liderazgo de las FARC para capacitar a un grupo de milicianos no autorizados que funcionaba, en esencia, como una unidad de las fuerzas armadas para el Cártel de Los Soles.

La Unidad de Investigaciones Bilaterales de la División de Operaciones Especiales de la DEA, la Fuerza de Ataque de Nueva York y la División de Campo de Miami llevaron a cabo la investigación. Este caso está siendo manejado por la Oficina del Fiscal Federal para la Unidad Internacional de Narcóticos y Terrorismo del Distrito Sur de Nueva York. Los fiscales federales adjuntos Amanda L. Houle, Matthew J. Laroche, Jason A. Richman y Kyle A. Wirshba están a cargo de la acusación.

26 marzo, 2020

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *