COSTA NOTICIAS

El alimento definitivo existe y está al alcance de todos, la leche con su muy importante aporte de aminoácidos al cuerpo

La leche y sus derivados, conocidos como lácteos, dentro de los que se cuentan el yogur, el queso y el kumis, ofrecen al cuerpo un aporte muy importante en aminoácidos, que son los compuestos que no produce naturalmente el cuerpo, y que se combinan para formar proteínas, las cuales son indispensables para el correcto funcionamiento del organismo.

Barranquilla, 29 de abril de 2020.- La leche es uno de los alimentos más completos que existen, ya que es vital al inicio de la vida de todos los mamíferos, incluyendo a los seres humanos, y resulta ser esencial para una nutrición adecuada durante el resto de la vida de todas las personas, debido a su alta concentración de nutrientes, los cuales son de fácil asimilación por parte del cuerpo, y pueden ser aprovechados en su totalidad.

De acuerdo con la nutricionista y dietista, Bertha Forero, la leche y sus derivados, conocidos como lácteos, dentro de los que se cuentan el yogur, el queso y el kumis, ofrecen al cuerpo un aporte muy importante en aminoácidos, que son los son compuestos que no produce naturalmente el cuerpo, y que se combinan para formar proteínas, las cuales son indispensables para el correcto funcionamiento del organismo.

“Esto se traduce en que la leche y sus derivados ofrecen al organismo aportes en grasas, vitaminas liposolubles, ácido pantoténico, vitaminas del complejo B (como riboflavina, vitaminas B5 y B12) y minerales como el fósforo, magnesio, selenio y calcio, siendo de este último la leche una de las fuentes primarias”, añade.

Consumir leche a diario

La experta sostiene que el aporte nutricional de la leche y sus derivados es tanto o más eficiente que el presente en varios de los suplementos vitamínicos que existen en el mercado.

Además, la leche incluso sirve como una fuente importante de hidratación, por lo que es posible sobrevivir alimentándose solo de leche durante algunos periodos, en una situación en la que no existan otras alternativas de alimentos esenciales, ya que la lactosa que incluye la leche en su presentación regular también sirve como una fuente de energía.

“Los demás lácteos también ofrecen todos los beneficios nutricionales de la leche, porque no se degradan en su proceso de fabricación, y, específicamente en productos como el yogur y el kumis, se pueden potenciar la producción de bacterias beneficiosas para el proceso digestivo”, afirma Forero.

Y concluye: “Por estas razones, es recomendable consumir leche y sus derivados diariamente para garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo”.

Mitos y verdades sobre el consumo de leche

El portal Infoalimentos, del Consejo Argentino sobre Seguridad de Alimentos y Nutrición, publicó una serie de mitos y verdades sobre la leche, los lácteos y su consumo. Compartimos con los lectores, algunos de ellos y si se ajustan a la realidad o no.

Mito: el hombre es la única especie que bebe leche en la edad adulta, y además, toma la leche de otras especies. Por lo tanto, la leche de vaca no es un alimento apropiado para el hombre, ya que sus antepasados no la consumían.

Verdad: el hombre comenzó a tomar leche de vaca cuando abandonó su vida nómade y empezó a cultivar la tierra para alimentar a sus animales, hace unos 10 000 años. Como ser racional, es la única especie que tiene dominio sobre su cadena alimentaria (selección, producción, conservación), y elige lo que comer de acuerdo con lo que necesita. En el caso de la leche, el hombre eligió tomar leche de vaca porque encontró en ella un alimento completo y beneficioso para su salud.

Mito: las proteínas de la leche de vaca no se pueden digerir bien, y además la leche neutraliza los ácidos del estómago, impidiendo que las proteínas se digieran completamente.

Verdad: la leche posee proteínas completas de alta biodisponibilidad, altamente digeribles por el ser humano. Si embargo, las personas que poseen intolerancia a la lactosa no pueden digerir este tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente enzima lactasa. La falta de ingesta de leche, sobre todo para los niños, puede generar pérdida de peso y posible malnutrición. También puede producir falta de calcio, vitamina D, riboflavina y proteínas. Esto hace que necesariamente haya que sustituir la leche por productos lácteos tratados con lactasa, por preparados a base de proteínas de la leche, o por su similar de soja.

Mito: el consumo de lácteos produce cáncer.

Verdad: no hay ninguna evidencia científica que indique que el consumo de leche cause cáncer.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore