Ira al sitio web de Fedegán
COLUMNISTAS

Aplicar la ley no es perseguir políticamente. Por: Duván Idárraga

mockus-1Se ha vuelto común en Colombia que toda demanda o investigación contra algún miembro de la izquierda del país, sus militantes o sus aliados, inmediatamente es considerado por sus integrantes como persecución política; algo que resulta paradójico porque cuando son ellos quienes instauran denuncias o piden investigaciones contra personas de partidos contradictorios a ellos, son bastante ácidos y casi que alcanzando nivel de  inquisidores, de inmediato piden cadalso.

Menciono esto a raíz del fallo del Consejo de Estado por el cual pierde la investidura como senador Antanas Mockus, quien fuera elegido el año pasado con la segunda mayor votación para esa corporación. Pese a que es un fallo ajustado en derecho varios integrantes del partido verde y otros miembros de la izquierda colombiana han salido a medios de comunicación y redes sociales a decir que se trata de persecución política y de violación de los derechos del profesor Mockus. No hay tal, el fallo comprobó que había sido electo senador pese a estar inhabilitado por haber contratado con el Estado a través de su Corporación Visionarios pocos meses antes de la elección.

Es importante comentar que en este caso la responsabilidad es del propio Mockus y del partido verde al cual pertenece por inscribir su campaña pese a estar claramente inhabilitado por la ley. Mucho más grave cuando un documento de la Procuraduría General advertía a todos los movimientos y candidatos sobre ello (pueden verlo: “Advertencia de la Procuraduría a partidos y movimientos que apoyen candidatos inhabilitados al Congreso”https://t.co/ZIb6wVIxrN  ).

En este caso considero pesó más el deseo de contar con una figura política de renombre y con buena imagen que les garantizará importante número de votos (como efectivamente sucedió, gracias a tenerlo a él como cabeza de lista  lograron más de 500.000 votos y pudieron obtener 5 escaños adicionales en el Senado) que acatar la ley. Sabían de la inhabilidad, la ley es clara; no obstante  fue candidato, obtuvieron los votos, el monto de la reposición por los mismos y los escaños adicionales. No quisieron aplicar uno de los preceptos del profesor Mockus: “No todo vale.”

Por otro lado, para mí es muy cuestionable mostrar al profesor Mockus como un faro moral. Recordemos que fue uno de los impulsores de la consulta anticorrupción; llama la atención la manera en que durante el gobierno del señor Santos recibió contratos por miles de millones de pesos para hacer defensa del proceso de paz, ni que hablar de su confesión de haber falsificado documentos para las FARC, menos hacerse elegir y posesionarse pese a estar inhabilitado, ni que hablar de sus gestos obscenos de bajarse los pantalones; algo completamente inaceptable y cuestionable.

Son otros los casos en los cuales se han presentado denuncias contra miembros de la izquierda o sus defensores y salen con la excusa de que son perseguidos o que se les limita sus derechos. Ahí está un periodista que fue denunciado en los Estados Unidos por sus continuos abusos en sus columnas, ahora dice que desean callarlo. O el de un senador muy amigo de las FARC cuya esposa trabaja para la JEP. El Fiscal General dijo que investigaba un mico en la Ley Estatutaria de la JEP y dicho senador inmediatamente empezó a hablar de que tenía información de un complot contra él y su esposa; el Fiscal nunca lo mencionó. ¿Será aquello de explicación no pedida, culpa manifiesta?

La Constitución y la ley son para todos, incluidos miembros y militantes de la izquierda; el fallo en el caso Mockus es legal, que se evalúen otras consecuencias derivadas de este hecho  y se impongan las otras sanciones a que haya lugar. APLICAR LA LEY NO ES PERSEGUIR POLÍTICAMENTE.

EL COLMO 1: Absurdo la manera en que en la JEP manejan los casos de Romaña, Iván Márquez y el Paisa. Nada que se presentan y los de la turisJEP no los expulsan. Dice su Presidente Patricia Linares que hay una campaña de desprestigio, no se necesita, con su actuar demuestran que son un tribunal hecho por las FARC y para la FARC. Pensar que hay quienes aún lo dudan.  NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: “Tienen un excandidato al Concejo sindicado de abuso infantil, un exconcejal capturado por el carrusel de la contratación, un congresista por narcotráfico, un senador destituido  por contratista y aun así se siguen llamando el partido de la anticorrupción?”: NO HAY DERECHO.

EL COLMO 3: Con 110 votos fueron rechazadas en la Cámara las objeciones a la JEP presentadas por el Presidente Duque, cerrando la oportunidad de corregir fallas y brindar verdadera justicia para las víctimas, en especial para los menores sobre quienes se cometieron crímenes sexuales catalogados como delitos de Lesa Humanidad.  NO HAY DERECHO.

15 abril, 2019

About Author

EditorCosta


ONE COMMENT ON THIS POST To “Aplicar la ley no es perseguir políticamente. Por: Duván Idárraga”

  1. Juan manuel dice:

    Esto quiere la izquierda llevarnos al abismo Petro la clara Cepeda calle jaramillo farc y santos. Son los principales q quieren. Este país como Venezuela y si no miren la jep para donde va

Responder a Juan manuel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *