COSTA NOTICIAS

En control político al MinAgricultura Rodolfo Zea por el mal uso de los recursos de los campesinos en la pandemia, no logró convencer a los Congresistas, y otros prefirieron echarle la culpa al Sistema Financiero

Barranquilla, 30 de abril de 2020.- Durante el debate desde la Comisión Quinta la Cámara de Representantes, contra la manera como se ha venido manejando el sistema de crédito durante la Pandemia del Covid -19, pero especialmente en el tema agropecuario, en el que el Ministro de Agricultura Rodolfo Zea tuvo que responder los requerimientos de los representantes, entre estos, Ciro Fernández, quien asiste al Congreso por el departamento de Santander, y Ruben Darío Molano, Presidente de esta célula legislativa, no obstante este último prefirió responsabilizar al Sistema de Crédito por la inequidad en la aprobación de recursos, y no al Ministro, y a las entidades como Finagro. El Ministro Rodolfo Zea fue cuestionado por la entrega de créditos a los grandes productores y no a los pequeños agricultores del país, por parte de Finagro, cuyo presidente, Dairo Estrada también estuvo presente en el debate de control político.

“Yo creo que estamos más bien frente a un problema estructural de la política crediticia para el sector agropecuario, y este hecho lamentablemente, nos deja ver que es urgente producir una reforma a toda la política de crédito agropecuario”, afirmó el presidente de la Comisión Rubén Darío Molano parlamentario del Centro Democrático.

El principal cuestionamiento de la Comisión Quinta contra el Gobierno Nacional fue por el 90 por ciento de los recursos de ‘Colombia Agro Produce’  que fueron concentrados en manos de beneficiarios con destinación a actividades no productivas y refinanciación de deudas. De 226 mil millones colocados en créditos, $213 mil millones fueron a parar en manos de transformadores y comercializadores, y solo $12.500 millones fueron para mediados y pequeños productores agropecuarios. Lo que fue calificado como otro Agro Ingreso Seguro, y por lo cual al Ministro de Agricultura le fue abierta una investigación.

El debate en la Comisión Quinta que fue promovido por el representante Ciro Fernández, quien se basó principalmente en las denuncias realizadas en días pasados por la Contraloría General de la Nación, después de seis horas de debate, varios de los representantes se mostraron insatisfechos con las explicaciones de los funcionarios del alto gobierno y aprobaron la creación de una subcomisión que se encargará del seguimiento, vigilancia y control de las líneas de crédito blandas.

El Representante Ciro Ramírez, reclamó al Ministerio de Agricultura y a FINAGRO, por la ligereza con la que se está tomando el asunto de la designación de recursos en las líneas de crédito blandas como “Colombia Agro Produce”.

La Línea de Crédito Blando es un instrumento creado por FINAGRO, con tasas, plazos y condiciones especiales, cuya finalidad es la de apoyar a los productores del campo y garantizar la cadena de producción y abastecimiento de alimentos, en todo el país, en medio de la pandemia del COVID – 19.

En el marco de esta crisis se detectó un manejo poco sensato de los recursos, pues el 90% de los recursos de esta línea de crédito llegó a las manos de grandes empresas de la agroindustria es decir a quienes tienen relación con los bancos, desplazando así a las verdaderas víctimas que son los campesinos de Colombia. Fernández denunció que los créditos del Gobierno se entregan a quienes tienen relación con los bancos, es decir los grandes empresarios del sector agroindustrial

El congresista hizo especial énfasis en replantear la posición del país frente a la firma de la resolución de la ONU la cual reconoce los derechos de los campesinos, la cual fue firmada por 121 pises. “Vemos el presupuesto generoso que tiene el Gobierno para los campesinos, entonces por qué no replantear el tema para incluirnos también en esos 121 países comprometidos con el campo”, expresó el Representante.

Debido a esto se hizo necesaria la intervención de la comisión quinta, en cabeza del representante Ciro Fernández, quien envió la citación al Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, y al Presidente de FINAGRO, Dairo Ayiber Estrada con el fin de que le explicaran a Colombia el motivo de sus actuaciones.

También asistieron el Contralor delegado para el sector agropecuario, Gabriel Romero, quien reconoció las intenciones de modificar elementos de la línea especial de crédito que planteo el Ministerio, y compartió cifras y datos que ayudaron a entender a los asistentes el contexto de la actual situación. Por su parte, el Procurador delegado de tierras y medio ambiente, Diego Trujillo, mostró su preocupación por la realidad que vive el campo colombiano y la fragilidad de las políticas públicas que se crean entorno a este.

La propuesta del Representante Ciro Fernández, fue aplaudida por los congresistas y obtuvo una masiva participación quedando constituida como la Subcomisión de Seguimiento y Vigilancia a las líneas de Crédito FINAGRO.

Una de las grandes conclusiones que arrojó el último debate de control político, es que se hace necesario un ajuste a la política nacional de préstamos agropecuarios, en particular al sistema nacional de crédito para pequeños agricultores.

Mientras que el Representante Rubén Darío Molano, fue mas laxo a pesar de la inequidad en la destinación de los recursos para solventar la situación en el Agro y al campesino, ante las dudas planteadas por los diferentes sectores de la Comisión Quinta por la entrega de crédito a los grandes productores, el Representante por Cundinamarca concluyó que es importante redefinir rolles dentro de los actores del sistema, ajustar las definiciones de pequeños, medianos y grandes agricultores, resolver los temas de las garantías para el acceso al crédito, y posibilitar el acceso a pequeños productores. “Es absolutamente necesario replantear lo que está haciendo la Comisiona Nacional de crédito agropecuario, lo que está haciendo FINAGRO, y particularmente la manera como se financia FINAGRO porque es ahí donde está el origen de los problemas”.

Como respuesta a los cuestionamientos de los congresistas, el jefe de la cartera de agricultura explicó que del billón y medio de pesos dispuestos para ‘Colombia Agro Produce’ a los grandes empresarios se les asignaron únicamente $300 mil millones, es decir el 20% del total de los recursos. “Ya los grandes prácticamente han agotado el cupo que les han asignado para subsidios”, argumento el ministro Zea, e instó a Finagro a hacer el control de inversión de los créditos desembolsados, principalmente a las grandes empresas.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore