COSTA NOTICIAS

De la Especialización Productiva en Emprendimientos Rurales. Por: Miguel Ángel Lacouture

En Desarrollo Rural podríamos en principios clasificar los Emprendimientos en: a) Agropecuarios y b) NO Agropecuarios, dentro de estos últimos están El Turismo, Ecoturismo y Agroindustrias de transformación siempre y cuando se desarrollen en áreas rurales. Agropecuarios, Agricultura, Ganadería, Apicultura, Piscicultura, Porcicultura, etc., ejecutados en unidades productivas en áreas no urbanas.

Se deben crear condiciones en las que el Empresario del Campo sea  efectivo (Eficiente, Competitivo y Eficaz), en los emprendimientos que impulse, esto es, generación de ingresos para él y su núcleo familiar suficiente en una vida digna donde las necesidades básicas  sean satisfecha, crecer como persona y empresario. Debemos preguntarnos ¿cómo lograr que estas personas abandonen la postración económica en la cual se encuentran?

Indudablemente es necesario que el Estado a través de la institucionalidad genere condiciones para que la calidad de vida sea estable y se proyecten a futuro; la Vivienda de Interés Social Rural (VISR), de la mano con ello la formación académica de con Enfoque Rural y Territorial que permita generación de  una nueva clase socioeconómica que  llevará adelante el Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial, haciendo en ellos el cambio de concepción en la producción rural de ingresos, riquezas,  pasar de la economía de mera subsistencia a la economía productiva con base en el Desarrollo Rural, Agropecuario o No Agropecuario.

¿Qué necesita el Empresario del Campo para superar de manera definitiva su condición actual: a) ¿Generar ingresos suficientes con la producción Agropecuaria o No Agropecuaria e industrial, o b) ¿Seguir haciendo y produciendo lo que y como siempre lo ha hecho?; Sin dudarlo la a), generar ingresos suficientes para dignificar la actividad socioeconómica, a través de los diferentes tipos de emprendimientos anotados, Ecoturismo, Agroturismo transformación de materias primas en el sector rural; entendiendo y atendiendo nuevos y variados requerimientos que el mercado exige desde la globalización de ofertas/demandas con productos transformados o solicitados.

Hoy en día es necesario afinar y refinar la producción de materias primas y/o transformados desde las ventajas comparativas que pudiéramos tener frente a competidores globalizados, Agricultura, Marañón, Girasol, Arándanos, Mango, Especias y Aromática Tomillo, Laurel, Manzanillas, Pimienta de diferentes colores y sabores, Albahacas, Pimientos dulces y Chiles Picantes entre otros, la ruta marcada por el Aguacate Hass que se ha logrado posicionar en mercados altamente competitivos, Piscicultura producción en confinamiento en los grandes espejos de agua dispersos en toda la geografía, Cienaga de Zapatosa con cultivos de Doradas no invasoras; Represa de Betania, Tilapias Rojas, Niloticas, Cachamas, Bocachicos entre otras, Granjas Ovinas y Caprinas alternativas a las producciones Bovinas y Bufalinas en las que cada vez se hace mayor la necesidad de traer, adaptar razas especializadas, y retomar las criollas adaptadas tanto en leche y carne.

En todos los Emprendimientos Rurales es absolutamente necesario agregar atributos de valores a las producciones mediante la transformación de materias primas que redunden en mejorar ingresos a los Empresarios del Campo; Tenemos el potencial para producir, colocar en mercados de consumo cubriendo requerimientos de consumidores globales, insistir en la producción de  materias primas que no contribuyen  al finalizar el ejercicio en la generación efectiva de ingresos ni empleos dignos, formales, para el sector rural  es grave error, al intentar una empresa rural se hace necesario conocer  la competencia internacional, de nada servirá producir si la competencia global puede colocar en nuestro mercado a mejores precio, con atributos de valores superiores a los que le agregamos a nuestras materias primas.

En el momento de la toma de decisión para abocar el negocio rural, es claro que perseguimos beneficios individuales  y sociales, es necesario revisarlo desde la perspectiva de la especialización productiva, el Empresario del Campo necesita cosechar bienes que le sean rentables tanto a él como a la sociedad.

Al especializar la producción se generarán ingresos suficientes, accediendo a mercados ampliados igualmente la población general llegando a productos importados de calidad y menores costos a los que podríamos sacar en el país, se generarán empleos formales a la población llevando mejoras en la calidad de vida.

Es necesario afrontar nuevos retos en mercados que esperan  ser abastecidos, para ello el estado debe incentivar la asociatividad como instrumento de empoderamiento de los Empresarios del Campo así cubrír las demandas ampliadas las que difícilmente podríamos solventar de forma individual.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore