COSTA NOTICIAS

Emdupar o En-derroche. Por: Eduardo Dangond Castro

emduparLa ineficiencia en la escogencia de los últimos gerentes, el derroche de los recursos públicos que la han transformado en la caja menor de los alcaldes y la privatización de las utilidades como el condensado en la contratación de Radian.

Sería de vital importancia que los órganos de control le coloquen la lupa al tan oneroso contrato de RUFIAN sobre todo a la cuantía de la inversión de los contratistas para merecer el 30% de las utilidades. Conocer además quiénes son los socios y si poseían la experiencia necesaria en contrato de este tipo y/o similares. Cómo también, si para su escogencia medio una convocatoria pública o fue mediante la dedocracia. El ex-alcalde Tuto Ramírez Uhía conserva la responsabilidad del detrimento patrimonial? O son facultades propias y exclusiva del último gerente?

El derroche y la dilapidación de los recursos públicos no se constituyen únicamente en el área administrativa u financiera sino en el objeto de la finalidad cómo empresa. En promedio, de los 4.3 millones de metros cúbicos de agua que mensualmente produce la empresa, se factura menos de la mitad, 1.8 millones de metros cúbicos, bajo un costo laboral de 18.000 millones de pesos anuales aproximadamente. Resulta inconcebible que en plena crisis ambiental en cuya problemática está en riesgo la supervivencia de la especie humana, la única empresa de agua del departamento del César que entrega agua potable a sus usuarios; sin embargo, el 58% del agua tratada no alcanza a facturarse y se pierde en fugas, falta de lectura de contadores y conexiones ilegales. Todo un atentado al medio ambiente.

Lo más  grave lo constituye el derroche en el tratamiento para convertir en agua potable el promedio de gasto por familia. Es decir, que en una familia de 4 personas, el consumo promedio mensual debe ser un aproximado de 15.4 metros cúbicos de agua.

Sin embargo, en Valledupar, el gasto de agua es de las más altas en derroche del país acompañados paradójicamente, por Cesar y Bolívar quienes lideran el ranking de los departamentos que más consumen (derrochan) agua en el país.

Vemos que este desperdicio se presenta así: Un baño: Entre 150 y 300 litros, en la ducha: 50-100 litros, en el sanitario 10 litros, lavar los platos a mano: 23 litros. lavadora: entre 40 y 80 litros de agua, descongelar un alimento bajo el grifo: entre 15 y 25 litros, mantener el grifo abierto durante un minuto y medio durante el lavado de dientes puede gastar más de 18 litros. Lavado de coche con manguera: entre 200 y 500 litros.

Lo increíble de todo resulta ser que tratamos el agua con químicos a un alto costo para convertirla en potable y el mayor uso que le damos es tirarla por el sanitario o regar los jardines. En el mejor de los casos el 75% del agua tratada bajo un alto costo se emplea en usos que no requieren el tratamiento del cloro y de potabilidad.

Urge una regulación ambiental que prohíba por un lado, o incentive la utilización de aguas subterráneas en las urbanizaciones para ser destinadas al uso diferente a la bebida y la cocina de los alimentos.

Siendo el César el segundo Departamento más rico en acuíferos resulta prioritario reglamentar en el plan de ordenamiento territorial la incorporación por barrios de la utilización de aguas subterráneas para el riego de jardines, lavadoras, sanitarios etc.

De implementar este sistema nos ahorraríamos el 75% del tratamiento del agua en la ciudad y la construcción del proyecto del distrito de los  besotes. Igualmente , erradicamos el agua con los químicos de sus purificación como :  Dióxido de cloro (ClO2) Ozono (O3) Halógenos: Yodo, Metales: cobre (Cu2+),

plata (Ag+) Permanganato (KMnO4) Jabones y detergentes Sales de amonio Peróxido de hidrógeno y lejía (cloro)

Según el grupo de estudio de la universidad de Sevilla, es necesario un cambio en las tendencias actuales de consumo según la denominada “nueva cultura del agua”, basada en el ahorro del preciado líquido, la optimización de su gestión, el respeto y sensibilización hacia este recurso, su reparto equitativo y la valoración como activo ecológico y social.

Valledupar, podría ganarse el premio a ciudad amigable con el medio ambiente de adoptarse este plan de ahorro masivo de aguas. El alcalde Mello Castro tiene la palabra.

Adenda Macondiana: En la tristeza del aniversario de la muerte de los 22 estudiantes de la Escuela de la Policía, su recuerdo perdura en nuestros Corazones; pero sin embargo, causa desconcierto y un mayor dolor que transcurrido un año, el gremio estudiantil del país, no haya rechazado; ni menos aún protestado por el vil, mortífero y abyecto atentado.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore