COSTA NOTICIAS

El futuro, Los Empresarios del Campo. Por: Miguel Ángel Lacouture

El Campesino, entendido como la parte de la Población Rural que trabaja y pone a producir la tierra en desarrollos agropecuarios con sus propias manos o con los medios básicos que encuentra a su alcance, qué inicia emprendimientos productivos básicos, de sol a sol logrando el sustento por medio de la labrantía, su trabajo y el de su núcleo familiar generando ingresos básicos para sostenerlos dentro de una línea de economía que escasamente llena sus necesidades básicas, debe quedar atrás en la historia y dar paso al Empresario del Campo; hoy debemos estructurarlo a través de la interacción de la institucionalidad rural agropecuaria en especial, y en general de todo el Estado.

Lo primordial, crear una población estudiantil en la cual el Pensum Académico tenga una real vocación y direccionamiento al desarrollo del sector rural en particular del agropecuario y agroindustrial, que sean capaces de entender, aceptar y poner en funcionamiento los cambios que el avance constante de la tecnología trae a todos los sectores del cual no escapa la ruralidad y difundan lo aprendido entre las poblaciones; en este aspecto es necesario estructurar los curriculum de estudios académicos por el Ministerio de Educación y Sena en coadyuvancia del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Ambiente, Comercio, en general todos aquellos que tengan participación e intereses en el desarrollo rural agropecuario o no y agroindustrial, pensarse en las educaciones vocacionales tecnológicas de forma intensiva durarte los últimos tres o cuatro años de bachillerato.

Si no hay un lazo indisoluble entre la población rural y la tierra, no será posible lograr jamás el regreso a lo rural, al campo o mantener su población en constante ascenso; hay que generar oportunidades de trabajo desde la formación académica; los que salgan graduados de su educación básica darles un título que valore su formación, como pasaba en épocas anteriores con los Normalistas o con Bachilleres Comerciales.

Una vez logramos tener la primera camada de futuros Empresarios del Campo, es necesario facilitarles la instrumentalización que haga dinámica su formación; la institucionalidad del Sector Rural a través del MADR tiene todo un arsenal de entidades que pueden hacer realidad los planes para lo cual fueron formados; siempre he pregonado que el problema de sector rural es la falta de oportunidades de desarrollo de los emprendimientos, es necesario para iniciar la formalización cualquier actividad tener el insumo básico disponible, La Tierra debe estar Legalizada , Individualizada con la Titularización Definida; acá entra en juego importante la Agencia Nacional de Tierras y en muchos casos Restitución de tierras a jugar un papel importantísimo, así como el IGAT, Instituto Agustín Codazzi y el Catastro Multipropósito

Luego de definir el insumo base debemos buscar la viabilidad de sus emprendimientos productivos como el MADR, que cuenta con la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), la cual tiene como función dinamizar las políticas trazadas para el logro de los fines señalados, la Asociatividad que puede ser tanto Horizontal, entre pares, o Vertical, donde se integran los participantes de la cadena productiva, acá está, Coseche y Venda a la fija o Agricultura por Contrato y lo que he denominado Joint Venture, que no es otra cosa que la participación en condiciones paritarias de todos los actores de la cadena en los diferentes eslabones de esta. Cabe resaltar que en la estructuración del programa de coseche y venda a la fija, la suscripción de los contratos de ventas a futuro sirven de garantías suficientes para que bajo la sombrilla de la financiación estatal, sea posible acceder a los créditos a tasas preferenciales de DTF +/- 1 dependiendo si se trata de pequeño o mediano Empresario del Campo.

Es necesario para el control de las actividades y desempeño empresarial , tener un control particular sobre la existencia del Empresario del Campo, su actividad, y Situación Financiera, planteado por el Dr. Indalecio Dangond como “Matricula Mercantil Agropecuaria” o Matricula Empresarial Rural, que debería ser incluida en el Plan Nacional de Desarrollo, funciones que podrían ser desempeñadas por las Cámaras de Comercio como carga adicional o creando Cámaras Agroindustriales Rurales o Agropecuarias, que a través de la expedición del Registro Único Agropecuario o Matricula Agropecuaria nos permitan conocer la existencia de la Persona Natural o Jurídica, su actividad productiva dentro del Sector Rural, activos y pasivos, composición accionaria y tipo societario asumido con el alcance de su responsabilidad legal; este registro hará seguramente necesario un novedoso desarrollo legal logrando la formalización del Sector Agropecuario y Agroindustrial que nos permitirá una mejor planeación, programación y proyección a corto, mediano y largo plazo del sector rural agropecuario o no y agroindustrial futuro.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore