COSTA NOTICIAS

Bosque Seco Tropical y Marañón. Por: Miguel Ángel Lacouture

La depredación de la tierra por el hombre para la “Explotación” del suelo, trajo consigo la destrucción del ecosistema del Bosque Seco Tropical, suplido en buena parte por cultivos  estacionales, con el paso del tiempo se convirtieron en improductivos física y económicamente dejando pobreza y destrucción que hasta ahora pereciera entrar en un proceso de mediana recuperación, estabilidad, con un régimen de lluvias dominado por los fenómenos del niño y niña que empobrecen  y hacen menos atractiva la actividad agropecuaria en el Caribe Colombiano y gran parte del territorio de la patria.

Como alternativa de recuperación hemos propuesto El Cultivo del Marañón, árbol que tiene un comportamiento adecuado para lo que estamos viviendo, muy resistente a los largos periodos de sequias (necesario para su floración el stress hídrico),  que se tienen hoy en el área del norte de Colombia, con una baja demanda hídrica y adaptable a suelos de regular calidad.

Sus frutos, nuez y almendra, tienen mercado asegurado tanto para el consumo interno para el cual aún no somos autosuficientes, como el externo, habido de toda la producción que se alcance en cualquier parte de la tierra, es de los poquísimos productos de origen rural que la demanda a nivel mundial es superior a la oferta, crece el consumo de almendra dada su versatilidad y adaptación a diferentes variables de mercadeo en distintas  presentaciones, amén de la sostenibilidad ambiental y económica que trae cuando se hace de manera masiva; los extensos bosques de Peralejo de sabanas tienen una esperanza productiva de recuperación en el Marañón.

El Pseudofruto o manzana, ofrece la versatilidad de transformación a muy bajo costo desde jugos, dulces , confitería, medicamentos e higiene, pasando por el ingenio de utilización culinario  vegano como remplazo a la proteína de origen animal en diferentes platos, entre nosotros hay emprendimientos  que intentan innovar permanentemente, “Bendito Marañón” en San Benito Abad, “Absalón”, en Barranquilla son empresas   en cabeza de mujeres innovadoras , emprendedoras que están permanentemente generando ideas  de transformación y adaptando productos a las necesidades del mercado, trayendo ocupación laboral de mano de obra que por regla general  es  para mujeres.

Nuestras tierras tienen la oportunidad de recuperación con un cultivo autónomo, autóctono, que a mediano plazo puede permitirnos salir del lastre de la pesada carga de economía de mera subsistencia sobre la población rural; la utilización de la tierra  en este proyecto productivo traerá bienestar a la población, en particular a la mujer quien se ocupa en la mayoría de labores  de este emprendimiento.

Solo queda por crear la cadena productiva del Marañón desde el Ministerio de Agricultura, desde allí se le dé el startazo a un agronegocio seguro, adaptable nuestra realidad medioambiental y sostenible, que permita la creación de una agroindustria segura y prospera de alto impacto que redundara en beneficios al deprimido sector agropecuario; que no se desperdicien los esfuerzos constantes de desarrollo tecnológico y biotecnológico que ha venido haciendo en últimas décadas Agrosavia en desarrollo de clones autóctonos (Mapira, Yopare y Yucao), que han demostrado gran adaptabilidad a nuestro sistema y mayor producción de Nuez y Almendra a la media internacional de sobrepasando de 1.000 k  a 1.700k, hectárea año.

Todo está dado para ser un jugador importante en el Marañón, solo se hace necesario el empeño y envión desde el gobierno central para que este sea realidad en el Caribe Colombiano, hay emprendimientos hoy que nacen prácticamente solos, “Asomarcar”. Asociación de Marañoneros del Caribe,  que no se estrelle por la falta de apoyo de políticas desde la dirección central, este no será un caso más de buenas intenciones que solo quedan en el papel.

Nota. Exitosa Macro Rueda de negocios que se llevó en Cerete, “Maíz, Soja País”, en la que se lograron unir de manera activa los actores de la cadena productiva, la solución y el porvenir está en la integración vertical de quienes participan en el negocio agropecuario, “todos ponen, todos ganan”, solo queda afinar experiencias y extenderlo a otros subsectores  de la producción agropecuaria que están en espera de integrarse a las buenas nuevas que trae esta administración, “Todos Juntos Por El Campo”, vemos que en el campo están pasando cosas.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore