COSTA NOTICIAS

Del Covid-19 y la Seguridad Alimentaria. Por: Miguel Ángel Lacouture

Desde siempre he comentado del Sector Rural con percepción aperturista de mercados dentro de políticas generales de la globalización que trae la digitalización e inmediatez de las comunicaciones permitiéndonos intervenir en los mercados con suficiente rapidez basados en la información para la toma de decisiones logrando programar de manera anticipada  los pasos a seguir de acuerdo a los comportamientos futuros de los mercados; Pues bien, hoy con la crisis mundial que se está presentando en un mundo sin fronteras debemos enfrentar una realidad bastante diferente a la pregonada y defendida con ahínco en diferentes foros donde he tenido posibilidad de participar, la realidad de hoy nos enfrenta a fronteras reales que parecieron desaparecer gracias a la aparición de un mundo total, existen, son la forma como los Estados Republicanos pueden proteger a su Nación.

Con la aparición del COVID_19, iniciado en La China y expandido en el globo, se llega a concluir que  la única forma contundente, eficaz  y efectiva para detener su avance esta en recortar los Derechos Individuales y Colectivos con la presencia de un Estado Fuerte, Gendarme, firme en hacer cumplir las directrices que se tomen para efectos de contenerlo. La medida inicial y final es el Cierre Fronteras no permitiendo ingreso de potenciales portadores del Coronavirus, (En firme a partir de hoy), de mano con la Orden de Confinamiento General en Residencias de la Ciudadanía (No Obligatoria al momento de esta nota), una Frontera General, (De La Patria) y otra particular en nuestras Casas, mientras pasa el pico de la infección y el virus es contenido y/o eliminado por sí mismo a falta de medicamento hoy para controlarlo.

Si bien hoy en La Patria esta garantizado el abastecimiento de la Canasta Básica Familiar, previendo el futuro inmediato cabe preguntarnos ¿Qué pasa en Colombia donde la alimentación básica depende en gran medida del abastecimiento proveniente de otras latitudes?, ¿Hasta cuándo resisten las existencias de importados a nuestro país, si proveedores anteponen a su Nación?, ¿Qué pasaría si no logramos contener el virus antes que dichas existencias comiencen a agotarse y llegaren brotes de especulación generalizados por efectos del desabastecimiento?; Son situaciones probables que se presenten en corto plazo, adicional el alza desaforada del Dólar frente al Peso, su devaluación galopante, sería una real situación de riesgo inminente para La Nación, dando con la combinación letal la economía ordinaria estancada  con una macroeconomía en caída serian el cóctel perfecto para el fracaso.

Lo anterior aunado al tema de la Seguridad Alimentaria hace reflexionar muy a pesar de que se trata de circunstancias excepcionales (Que no son tales ya que periódicamente se presentan nuevas epidemias y pandemias, Peste Negra, Viruela, Varicela, Sarampión, Paludismo, Fiebre Amarilla, Dengue, Gripe Española, SARS, Ebola, H1N1, entre otras y Ahora el Covid_19), se hace absolutamente necesario impulsar, reforzar la producción del Sector Agropecuario  básico, generar excedentes que permitan a la Nación no padecer la zozobra dada la posibilidad de falta de alimentos si llegare a prolongarse la emergencia más allá del tiempo esperado, así como no depender de las importaciones de productos básicos; Necesariamente nos lleva a volver los ojos al Sector Rural donde esta nuestra Seguridad Alimentaria Básica, no es posible abandonarnos a la dependencia de importaciones como lo hemos hecho, hoy es necesario mirar para adentro implementar políticas que garanticen  la alimentación básica de la Nación ante estas circunstancias que estaremos atravesando en las próximas semanas, ojala sea superada de manera muy rápida con los desarrollos de la tecnología médica.

No podemos  como Estado Republicano pretender ser grandes constructores de bienes y proveedores de servicios de alta tecnología  sin garantizar y ofrecer Seguridad Alimentaria para La Nación en situaciones como las que hoy atravesamos; Es obligatorio volver la mirada al campo, hacerlo productivo, cambiar  la concepción de Campesinos a Empresarios del Campo, despojarnos de la idea que el problema es la Tenencia de la Tierra y no su Efectiva Productividad, enfocar los esfuerzos en la transformación agroindustrial de las materias primas.

No hay mejores oportunidades para avanzar que las generadas en los momentos de crisis, los tiempos de crisis son tiempos de oportunidades, este es uno de ellos.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore