Ira al sitio web de Fedegán
CIUDADES Y DISTRITOS, COLUMNISTAS, EDITORIAL

A Barranquilla la tiene perdida en el Covid-19, la letalidad del vacile, el baileteo, la guachafita, y el espantajopismo. O te recoges o te toca despedirte de esta vida!

Barranquilla, 15 de junio de 2020.- La situación en Barranquilla no solo por las cifras oficiales reportadas por el Ministerio de Salud, además de los testimonios contados por los mismos actores de la primera línea desde las redes sociales, no da para creer que haya alguna persecución contra la ciudad ni contra los barranquilleros y atlanticenses como se quiere hacer creer. Tampoco se trata de que algunos sectores estén interesados en sembrar el pánico, simplemente señores, se acabó “la guachafita”, “el baileteo”, “el coge jopo”, “el espantajopismo”, “el vacile” y “la bacanería”. La situación ha cambiado y el modo de vivir desabrochado se acabó. Esa cultura malviviente de que todo es pachanga se acabó, les tocó ponerse serios, tener una vida normal, como debe ser, porque lo anormal es vivir en el vacile y la bacanería, o simplemente despídase de su familia porque ni a enterrarlo podrán asistir!

El foco de la pandemia es esta ciudad, este departamento, entiéndalo!

Este domingo, los resultados arrojados por el Ministerio de Salud, indican que de 12.192 pruebas procesadas, 760 nuevos casos de contagios de COVID-19 se presentaron en el Departamento del Atlántico. De los cuales 353 en Barranquilla y 407 en municipios del Departamento del Atlántico. Y de los 75 fallecidos 31 fueron en este departamento. Las cifras indican que del consolidado nacional de contagiados con Covid-19, el 34% corresponde a este departamento, y el 41% y muertes a nivel nacional han sido en este departamento.

Esas cifras son reales, además que fueron advertidos por los mandatarios locales desde el inicio de la pandemia en la ciudad, recójanse! Muchos no quisieron creerlo y continuaron con la vida alegre, unos continuaron con la amante, otros en los prostíbulos, los culigados en las calles, las reinitas espantajopos en su vagabundería, los corruptos como si no fuera con ellos, los bandidos igual. Hasta las prostitutas creyeron que podían seguir vendiendo el cuerpo, incluso los expendedores de droga les tocó, al parecer quedarse quietos…sin embargo las y los espantajopos no se recogen… 

Y es que los vendedores de alucinógeneos quedaron expuestos a ser descubiertos. Ahora solo quedan los vendedores ambulantes quienes salen a la calle por necesidad. Igualmente quienes tienen por obligación que salir a trabajar, personal médico, sector de loa alimentos. Diligencias médicas, de banco. Y uno que otro “gatillero”, expuesto a que lo cojan con la mano en la masa, o que se le pegue Covid-19 una vez lo agarren y caiga con los otros presos. Incluso hasta los Testigos de Jehová les tocó recogerse…sin embargo las y los espantajopos no se recogen… 

En los barrios del sur de Barranquilla, como una que otra reinita espantojo del norte con sus acompañantes corruptos, son quienes sin temor alguno desafían la muerte! Pero quiénes son estos que permanecen en las calles?, los ignorantes, los rebeldes que no respetan ni padre ni madre, sino respetan padre ni madre, no respetan las autoridades, no respetan a nadie. Son esos mismos que siguen creyendo que la vida es un Carnaval. Ignorantes, que no entiende que no es una enfermedad la que están desafiando, sino a la misma muerte. La recomendación es recogerse!

Hay otros que no obstante lo recogidos en sus casas no han recogido su espíritu, y aún dentro de sus propias casas continúan desafiando el peligro atacando a su familia, a su mujer, a sus hijos, a sus padres, al hermano, al vecino, y aún desde sus mismos celulares a todo el que se le atraviese. “A esos hay que recordarles que no están lejos de la vista del Covid-19 porque detrás de ellos va esa plaga”. Así que no te queda otra alternativa que recogerte!

Y también hay argumentos para aquellos que creen y gritan a los cuatro vientos que el Covid-19 no existe.

Asegura la psicóloga Jennifer Ortiz “que barrios como Rebolo y las Nieves, con cerco sanitario incumplieron toque de queda y ley seca al igual que el barrio Valle, sin dejar de mencionar las fiestas de grados y cumpleaños en los conjuntos residenciales del norte de Barranquilla. Esto es no tema de alcaldes o gobernación, es un tema de autorregulación, cada uno tomando medidas, ser consientes, ser responsables”…. Y recuerda que “Barranquilla es 7 veces más pequeña que Bogotá, sin incluir municipios supera los casos (# de hab Vs extensión territorial). “”Dejémos de decir es culpa de “soledad” es culpa y responsabilidad de todos. En Barranquilla a diario está muriendo mucha gente, el Atlántico en general está muy mal quedémonos en casa estamos viviendo días cruciales””.

En estos momentos la ciudad está hasta el tope, prácticamente el 100% de las camas UCI copadas. Así se puede asegurar luego de leer a un médico que afirma desde su cuenta de tuitter “estoy de turno hoy en una clínica de Barranquilla, y tengo que ventilar 4 pacientes y dispongo de 1 solo ventilador. No hay cama en UCI, están en remisión los pacientes y no hay respuesta respecto a la aceptación. Se requieren medidas urgentes”. Y se lee también a alguien preocupada por su familiar: “mi papá tiene los pulmones comprometidos y ha pasado todo el día una silla, solo con oxígeno. Será posible que en Barranquilla no haya una cama para una hospitalización decente?”, haciéndole con ello el llamado al alcalde Jaime Pumarejo y a la Secretaría de Salud de Barranquilla, y un SOS, al final: “Ayuda por favor!”

Sin embargo hay aún quienes han perdido toda esperanza que en Barranquilla la cultura del baileteo, la bacanería y el desabroche se corrija con el Covid-19, afirma que “pueden hacer mil cosas, que aquí no hay un cambio verdadero hasta que no se cambié la mentalidad estúpida del barranquillero promedio del vacile, de todo está bien, de que el que critique algo de la ciudad es un cachaco envidioso, si no te gusta vete de aquí, etc”

“Y sale uno a decir que en Barranquilla NO hay cultura ciudadana y salen con estupideces de “lárgate entonces” y ese tipo de respuestas. Ojalá algún día eduquen a la gente y la dejen de engañar con la chabacaneria y el fútbol”, advierte otro. Mientras Said, un ingeniero desde su cuenta de tuitter afirma que “todo empieza con las cadenas radiales Olímpica Stereo y la La Reina FM que todo lo quieren volver vacilón y se crea la cultura del vacile y la coletera y el ron, incentivan a la gente a tomar y hacer fiesta en el sur”.

A la anterior invitación la motiva a la infraestura de viviendas tipo “cajitas de fósforo” donde habitan hasta tres familias que llevan a la gente a salir de sus casas ante el inclemente clima de estos días, tema muy importante en las circunstancias actuales.

Y lo que nadie esperaba, es que el Sistema de Salud presentado como lo último y más moderno del país, quedara en evidencia que era solo cemento, construcción, varilla, pero de infraestructura hospitalaria con los elementos necesarios para la atención de enfermedades respiratorias, nada de equipamento. Falta de ventiladores, ante todo ventiladores!

Cabe destacar finalmente, que sin embargo también hay que poner de presente la irresponsabilidad al inicio no obstante las advertencia que por un lado hacían las autoridades pero que al mismo tiempo sin control en las empresas de Transporte especialmente Transmetro el virus se fue expandiendo. Al igual que hay que decir que también hay quienes inocentemente caen presa de la enfermedad por causa de las irresponsabilidades de otros, y por todos estos inútiles culigados de calles, reinitas espantajopos los dueños del “vacile” y “la bacanería que solo sirven para destruir”!.

15 junio, 2020

About Author

EditorCosta


ONE COMMENT ON THIS POST To “A Barranquilla la tiene perdida en el Covid-19, la letalidad del vacile, el baileteo, la guachafita, y el espantajopismo. O te recoges o te toca despedirte de esta vida!”

  1. Raúl Mesino dice:

    La cultura de vivo que hoy es el más bobo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *