COSTA NOTICIAS

A pesar del atropello del Gobierno, de Obama y Francisco, ganó el No, pero Acuerdo Santos-Farc burla al pueblo

Sin embargo Uribe insiste en buscar un mecanismo de participación ciudadana para honrar la defensa de los puntos que el Gobierno no quiso aceptar: Uribe

congreso-2

Cartagena, 27 de noviembre de 2016.- Durante la sesión plenaria de este jueves en el Senado de Colombia, en su  intervención el expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez, se referirió a algunos temas del NO; a las negociaciones que tuvieron lugar con el Gobierno; a algunos puntos que consideró esenciales y que no se aceptaron, otros que mejoraron a la posibilidad que todavía alberga de que pueda haber una concertación con un alto nivel en el Congreso; a la diferencia entre el Pacto Nacional y el pacto de implementación; al proceso de refrendación y al acto legislativo del cual no se ha hablado.

Uribe aseguró que las palabras de Juan Carlos Vélez, se debieron a su omisión al no mencionarlo en el protocolo del discurso de la noche del triunfo del 2 de octubre, razón por las que habría hecho esas declaraciones. No se necesitaba que Juan Carlos Vélez en una rabieta dijera eso, afirmó. Y argumentó que a lo largo de la campaña del NO el Gobierno y algunos de los promotores parlamentarios siempre dijeron para deslegitimar la campaña del No, y opacarla de manera desobligante expresaban que los argumentos expuestos eran mentiras. Todo argumento que se proponía, decían lo mismo., expresó Uribe Vélez.

Reiteró que el triunfo del NO fue muy significativo aunque por una estrecha mayoría numérica, pero con un gran valor, a pesar de que el Gobierno impuso que se redujera del 50 al 13% el umbral, y a pesar de que condensaron en una pregunta 297 páginas.

También se refirió al exceso de presupuesto y dinero ofrecido desde el Gobierno, por el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas que al momento de entregar proyectos de regalías, sometía a los alcaldes y gobernadores que tenían que votar por el sí. Sumándole a lo anterior, los ofrecimientos del Presidente de la República al entregar casas a los ciudadanos que felices recibían la llavecita de su casa, sin embargo los comprometía a votar por el sí.

Recordó Uribe igualmente, que el Gobierno creyó que con la oferta presidencial de soborno a la ciudadanía de Barranquilla, era suficiente para que ganara el sí.

senado-uribe-1Uribe también sacó a colación tener como obstáculo al líder mundial de la denominación Católica, que durante el proceso en La Habana siempre estuvo y sigue estando del lado de las Farc, y el viernes solo unas horas antes del plebiscito, Francisco dijo que había que votar por el sí, en un país que tiene un porcentaje importante de católicos ¡Qué difícil! reconoció Uribe Vélez.

También tuvo la campaña del Plebiscito por el Acuerdo de Santos y las Farc, lideres de campaña como del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con el atenuante de que la opinión pública latinoamericana menos adversa a los Estados Unidos es la colombiana, además de ser Obama, según Uribe, después de Kennedy, quien más aceptación en la opinión pública colombiana ha tenido.

Y como si fuera poco con Francisco y Obama, también tuvo a la ONU de su lado y toda la parafernalia del evento de Cartagena, con toda la comunidad internacional un lunes cuando el plebiscito estaba convocado para un domingo.  “Habrá que estudiar que ya la firma se había hecho y cómo definieron un segundo evento”, cuestionó.

Uribe afirmó que al no estar de acuerdo con los textos sometidos al Plebiscito, su propuesta fue que de no ganar el Sí, se corrigiera el Acuerdo y a pesar de que ganó el NO, y que para muchos, como para Jaime Castro, eximio jurista, era claro que la consecuencia sería la inexistencia del acuerdo, particularmente él, lo que ha querido es honrar la palabra, y desde esa noche propuso un Pacto Nacional, unas modificaciones a ese acuerdo. Modificaciones a las que se dedicaron de muy buena fe sectores del NO, sectores de víctimas, encabezados por Herbin Hoyos, por Diana Sofía Giraldo, y por la senadora Sofía Gaviria, y algunos sectores religiosos.

Afirmó que el último día de esas negociaciones, en una reunión reducida, debido a que se trataba solo de hacer la bitácora, del índice de temas que se llevarían a La Habana, delegados del Gobierno se comprometieron a que una vez examinaran el tema con las Farc, de regreso hablarían nuevamente con los del NO para su revisión, compromiso que no se cumplió.

Uribe en su intervención aseguró ante la plenaria que el Presidente de la República el sábado en la reunión en Rionegro a las 2 de la tarde le dijo que ya habían cerrado con las Farc, que habían incorporado unos temas y otros no y que era definitivo. Sin embargo Uribe le solicitó que con la mejor intención de contribuir a un Pacto Nacional se revisaran unos temas, pero Santos y las Farc cerraron esa posibilidad, afirmó.

Con el Ministerio del Interior el lunes, se volvió a insistir en el Pacto Nacional exponiéndose a una respuesta que esperaba y esta vez vino por cuenta de las Farc, a la petición que Farc estando en Colombia se reuniera con los del No. Públicamente dijeron que no, y además la excusa a través de unas personas señalando que el Gobierno no les permitía la reunión, expresó el Ex Mandatario.

Argumentó que también al Presidente, el pasado miércoles, se le volvió a insistir que se hiciera ese Pacto Nacional y que se reunieran los voceros de los partidos a examinar las diferencias que hay y buscar construir opciones, pero eso tampoco se escuchó, incluso que en ese Pacto asistiera la Justicia porque hay diferencias en la justicia, al igual que Acore, Asociación colombiana de Oficiales en Retiro, porque aún persisten las diferencias.

Aclaró que el artículo 28 de la Corte Penal Internacional del que acusan a José Miguel Vivanco de Human Rigth Whatch de haberlo introducido y aprobado, pero el Gobierno en las 18  fe de erratas en una de ellas  expresa que está corregido y modificado. ¿Entonces Vivanco va a corregir, va a modificar? Cuestionó Uribe.

Añadió que también se propuso que en ese Pacto estuviera el Vicepresidente, Germán Vargas por las objeciones que él ha expuesto, además de su desacuerdo con el tribunal de justicia transicional, de la mayor importancia, pero tampoco se aceptó.

Hoy el Acuerdo sigue siendo entre el Presidente Juan Manuel Santos y las Farc, dejando por fuera al pueblo Colombiano que votó y ganó en Democracia, porque en su mayoría no tienen representación en el Congreso desprestigiado, reclaman otros sectores.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore