Ira al sitio web de Fedegán
COLUMNISTAS, MUNDONOTICIAS

El entrevistado de la W, Dick Morris les resultó trumpista!. Por Eduardo Mackenzie

Tremenda sorpresa se llevó La W Radio, de Bogotá: creían que su entrevistado del día, Dick Morris, diría horrores del presidente Donald Trump, pero se equivocaron. Dick Morris les resultó trumpista!

Esperaban que él, presentado como “el asesor del expresidente Bill Clinton”, diabolizara y recitara dócilmente los embustes que la prensa progresista americana circula sobre Trump, pero Morris les cantó la verdad. Les dijo que Trump no será destituido, que Trump no llamó a nadie a invadir del Capitolio, que sí hubo fraude electoral en 2020 y que Trump es un líder político inmensamente popular y que lo será después de terminado su mandato.

Los periodistas de esa radio no parecían estar informados de que Richard Samuel Morris, si bien había sido amigo de Bill Clinton y asesor político de la Casa Blanca tras la elección de éste en 1992, se alejó más tarde de esa familia y se convirtió, en 2005, en uno de los más fuertes críticos de los esposos Clinton.

En el perfil que le dedica a Dick Morris, Wikipedia dice que él “escribió varios libros que critican a Bill y a Hillary Clinton, como Rewriting History”, y que en 2008 declaró él que se iría de Estados Unidos “si Hillary Clinton era elegida presidente” (1).

En la entrevista del viernes con de La W, Dick Morris elogió de manera enfática al ex presidente Álvaro Uribe Vélez. No vaciló en decir que el ex mandatario debe ser recordado por su  amor a Colombia  y por lo mucho que hizo por el país durante sus dos administraciones. Antes de agregar que Uribe es “el presidente vivo más exitoso del mundo”, seguramente por sus éxitos en la lucha contra la subversión armada comunista. Aunque ese tema no era  el objeto de la entrevista, Julio Sánchez Cristo tuvo el acierto de invitar inmediatamente al expresidente Uribe a dialogar por teléfono con Morris. Este ratificó sus elogios y evocó las muchas veces que viajó a Colombia y las medidas de seguridad que el presidente Uribe había ordenado para él en esas ocasiones.

Sobre el tema de Estados Unidos, en el resumen que hizo de esa entrevista, La W afirma que Morris declaró que al presidente Donald Trump, como a Bill Clinton, en su época,  se le está juzgando por un delito que no amerita un proceso político, y que él considera que los demócratas “están exagerando”. Indicó lo que han logrado los demócratas es fortalecer la imagen del mandatario. “Cuando trabajé con el presidente Bill Clinton, los vi hacer esto por el escándalo de Mónica Lewinsky y cada día que los republicanos impulsaban el juicio político sus índices de audiencia bajaron y la popularidad de Clinton subió”.

Ante una pregunta sobre si la reacción de Trump ante el fraude electoral había sido correcta Dick Morris respondió que esa era la única alternativa que tenía el jefe de Estado. Agregó que la prensa ahora está vendiendo el mito de que Trump ha perdido popularidad por lo del Capitolio. Eso es falso, según él. “Trump es muy fuerte y popular  y tiene gran posibilidad de ser elegido de nuevo en 2024”, concluyó.

El señor Morris enfatizó que los demócratas hicieron que aumentaran un 20% las personas que votaron en esta elección, respecto de las elecciones de 2016. Y que así fue como lograron que los demócratas obtuvieran 13 millones más de votos y que los republicanos solo adicionaran 8 millones más de votos. “De cierta manera, dijo Morris, ese aumento, fue fraudulento”.

Dick Morris sabe de lo que habla. Él es visto en Estados Unidos como “el asesor político más despiadado de Estados Unidos”, según un documental de la BBC. Despiadado quizás pero también muy exitoso. Según Wikipedia,  Morris fue asesor de cinco candidatos que llegaron a la presidencia de sus países: Fernando de la Rúa, de Argentina (1999), Jorge Batlle, de Uruguay (1999), Vicente Fox, de México (2000), Viktor Yushchenko, de Ucrania (2005) y Raphael Trotman, de Guyana (2006). Morris ayudó también a los partidos que militaban por el Brexit, la salida voluntaria de la Gran Bretaña de la Unión Europea.

La lucha contra el fraude electoral es otra de las preocupaciones de Morris. El afirma que hay una relación complicada entre los sondeos electorales y los resultados electorales. En algunos casos, las encuestas a la salida de las urnas son un medio para luchar contra el fraude electoral. Morris mantiene que las disparidades sobre esos dos tipos de datos jugaron un papel en Ucrania cuando los partidarios de Yushchenko obligaron al gobierno del entonces presidente Leonid Kuchma a aceptar una nueva encuesta pues los primeros resultados oficiales variaban notablemente de las encuestas a la salida de las urnas. “Enfrentado a una divergencia similar (aunque menor) entre las encuestas a la salida de las urnas y los resultados electorales, Morris adoptó la postura opuesta en un artículo de 2004 tras sospechar ‘juego sucio’ por parte de los encuestadores en un elección presidencial de Estados Unidos”, recuerda Wikipedia.

Morris es autor de varios libros, algunos de los cuales los ha escrito con su esposa, Eileen McGann. Escribió Condi vs. Hillary, en el que explica que Condoleezza Rice habría podido bloquear la candidatura de Hillary Clinton para la Casa Blanca en 2008. Rewriting History, de 2004, es una refutación del libro de Hillary Clinton, Living History. Argumenta que allí Hillary Clinton se presenta como una persona “agradable”, cuando, en realidad, según él, es una manipuladora, fría y resuelta en su búsqueda del poder. Morris y McGann escribieron Because He Could en respuesta a, Mi vida, las memorias de Bill Clinton.

A la luz de estos hechos, vale la pena ver cómo Dick Morris analiza lo que podría ser la primera fase del gobierno de Joe Biden. Lo que dice es escalofriante. El título de su artículo lo dice todo: “El próximo reinado del terror democrático” (2).

18 enero, 2021

About Author

EditorCosta


ONE COMMENT ON THIS POST To “El entrevistado de la W, Dick Morris les resultó trumpista!. Por Eduardo Mackenzie”

  1. Violeta dice:

    Biden = Pedofilia, abuso, muerte, corrupción.
    No hay diferencia entre un «Petro» guerrillero de cualquier pelambre y el monstruo que es Biden y aquellos que tiene a su alrededor, incluyendo la que está destinada a destronarlo en unos días, si es que en realidad llega a la Casa Blanca morbosín.
    Sigo confiando en Donald Trump, un Patriota de verdad, con la podredumbre de la prensa mundial encima que lo tergiversa todo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *