COSTA NOTICIAS

Aspiración presidencial de Viviane Morales fue asfixiada y bloqueada de forma infame, aseguró la Ex Candidata

viviane-moralesBarranquilla, 3 de mayo de 2018.- La única candidata mujer Vivian Morales Hoyos que estaba aspirando para la presidencia de la República Vivian Morales Hoyos, renunció a su candidatura este miércoles. La candidatura de Vivian sufrió desde el principio de su aspiración al interior de su partido el partido liberal, allí a Morales le tocó renunciar porque no tuvo las garantías suficientes para poder participar en en la consulta interna que hizo el Partido Liberal. Recordemos que Vivian la quisieron someter a firmar unos acuerdos internos con lo que sintió vulnerados sus derechos a su libertad de conciencia, se dijo que era un Partido machista que también imposibilitó la aspiración de la senadora, Sofía Gaviria. Finalmente no se pudo inscribir a la Consulta Interna, y al no inscribirse Vivian Morales decidió aspirar a la presidencia de la República por el Partido Somos.

Una vez dio a conocer su aspiración por ese partido recibió ataques, empezaron también las los debates electorales a través de la televisión, en universidades, en varios sitios y a ella nunca le invitaron salvo al debate en el canal RCN donde se lució sin embargo esto no fue suficiente.

Afirmó Morales, que tomó la decisión de interrumpir su candidatura a la presidencia de la República, por lo que “le enviado mi carta de renuncia a la Registraduría Nacional. Resulta difícil encontrar en la memoria una campaña presidencial independiente y limpia que haya sido atacada con tanta saña Por sus detractores”, afirmó textualmente.

Morales descarga gran parte de la culpa directamente en el Consejo Nacional Electoral, aunque afirma tener varias razones para declinar su aspiración señala que la imposibilidad de el dinero para financiar su campaña y no tener el dinero a tiempo que debe aportar el CNE.

Dice Vivian Morales en su carta textualmente que el Consejo Nacional electoral obstaculizó el desembolso de los anticipos financieros que le correspondían para adelantar las tareas elementales de su campaña, “todos sabemos que no soy una mujer adinerada y que jamás he hecho negocios con mi vida pública”. Con lo que la llevarme a la asfixia económica total, y con ella una desventaja antidemocrática insuperable”.

Adicionalmente señala la candidata que las trampas evidentes con que la cúpula del Partido Liberal arremetió contra su aspiración una vez renunció al Senado y se inscribió debido al ofrecimiento que recibió del partido Somos. Añade que aún antes del acto oficial de inscripción en su empeño por impedir sus derechos demandaron su candidatura con el ardid leguleyo de una supuesta doble militancia, señaló. Así mismo a denunció que la bloquearon de forma infame y discriminatoria los grandes medios de comunicación y de sus encuestadores, nos desconocieron en los debates en una decisión premeditada para invisibilizarla”.

Aseguró también Vivían Morales que su candidatura no se debió nunca a lago personal como han señalado algunos,  afirma que ella representamos principios y unos valores que no son en abstracto, son principios y valores encarnados en las mayorías morales de nuestra sociedad, en esos hombres y mujeres abnegados sobre cuyos hombros se edifica el trabajo y la esperanza de nuestro país”, señaló. Vivian morales dijo finalmente que “el pueblo Cristiano es un pueblo grande y honrado, la Colombia moral es mayoritaria y limpia y no va a someterla al dolor y la desesperanza que quieren causarle quienes lo han prefabricado todo para burlarla y destruirla”.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore