COSTA NOTICIAS

Calentando motores. Por: Indalecio Dangond

Esta semana en el marco del sexto Congreso Empresarial Colombiano de la ANDI, se dio oficialmente apertura a la carrera presidencial del 2022.

En los 15 minutos que le dieron a cada precandidato presidencial para exponer sus propuestas de gobierno, todos coincidieron en el mismo diagnóstico pero no en las mismas soluciones. Los precandidatos afirmaron que el paciente que van a recibir el 7 de agosto del año entrante, entrará directo a sala de urgencias como consecuencia de las secuelas que le dejó el Covid 19 y las enfermedades crónicas que padece hace años como la corrupción, desempleo, pobreza, narcotráfico,  endeudamiento, inseguridad e injusticia.

Después de escuchar a la mayoría de los precandidatos que pasaron al tablero a exponer sus fórmulas o programas de gobierno, me quedó una conclusión bien clara. Este paciente que se llama Colombia, no requiere un presidente de izquierda, centro o derecha, este país está necesitando urgentemente un mandatario con mucha experiencia en el manejo de lo económico y liderazgo en lo político. Como dijera el famoso médico y académico español, José Letamendi. “El que sólo sabe medicina, ni medicina sabe”.

Lo otro bueno de destacar en este primer foro de precalentamiento electoral, es que Colombia, a diferencia de otros países de Latinoamérica, tiene varias opciones de candidatos bien preparados, con basta experiencia y muy exitosos en su paso por la carrera pública y privada. Ahí está el claro ejemplo de Oscar Iván Zuluaga, Juan Carlos Echeverri, Enrique Peñaloza, Eduardo Verano, Dilian Francisca Toro y Fico Gutiérrez, entre otros. Hay otros que vienen haciendo una extraordinaria carrera política como Rafael Nieto, María Fernanda Cabal, Paloma Valencia, Alejandro Gaviria, Sergio Fajardo y Juan Manuel Galán.

Si los colombianos le dedicaran un ratico a escuchar las propuestas presentadas ente en este primer fogueo de precandidatos presidenciales (están todas en google), no van a necesitar que los agitadores de las redes sociales (las bodegas de twitter) o alguien con una bolsa de dinero de procedencia ilícita los venga a influenciar a votar por alguien equivocadamente. Hagan el ejercicio, no les dé pereza. Basta con escucharlos y mirar la situación que estamos afrontando en este país, para darnos cuenta quienes tienen la capacidad, el liderazgo y la determinación de convocar a la gran mayoría de los colombianos para que juntos logremos erradicar mediante reformas estructurales la politiquería en la justicia, órganos de control, congreso y la rama ejecutiva. No nos echemos mentira, la única manera de sacar este país adelante -como lo dijo Oscar Iván Zuluaga-, es a través de un acuerdo nacional sobre lo fundamental con todos los sectores y los ciudadanos.

Claramente, el riesgo de la próxima elección presidencial es el voto castigo. Los colombianos estamos decepcionados de tanto discurso bonito y promesas incumplidas; de la extorsión y complicidad entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial; de los escándalos semanales de corrupción; de la falta de oportunidad de un empleo digno y del derroche de dineros públicos en la burocracia del aparato estatal. Ojo con estos temas, un perro con rabia muerde hasta su propio dueño.

En el tintero. Increíble que estemos desaprovechando la oportunidad del superciclo de precios en los commodities agrícolas.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore